post

Buscar piso en el extranjero: el timo de Airbnb

Ya sea por necesidad o por ganas de vivir una experiencia distinta, cada vez más gente se lanza a trasladarse durante una temporada al extranjero. Una vez decidido el destino, lo siguiente que buscamos suele ser el alojamiento. Desgraciadamente, hay un engaño que cada vez más gente ha sufrido y del que te quiero hablar para que a ti no te pase.

Algunas de las razones principales por las que los jóvenes y no tan jóvenes deciden irse a vivir a otro país es para hacer un Erasmus, trabajar durante una temporada o mejorar un idioma. Hay personas que se aprovechan de la situación de estos viajeros para engañarles y robarles dinero, mucho además.

Bastante gente opta por buscar su futuro alojamiento en el extranjero desde Internet, para así una vez llegas al país ya tienes un sitio fijo donde dormir. Hay muchos portales dedicados a este tema y, desgraciadamente, cada vez más gente que introduce timos en ellos. Tanto algunos amigos como yo hemos sufrido estos intentos de timo. En mi caso, casi pierdo 1.000€. Hubiera llegado a mi destino, Praga, y me habría topado con que había pagado un dineral pero no tenía el piso prometido.

Los puntos en común que este tipo de engaños suelen tener son varios. Tú estás buscando un alojamiento en una web supuestamente fiable (en el caso de Reino Unido, Spaceroom o Gumtree) cuando te encuentras con la oferta de un alojamiento céntrico, bastante nuevo y con un precio asequible (no una locura de barato, pero sí menor que la mayoría de ofertas).

Normalmente, contactas con la persona que ha puesto el anuncio y ésta, en vez de seguir la conversación por la web, te dan su email o Whatsapp. Las coincidencias en estos tipos de timadores continúan: la mayoría te dicen que alquilan el piso o la casa durante unos meses porque, aunque son de la ciudad, están fuera y no le dan uso. Algunas excusas que nos han dado: trabajo en Alemania, estoy embarazada y voy a dar a luz en Austria porque allí vive mi suegra…

 

Te hace preguntas a ti para que parezca una conversación normal entre arrendador e interesado, y luego te dice las condiciones: para reservar el piso, tienes que pagar la fianza de un mes o dos meses, o pagar por adelantado varios meses. La suma que al final te dice que tienes que pagar puede ser diferente, en mi caso fueron 1.000€, pero en otros ha sido 1.500 libras o incluso 2.000.

A mí me llegó a pedir los datos para escribir el supuesto contrato e incluso le envié una fotocopia de mi pasaporte, cosa que no me hizo nada de gracia al enterarme de que todo era un timo. Fui a la policía a denunciarlo para que quedara constancia, por si acaso utilizaban mis datos, pero me dijo que al no haberme llegado a timar no podía denunciar.

Y aquí llega el punto clave de todo esto y por el que mucha gente suele caer en el engaño: para demostrarte que es un alquiler totalmente fiable, te dice que vais a hacer la reserva por Airbnb. ¡Entonces nada puede salir mal! (Piensas tú desde la inocencia). Pues sí, puede salir mal:

En mi caso, a mí el supuesto casero me dijo que Airbnb me mandaría un mail con el enlace de la casa. Así fue, me llego un correo electrónico que bien parecía de la web oficial de Airbnb: con el logo, las fotos de la casa, las características del alquiler… Pero dos fueron las cosas que a mí me hicieron estar alerta: la primera, que te pedía hacer el pago de la reserva mediante una transferencia bancaria a una cuenta de Londres (yo alquilaba para Praga). La segunda, que el mail, pese a contener la palabra Airbnb, era un poco más largo.

En otros casos que han sufrido mis amigos, ya no es que les enviaran un mail que parecía de airbnb, sino que directamente le pasaban el enlace de una web que al entrar parecía este portal de alquiler, pero que si te fijas en la URL ocurre lo mismo, es una dirección más larga y extraña, por ejemplo, airbnb.com-itinerary-space938524.eu.

A veces te dicen que te darán las llaves en mano el día que llegues. Otras, si por ejemplo les pides que un amigo que vive allí vaya a ver el piso, te dice que no hay nadie para enseñarlo y que la puerta se abre mediante un código que te facilitarán al hacer la reserva.

Si te das cuenta a tiempo no pasa nada, se queda en un susto. Yo, como sospeché, me puse en contacto con Airbnb y me confirmó que ellos nunca piden transferencias a cuentas bancarias, que el pago se hace a través de su web, y que este tipo de timos estaba proliferando cada vez más.

