El gran acueducto romano de Albarracín-Cella, Teruel

Cuando hablamos de acueductos, a todos nos viene a la mente el famoso acueducto romano de Segovia, construido en piedra y con sus característicos arcos. Sin embargo, no es el único que encontramos en la Península Ibérica, y no todos son como éste. Uno de los más característicos se encuentra al lado de Albarracín, en la provincia de Teruel.

Vistas desde el Acueducto Albarracin-Cella

El acueducto de Albarracín-Cella también es de origen romano, por lo que tiene alrededor de 2.000 años de antigüedad. A diferencia de otros, no está construido desde cero, sino que está escavado directamente en la roca de la montaña, formando un túnel de 25 km de distancia (aunque algunas partes están al descubierto y a día de hoy no está conectado todo el recorrido).

Entrada al acueducto Albarracin-Cella

Es posible entrar a este especial acueducto y está al alcance de todo el mundo. Una de las zonas más recomendadas para verlo es la que se encuentra junto a la población de Gea de Albarracín, en el paraje conocido como Barranco de los Burros. La ruta para llegar hasta él es corta y bastante sencilla, por lo que se puede ir con toda la familia. Además, a los niños seguro que les encantará ver y entrar en el acueducto.

Junto a la salida de Gea de Albarracín, en la carretera A-1512 dirección Albarracín, verás un desvío a la derecha (fíjate bien porque está señalizado que por ahí se va al acueducto). Tomando este desvío pronto se llega al final de la carretera, que tiene una zona de aparcamiento y recreo.



Desde aquí ya comienza el recorrido andando, que es muy corto (ida y vuelta no llega a los 3 km). Lo primero que os encontraréis será una pequeña presa que se sube por el lateral (no os asustéis, eso no es el acueducto).

Ruta al acueducto de Albarracin-Cella

Aproximadamente un kilómetro más adelante ya podréis observar el acueducto: son las ventanitas que recorren las laderas de piedra del barranco. Como veréis, en esa parte el acueducto hace una curva y tiene una parte al aire libre, por lo que se puede entrar primero a una parte y luego a la otra.

Ventanas del Acueducto Albarracín-Cella

El acueducto no es claustrofóbico ya que cada poco tiempo hay una ventana (cuidado los altos con la cabeza). Tampoco hace falta demasiada iluminación, aunque en alguna zona es mejor encender alguna luz para ver bien el suelo.

Interior del Acueducto Albarracin-Cella

En algunas partes del suelo hay paneles de madera para poder pasar mejor en el caso de que haya llovido y haya agua en el suelo. No obstante, hay algunas maderas que pueden estar rotas. Por eso, hay que ir con cuidado de por dónde se pisa.

Es impresionante pensar en cómo escavaron a mano todo ese acueducto y cómo dos mil años después nosotros podemos recorrer algunos fragmentos a pie. Lo que en el pasado fue el canal para hacer llegar el agua del río Guadalquivir a la población, en el presente es un bonito y tranquilo recorrido con unas buenas vistas.

La vuelta al coche se hace por el mismo sitio. Si, aprovechando que estáis en la zona, queréis ver otros lugares recomendables de la comarca, os recomiendo pasaros por este artículo: Tres días en Albarracín y alrededores: Qué ver.

6 pensamientos en “El gran acueducto romano de Albarracín-Cella, Teruel

  1. Paco Piniella

    Que lugar más interesante, además de olvidado en cierto modo porque es poco conocido, hay otro acueducto también poco visitado en Almuñecar. Me sorprende tu blog porque nos hace conocer destinos cercanos pero que no son famosos.
    Saludos viajeros
    LoBo BoBo

    Responder
    1. Eva Autor

      Hola Paco,
      Me alegro mucho de que te gusten los lugares que enseño, a nuestro alrededor tenemos lugares únicos.
      ¡Un saludo!
      Eva

      Responder
  2. Descubrir Viajando

    ¡Qué lugar tan bonito y curioso! No lo conocía y no dudaremos en incluirlo en nuestra próxima ruta en furgoneta por esa zona.
    Muchas gracias por descubrirnos rincones de nuestro país :)
    ¡Un saludo!

    Responder
  3. Netikerty

    Ay… cuando estuvimos en Albarracín no nos dio tiempo de ir a verlo porque fuimos en Noviembre y anochecia muy pronto, y ya me dio pena entonces y después de leer tu post sobre el acueducto de Albarracín- cella me da mas pena todavía!! Ya tengo excusa para volver

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *