post

5 claves para escoger la mejor maleta para llevar en cabina

Una de las cosas más placenteras, al menos a mi parecer, que puedes experimentar alguna vez es viajar en un avión. Sin duda alguna, la experiencia de transportarnos en el aire para mí se me hace mágica. Por esta razón, es entendible que al momento de esta travesía, queremos tener todo a la mano.

Lo mismo me sucede cuando tengo que realizar algún tipo de viaje en tren o en barco, pues en mi caso particular, no soy de las personas a las que le guste que su equipaje esté en la bodega. He tenido malas experiencias con ello, e incluso más de una vez recibí mi equipaje con algún golpe o daño.

Por esa razón, empecé a llevar mis cosas en la cabina, pero tuve que comprar maletines que me permitieran hacerlo. Así que por eso, hoy quiero compartirte unos cuantos aspectos que consideré a la hora de comprar la mejor maleta para llevar en cabina.

 

1. Revisa la dimensión de la maleta

En primer lugar, es indispensable que revises la dimensión de la maleta para saber si la misma puede estar en la cabina contigo. Una forma de saber esto es contactándote directamente con la aerolínea a la hora de realizar el pago de tu boleto aéreo.

Normalmente, antes de realizar previamente la reservación, las aerolíneas informan a los pasajeros sobre las dimensiones que pueden tener los equipajes con los que tienen permitido viajar. En la Unión Europea existen tamaños estandarizados como lo son las maletas de 56x45x25 o aquellas que son de 55x35x25 como 50x40x20.

Con estas dimensiones, tu maleta debería ser aceptada en la mayoría de las líneas aéreas sin inconveniente alguno. Aquí puedes revisar una comparativa de los mejores modelos de estas maletas. 

 

2. Cuida los materiales

Aunque tu maleta esté en la cabina, no significa que debas escoger una maleta con un material que pueda ser roto fácilmente. Ten en mente que tu maleta debe ser resistente ante el movimiento ajetreado de tu viaje y que una ruptura de cualquier espacio, puede suponer un problema grave para trasladar tus cosas.

Una forma de evitar este potencial riesgo es adquiriendo una maleta que esté hecha de buenos materiales, altamente resistentes, sintéticos y que sean difíciles de rasgar como de romper. De esta forma, tus objetos estarán protegidos durante el transcurso del viaje sin importar a dónde vayas.

Y ojo, esto no sólo aplica al revestimiento y tela de la maleta. También considera la calidad de los materiales del asa de tu maleta, como también de sus ruedas y hasta de sus cremalleras o cerraduras. Quizás debas invertir un poco más, pero te aseguro que vale la pena.

 

3. Aprovecha los espacios

Muy importante es que aproveches los espacios de tu maleta, pues recuerda que a diferencia de la bodega, la cabina suele tener espacios sumamente reducidos por lo que una maleta de gran tamaño no es algo muy conveniente de ubicar en ese espacio. Ten en mente también que, al estar en la cabina, necesitarás una maleta que puedas mover fácilmente en caso de que suceda algún tipo de emergencia.

Igualmente, aprovecha de que tu maleta de cabina tenga espacio suficiente para almacenar todo lo que necesites guardar allí. Algunas vienen incluso con un doble fondo o también otro tipo de compartimientos adicionales que puedes usar para maximizar su uso.

 

4. Seguridad ante todo

Aunque tu maleta vaya a ir en la cabina del avión, no te confíes mucho y no la dejes sin protección. Te lo digo por experiencia propia. Recuerda elegir una maleta de cabina que tenga algún tipo de protección adicional mas allá de una buena cremallera. No es por ser desconfiado, pero la verdad en algunas ocasiones los pasajeros pueden levantarse en pleno vuelo o la misma puede abrirse por si sola si no está bien sellada.

 

5. Verifica con la aerolínea

Como te he destacado anteriormente, es sumamente importante que a la hora de realizar tu reservación verifiques con la aerolínea por si las dudas con respecto a las dimensiones de tu maleta. Si bien te he compartido varios tipos de medidas estandarizadas, recuerda que estas dimensiones pueden variar por la línea aérea, ya que no todas tienen aviones del mismo tamaño. Así que verifica con ellos antes de abordar para que tu maleta pueda cumplir con los estándares.

Existen muchas otras consideraciones que puedes tomar a la hora de comprar tu maleta para la cabina además de las que te comenté en este post. Sin embargo, te invito que tengas muy en mente si este modelo de maleta se adapta a tus necesidades previo a la compra, ya que esto es muy importante para no entorpecer tu experiencia de viaje. ¡Espero que estos consejos te hayan ayudado a tener más claro cómo elegir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.