post

En coche a Florencia: dónde aparcar y cómo librarse de las multas

Si estás haciendo un viaje en coche por la Toscana, seguro que Florencia está en tus planes. No obstante, debes tener mucho cuidado a la hora de entrar y moverte en coche por Florencia, ya que hay grandes restricciones en cuanto a circular y aparcar se refiere. En este artículo, te cuento cómo nosotros nos libramos de una gran multa, te explico en qué consiste el ZTL de Florencia y te recomiendo dónde aparcar.

1. ZTL de Florencia: zona restringida y multas

Buena parte de Florencia se comprende dentro de una Zona de Tráfico Limitado o ZTL. Este ZTL tiene distintas zonas y prohibiciones, siendo la más estricta la que prohíbe circular a cualquier vehículo que no esté autorizado, y por lo tanto, a cualquier turista o visitante. La zona con esta gran restricción es el casco antiguo, nombrado oficialmente como Zona A.

Como puedes ver en la imagen, esta zona de acceso prohibido empieza al cruzar el río y se extiende alrededor de los principales atractivos de Florencia. Sabes que estás entrando a la zona ZTL porque verás un cartel que lo indica y un semáforo: si está rojo, significa que está prohibido pasar, si está verde, es que en ese momento sí que se puede.

El acceso está prohibido de lunes a viernes de 7.30 a 20.00 y los sábados de 7.30 a 16.00. Por lo tanto, si por ejemplo llegas un domingo o un jueves a las 22.00, sí que puedes entrar con el coche y parar durante unos minutos (que no aparcar en la vía publica). Pero ten mucho cuidado: en primavera-verano este horario es mucho más extenso.

Desde el primer jueves de abril hasta el primer domingo de octubre, además de las horas restringidas que ya os he indicado, tampoco se puede entrar desde las 23.00 del jueves a las 03.00 del viernes; desde las 13.00 del viernes hasta las 03.00 del sábado; y desde las 23.00 del sábado hasta las 03.00 del domingo. Este es el conocido como horario nocturno y como ves es bastante más restrictivo.

¿Qué pasa si entras al ZTL estando el semáforo en rojo? Junto al semáforo hay una cámara que le hace una foto a la matrícula de todos los coches que pasan. Por lo tanto, como tu matrícula no estará autorizada para pasar (a no ser que el hotel en el que te alojes lo tramite) al cabo de varios meses te llegará una multa muy gorda a casa. El precio de la multa por entrar en la zona ZTL de Florencia es de entre 80 y 335€. Además, si vas en coche de alquiler, la empresa de coches te cobrará una tarifa de unos 40-50€ por gestionar la multa. Vamos, que la broma sale cara.

 

2. Cómo librarse de la multa del ZTL de Florencia

Si escribo este apartado es porque nosotros caímos en ‘la trampa’ pero encontramos la forma de librarnos de la multa. Reservamos un apartamento en el centro de Florencia, muy cerca de la Basílica de la Santa Cruz. Llegábamos un viernes de septiembre sobre las 22.00, y la casera nos dijo que a esa hora podíamos pasar sin problemas a descargar las maletas y luego ella nos indicaría donde aparcar.

Confiamos en su información: error. Como os he indicado, en verano el horario es más restringido, y a esa hora el semáforo estaba en rojo. Cuando llegamos a la zona del ZTL, concretamente a la Via Tripoli, vimos el semáforo en rojo y paramos sin entender qué pasaba. El asunto es que detrás de nosotros había un taxi que nos empezó a pitar para meternos prisa, así que debido a la ignorancia de la normativa, a la imposibilidad de dar marcha atrás y a la insistencia del taxista, entramos.

Así nos quedamos cuando nos dimos cuenta de que la habíamos liado

Y después confirmamos que habíamos incumplido la norma y nos iba a llegar una buena multa. La casera de nuestro apartamento no nos dio indicaciones muy exactas, así que lo primero que hicimos fue sacar el coche de esa zona y meterlo en un parking cercano hasta ponernos en situación, buscar información y decidir qué hacíamos.

Afortunadamente, conseguimos solucionarlo. Fuimos a hablar con el trabajador de un parking que se encuentra dentro de esta zona ZTL: el Garage dei Tintori (su dirección es Corso dei Tintori, 35). Tuvimos la suerte de que esa noche había trabajando un chico cubano, así que pudimos hablar con el en español y nos explicó lo siguiente: si tras haber entrado con el semáforo en rojo a una zona ZTL, llevas el coche a ese parking en las siguientes tres horas a haber cruzado el semáforo, él puede meter la matrícula en el sistema de datos y entonces no habrá multa.

Así que nosotros hicimos eso: volvimos a entrar con el coche a la zona ZTL para meterlo dentro de este parking antes de que se pasaran las tres horas desde la primera vez que entramos. El chico metió los datos en la web y, aparentemente, el peligro de multa desapareció. Le dijimos que dejaríamos el coche allí un día (ya que imaginábamos que el precio de ese parking no sería bajo) y miramos un parking más barato para los próximos días.

A nosotros el dejarlo un día nos costó 27€, que no está mal y es sin duda mucho menos que la multa. Ese es el precio mínimo que tienen, dependiendo del coche puede costaros más. Recordad guardaros todos los tickets para que, en el caso en el que te acabara llegando la multa, tengas pruebas para poder recurrirla.

 

3. Parking barato en Florencia

Al final, lo mejor es dejar el coche en un parking nada más llegar a Florencia y sacarlo en el momento de irse de la ciudad. Gran parte de la ciudad tiene el aparacamiento restringido para residentes (el resto de zonas ZTL) y el resto es zona azul. Además, la información no está nada clara y nosotros no entendíamos bien dónde podíamos aparcar y dónde no. Y si fallas, te llegará una multa.

Hay una gran cantidad de parkings públicos a lo largo de la ciudad, pero la mayoría de ellos no tienen una tarifa diaria, por lo que sale bastante caro dejarlo allí, Al final, el parking por el que nosotros optamos para dejarlo varios días fue el Parcheggio Parterre, al que se entra por la Via del Ponte Rosso, 4. Este parking está cerca de la estación de tren y cuenta con cientos de plazas, por lo que es casi imposible encontrárselo lleno.

Además, tiene tarifa diaria: el primer día te cuesta 10€, el segundo día 15€ y del tercero en adelante 20€. Obviamente no está pegado al centro histórico (en 20 minutos andando llegas), pero creemos que es la mejor opción ya que tiene muy buen precio, el coche se queda bajo techo, hay muchas plazas y para llegar a él no hay riesgo de atravesar la zona ZTL (a no ser que te metas por el casco antiguo). De todas formas, haciendo clic aquí podréis entrar a la web de los parking públicos de Florencia para ver todas las opciones y las plazas libres en cada uno de los parkings (la web está en italiano).

 

Leer artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.