post

Arte urbano y mundo rural: la combinación perfecta de Fanzara (Castellón)

Normalmente solemos relacionar el arte urbano y los graffiti con grandes ciudades. Al fin y al cabo, su propio nombre lo indica, ¿no? Pues no siempre tiene por qué ser así. El arte urbano también puede formar parte del mundo rural e incluso favorecer en mayor medida que en una ciudad. Vamos a conocer el caso de Fanzara, un pueblo de Castellón que apenas era conocido hasta hace unos años.

1. ¿Dónde está Fanzara?

Fanzara es un pueblo del interior de Castellón perteneciente a la comarca del Alto Mijares en el que, según el censo de 2018, viven 276 habitantes. Su entorno es envidiable: completamente rodeado de montes y naturaleza, a las faldas del río Mijares. Una zona llena de calma.

Fanzara está a 32 km de Castellón de la Plana. Para llegar desde allí, se tiene que coger la CV-20. De la ciudad de Valencia lo separan 81 km, pero en poco más de una hora se llega gracias a la A-7 (el último tramo es de nuevo la CV-20).

 

2. Fanzara antes del arte urbano

Como pasa en gran parte de los pueblos rurales del interior de España, la población de Fanzara es bastante envejecida y, como os he dicho, escasa. Apenas hay trabajo en lo que es el pueblo en sí, es común que la gente trabaje en zonas de mayor empleo de alrededor como Onda, donde hay grandes fábricas de cerámica.

A comienzos del S. XXI se aprobó instalar en Fanzara un vertedero de sustancias peligrosas. Esta idea no gustó a una parte de los vecinos y por eso nació la plataforma Vertedero Sustancias Peligrosas No. Tras varios años de lucha, en 2007 se consiguió que la Conselleria de Territorio de la Comunitat Valenciana declarara esta acción de impacto ambiental, prohibiendo la recalificación del territorio y el almacenamiento de residuos peligrosos.

No obstante, el tema de crear o no un vertedero de residuos tóxicos en los alrededores del pueblo creó cierto conflicto entre los vecinos que estaban a favor y en contra, algo realmente negativo en un pueblo tan pequeño en el que todo el mundo se conoce.

 

3. El proyecto MIAU Fanzara

En 2011, el Ayuntamiento de Fanzara cambió de gobierno. Fue entonces cuando, queriendo volver a unir al pueblo y hacerlo especial, pensaron en la idea del MIAU Fanzara: un museo inacabado al aire libre. Para este nacimiento contaron con Pincho, un grafitero de Madrid, y en 2014 tuvo lugar la primera edición.

La idea es simple: una vez al año, decenas de grafiteros vienen a Fanzara y pintan alguno de sus muros, casas o incluso contenedores. Lo hacen de una forma voluntaria, por amor al arte, nunca mejor dicho. La gente del pueblo los acoge en sus casas, por lo que se produce un intercambio de generaciones, ideas, unas jornadas de convivencia que aportan un gran valor a los habitantes del pueblo.

En un principio, solo aproximadamente la mitad del pueblo estaba de acuerdo con el proyecto. Pero poco a poco, viendo el impacto tan positivo que está teniendo, son cada vez menos los detractores del MIAU Fanzara. Prácticamente la mayoría del pueblo está encantada con sus nuevos vecinos de colores y los visitantes que vienen a verlos.

 

4. Presente y futuro de Fanzara

El resultado de cinco años de ediciones han llevado a que en Fanzara haya más de 150 graffiti e intervenciones artísticas repartidas por todo el pueblo. Ha conseguido que a este municipio, que antes apenas conocía la gente de alrededor, hayan venido más de 25.000 personas llamadas por la curiosidad de ver las pinturas que decoran las calles.

Y la fama de Fanzara no para de crecer. Cada vez se ven más fotos en las redes sociales, oyes hablar a más gente sobre este pueblo. Con lo que me gusta el arte urbano, yo ya llevaba un tiempo deseando ir y al fin pude conocerlo gracias a A mamá le gusta viajar, que me hizo de guía y anfitriona.

No pude evitarlo, fui con bastantes expectativas a visitar Fanzara. Y, sin embargo, me sorprendió. No me esperaba tal despliegue de graffiti, de tan distintos estilos. Nunca había visto combinar de esa manera tan monumental el mundo rural con el arte urbano. Cómo estas viendo un graffiti en total silencio, respirando aire fresco y con la montaña al fondo.

Lo que también me gustó mucho es la implicación de la gente del pueblo. Nosotros fuimos un día tranquilo, que además era bastante pronto por la mañana. Los habitantes se mostraron muy amables ayudándonos a encontrar algunos graffiti que queríamos ver y no encontrábamos. Incluso un hombre nos gritó desde lo lejos: ‘¡Mirad ese graffiti desde el móvil! ¡A simple vista no se ve pero es un gato!’

El próximo festival MIAU Fanzara se va a llevar a cabo del 4 a 7 de julio de 2019. Estos días el ambiente es excepcional, pero ten en cuenta que es cuando más gente va a haber. Si quieres disfrutar de los graffiti ya acabados, con más calma, lo mejor es que vayas cuando ya hayan pasado los días de creación.

El propio MIAU Fanzara se describe como un museo inacabado. Y es que esa es la gracia del arte urbano: es efímero, siempre hay sitio para un graffiti nuevo. Grandes obras de arte que siglos atrás se habrían quedado guardadas en un museo para siempre, aquí es posible que desaparezcan de un año para otro. Verás como unos graffiti van perdiendo su color por las inclemencias del tiempo o como otros son tapados para poder pintar encima.

Fanzara es un ejemplo más de que el arte urbano es muy valioso. Revitaliza, conecta generaciones, te hace pensar e incluso rescata pueblos en el olvido para volver a ponerlos en el mapa. En los siguientes artículos tienes más ejemplos de ello repartidos por todo el mundo:

 

Artículos relacionados

2 thoughts on “Arte urbano y mundo rural: la combinación perfecta de Fanzara (Castellón)

  1. Qué guay ha quedado este artículo!! Me encanta.toda la información, las fotos, la experiencia… Un gran referente en el streetart y un pueblo pionero. Cada vez, se encuentran más, pero Fanzara está continuamente renovándose.
    Un abrazo y hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.