post

Intercambio de casas: mi experiencia GuestToGuest en el centro de París

Uno de los mayores quebraderos de cabeza cuando viajamos es el tema del alojamiento. A todos nos gustaría encontrar un hospedaje en un lugar céntrico, que se adapte a nuestras necesidades y que nos lo podamos permitir. Yo he podido probar por primera vez GuestToGuest, un portal de intercambio de casas que me ha permitido vivir una semana en el centro de París completamente gratis.

¿Qué es guesttoguest?

Empezando por lo básico: ¿qué es GuestToGuest? Es una red social de intercambio de casas fundada por un grupo de familias que les gustaba viajar de esta manera, pero que veían muy complicado encontrar un intercambio que coincidiera con ellos en fecha, necesidades, etc.

Por ello se les ocurrió crear GuestToGuest, que hace mucho más sencillo el intercambio de casas porque funciona con un sistema de puntos (los GuestPoints) que permite que te alojes (con tu pareja, familia, etc) en la casa de un usuario sin que él necesariamente tenga que ir a la tuya, sino que le pagas con estos puntos para que él, más adelante, pueda irse a cualquier otra casa del mundo.

 

¿Cómo funciona?

Para empezar a utilizarlo, tienes que registrarte en GuestToGuest y añadir tu casa (fotos de ella, datos, ubicación, disponibilidad…) A partir de ahí, puedes comenzar a buscar casas disponibles en el lugar al que quieras viajar en las fechas exactas de tu viaje y contactar con usuarios que tienen en ese momento disponible su hogar. Hay personas que sí que buscan intercambios recíprocos, pero la mayoría aceptan GuestPoints a cambio de que te alojes en su casa.

Los GuestPoints los ganas cuando alguien se aloja en tu casa. ¿Que un fin de semana te vas fuera y tu casa se queda vacía? Indicas en tu calendario que esas fechas están libres y así alguien puede dormir en tu casa mientras tu ganas puntos para tu próximo viaje. El valor que tu piso o casa tiene lo determina la propia página web gracias a un algoritmo.

Gargolas Notre Dame

No obstante, lo bueno es que puedes probar la experiencia de viajar de esta forma sin tener que hospedar a nadie en tu casa de primeras, ya que sólo por registrarte te dan 750 GuestPoints que puedes utilizar para probar el sistema y alojarte en cualquier casa del mundo.

Este portal es totalmente gratuito y no hay dinero de por medio en ningún alojamiento, sólo GuestPoints. Lo único que se paga es una pequeña cuota por el Servicio Plus (tan solo cuesta 10€ por noche), un seguro para que tanto el anfitrión como el huésped no se tengan que preocupar por nada ante cualquier incidente (se ha roto algo, ha habido una cancelación de última hora, no estás conforme con el alojamiento…).



¿Dónde está la trampa?

Eso mismo pensé yo la primera vez que oí hablar de GuestToGuest. ‘¿Que me puedo alojar gratis en cualquier lugar del mundo? Aquí hay gato encerrado.’ Pues no, no lo hay. En España, el tema de intercambio de casas está a día de hoy muy poco extendido, por eso nos parece muy raro que haya tantas personas dispuestas a dejarte tu casa. Yo soy la primera que me mostré un poco reacia al principio, pero me informé bien y vi la experiencia de otros viajeros, y finalmente me animé a probar.

Pero en otros países como Francia o Bélgica es algo totalmente normalizado. El propio portal habla de los tres principios de GuestToGuest: hospitalidad, libertad y confianza. La gente que forma parte de esta comunidad son personas abiertas, viajeras, con ganas de descubrir mundo y de ayudar a que otros lo descubran. A día de hoy, en la web hay más de 400.000 casas en nada menos que 187 países distintos.

 

beneficios más allá del económico

Está claro que uno de los principales beneficios de optar por esta forma de viajar es el gran ahorro que conseguimos en cuanto al alojamiento se refiere. Sin embargo, yo creo que esta alternativa cuenta con otros valiosos beneficios. Uno de ellos, es que entras mucho más en contacto con la cultura del destino que si te alojas por ejemplo en un hotel. Los anfitriones son personas encantadas de conocer a gente de todo el mundo.

A esto se le une el hecho de vivir en una casa o piso más del lugar, una experiencia que te hace ser algo más que un turista, te permite vivir como los locales, algo que muchos buscamos durante nuestros viajes. Y el hecho de entrar en el propio juego del intercambio de casas, recibiendo a gente en tu hogar, es sin duda una experiencia muy enriquecedora que nos permite abrir mucho más nuestra mente y conocer gente interesante de diferentes culturas.

 

mi primera experiencia guesttoguest: paris

La primera vez que he utilizado GuestToGuest ha sido para alojarme en París y no puedo estar más contenta con la experiencia. Desde que viajé por primera vez a la ciudad cuando tenía 15 años, uno de mis sueños era vivir en Paris como una más, y durante una semana, lo he podido cumplir.

Nuestro apartamento estaba en el barrio de Le Marais, una localización muy céntrica (a menos de 5 minutos andando de Notre Dame) y muy auténtica, ya que Le Marais es un barrio con mucha historia y lleno de artistas y diseñadores jóvenes, cafeterías, museos… Sus calles son mucho más tranquilas que otras partes de la ciudad.

Le Marais

Nuestro anfitrión nos recibió el primer día en el piso y estuvimos hablando durante un buen rato con él. Nos estuvo contando un montón de cosas sobre la historia del barrio, nos dio muchísimos consejos que nos vinieron genial durante el viaje y nos recomendó lugares que nosotros no conocíamos.

Durante una semana me sentí toda una parisina. Despertarme y poder desayunar con unas vistan tan bonitas al centro de Paris ha sido para mi un sueño hecho realidad. Sueño que, si hubiera sido a través de un hotel o alquiler de apartamento, no podría permitirme a día de hoy, ya que París es una ciudad muy cara (sin duda, me tendría que haber alojado a unos cuantos kilómetros del centro).

Así que ya sabéis, os animo a que probéis por vosotros mismos GuestToGuest y descubráis esta alternativa que cada vez está más de moda. ¡Por cierto! Si os registráis en la plataforma a través de este enlace conseguiréis 100 GuestPoints extra. ¡A viajar se ha dicho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.