 

ejemplo de intento de timo: mi caso en praga

He encontrado los emails que estuve intercambiando con la persona que me intentó timar. Tenía nombre alemán y correo de outlook de Alemania (acabado en .de). Os pongo pantallazos del correo que me llego supuestamente de Airbnb (el correo era support@airbnb-checkout.co.uk, como podéis ver, puede parecer bastante oficial, pero no lo era):

Como observamos, el email comienza con las imágenes típicas que incluye Airbnb en sus correos (pero en este caso, son solo fotos, no es un enlace que te redirige a la web). Me dice que el pago lo tengo que hacer en menos de 24 horas. Vamos, para que no me de tiempo a pensar e indagar.

Como veis aquí se reflejan los datos de la reserva, mis datos y meten iconos de pago seguro para que parezca que todo es oficial y que tienes garantías.

Esto es lo que a mí más me hizo dudar. ¿Un hombre alemán me alquila su piso en Praga pero tengo que hacer una transferencia a una cuenta de Londres? ¿O es que ahora Airbnb también tiene opción y se lo estás pagando a ellos como intermediarios? Te pide hasta que le mandes un justificante, para que todo siga pareciendo oficial.

La cantidad que se supone que tenía que pagar y un dudoso código de barras. Para terminar, otras imágenes típicas de Airbnb pero que, de nuevo, no estaban enlazadas a ninguna página web, ni el botón de conectar con Facebook (son detalles muy pequeños pero que yo me puse a mirar a fondo).

Una vez que confirmé que era un timo, yo opté por dejar de comunicarme con el timador y denunciar su cuenta en el portal de alquiler que lo había encontrado. Él me envió varios correos más preguntándome que si había algún problema y, como no le contestaba, debió de deducir que lo había pillado y me dejó tranquila. ¿Pero y todos los que caerían? Esta gente puede ganar miles de euros en un solo día…

Si hubiera sido engañada, habría llegado meses más tarde a Praga, a las tantas de la noche, y me hubiera encontrado en la calle sin tener donde dormir y habiendo perdido 1.000€, una cifra que para cualquier persona supone muchísimo dinero (en mi caso, prácticamente toda la beca que me daban por irme a hacer prácticas al extranjero).

 

Consejos para que no te engañen al buscar piso

Después de vivir una experiencia así, caes en la cuenta de pequeños detalles que en el mismo momento no identificas, ya sea por simple inocencia o porque estás desesperado por encontrar un alojamiento en una ciudad en la que es realmente difícil. Si sigues estos consejos, tú también podrás identificar estos intentos de estafa:

  1. Desconfía de ofertas demasiado bonitas para ser ciertas. En ciudades como Praga o Bristol donde es muy complicado encontrar un piso de alquiler, es prácticamente imposible que te ofrezcan a ti un alojamiento muy bueno a un precio de lo más razonable. Aunque luego pensado fríamente se viera a a legua que era una oferta engañosa, en el momento no es tan fácil darte cuenta.
  2. Busca las fotos del alojamiento en Google. Si hubiera hecho esto nada más ver la oferta no hubiera perdido el tiempo. En una de las imágenes del alojamiento del propio anuncio, haces clic con el botón derecho y le das a ‘Buscar imagen en Google‘. Si es un timo, probablemente te saldrán anuncios de alquiler de ese piso en otras partes del mundo y otros portales que han utilizado las mismas fotos. En mi caso el mismo apartamento se alquilaba en Praga y varios barrios de Londres.
  3. Intenta que la conversación y las gestiones se hagan en la misma web o portal en la que has encontrado el piso, no por Whatsapp o email
  4. Si te dicen que se va a realizar la reserva por Airbnb, asegúrate de que es mediante la web oficial. Si buscas el piso de forma manual y no lo encuentras, tan sólo te sale a través del enlace que el supuesto timador te proporciona, lo más seguro es que sea un engaño. Ante cualquier duda, contacta mediante el chat de la web oficial de Airbnb con uno de sus empleados, ellos te confirmarán si se trata o no de un engaño.
  5. Aunque esta opción es obviamente más cara, a veces la única opción de conseguir un piso a distancia sin que te engañen es contratándolo por medio de una agencia o inmobiliaria. Si no, otra alternativa es alojarte en un hostel o apartamento los primeros días que llegues al destino y dedicarte a buscar tu alojamiento una vez estés allí.

Si tú también has sufrido algún timo o intento de engaño de estas características, cuéntanoslo en comentarios para ayudar a más gente a que no sea engañada de esta forma y así no pierda dinero ni empiece su experiencia en el extranjero de la peor forma posible.

 

artículos relacionados

4 thoughts on “Buscar piso en el extranjero: el timo de Airbnb

  1. En Berlín el mismo tono está a la orden del día también… Desgraciadamente cuando hay más demanda que oferta salen lxs sinvergüenzas por todas partes abusando del necesitado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.