post

Cala Granadella: una de las mejores playas de Jávea

Jávea es una población de Alicante que está rodeada de numerosas playas de diferentes características y, por lo general, de gran calidad. Una de las más destacadas es la Cala Granadella, ya que está en medio de la naturaleza pero a la vez cuenta con numerosos servicios.

La Cala Granadella se localiza a 11 kilómetros de Jávea, aunque se tarda en llegar unos 20 minutos, puesto que la carretera es bastante estrecha, sinuosa y atraviesa algunas urbanizaciones. Lo mejor es guiarse con un GPS o Google Maps, pues aparece debidamente indicada, ya que las señales de la carretera pueden ser un poco confusas. Debido a la popularidad de esta playa, se suele llenar, por lo que en los últimos años están controlando el acceso en coche a ella.

Por eso, si quieres garantizar que llegarás a ella en tu propio coche, lo mejor es ir bastante pronto, antes de las 10 de la mañana. De ese modo, seguramente puedas pasar sin problemas y aparcar o en el parking de al lado o en la carretera que sube la colina (Calle Pic Tort).

Aparcar en la Granadella

Sin embargo, en verano, a partir de aproximadamente las 11 bajan una barrera de control en el inicio de la carretera y ya no permiten pasar a más coches. Si llegas más tarde, no te preocupes, porque puedes ir a la playa igualmente. Para ello, deberás aparcar tu coche en un parking habilitado en la Urbanización la Guardia, una zona que está un poco antes de llegar al control que os he mencionado.

Desde este punto, durante todo el día pasa un autobús que va de forma gratuita hasta la Playa de la Granadella, por lo que puedes subir a él sin problemas y volver a tu coche después de la misma forma, pues pasa cada 15 minutos aproximadamente hasta las ocho de la tarde.

 

Una vez en la cala, veréis que ésta dispone de diferentes servicios como restaurante, alquiler de tumbonas, socorrista, etc. No obstante, si yo recomiendo esta playa no es por sus facilidades, sino por sus aguas: el agua aquí suele ser muy tranquila y transparente, por lo que es perfecta para hacer snorkel.

Aquí yo he podido ver por primera vez en el Mediterráneo una preciosa estrella de mar (importante: si ves una no la cojas ni la saques del agua, son muy delicadas y acabarías con su vida) y un pulpo, así como cientos de peces, algunos muy grandes y otros tan coloridos que parecían del Caribe.

Por eso, os recomiendo llevar gafas y tubo o, como en mi caso, máscara para hacer snorkel, así como zapatillas acuáticas o aletas, ya que la playa es de piedras y no es nada cómodo ir descalzo. Igualmente, recuerda llevar agua fría y protector solar, pues como en cualquier playa pega bastante el sol y, además, no es sencillo poner una sombrilla por el tema de las piedras.

Playa de la Granadella, Jávea

Si sois más de nadar que de bucear, también es muy buena opción ya que como he dicho el agua está bastante tranquila. Asimismo, hay mucho espacio y en el centro de la playa encontrarás una especie de plataforma flotante para descansar o tirarse desde ella.

Si estáis huyendo de las playas de arena y enclavadas en plena ciudad, seguro que la Cala Granadella os encanta y os planteáis volver más de una vez.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.