post

Intercambio de casas: mi experiencia HomeExchange en el País Vasco

Entre las diferentes ofertas de alojamiento a la hora de viajar, una opción muy atractiva es la de HomeExchange: una plataforma de intercambio de casas que te permite alojarte gratis en cualquier rincón del mundo. Voy a contaros cómo fue mi experiencia utilizándolo en el País Vasco y como tú también puedes utilizar esta web.

Nuestra experiencia en Euskadi

No es la primera vez que utilizaba HomeExchange (aquí tenéis mi experiencia en París), pero sí la primera vez que lo hacía en familia. Hasta entonces siempre habíamos sido dos, pero esta vez eramos un total de cinco personas que viajábamos al País Vasco durante Pascuas. Pensé que sería difícil encontrar casa, pero nada más alejado de la realidad.

Al ser durante Pascuas, mucha gente ya tenía su viaje panificado y sus casas libres, por lo que había bastantes casas disponibles en esta zona. Tras hablar con varios, al final nos decantamos por un piso en Tolosa, Guipúzcoa. Desde el primer momento que hablamos con Mireille, la dueña del piso, nos sentimos muy cómodos con ella. Nos proporcionó un montón de información sobre qué ver y la comunicación con ella fue genial.

Como Mireille y su familia se iban de viaje durante las mismas fechas, no pudimos conocerlos personalmente, pero estuvimos hablando con ella antes y durante. Se encargó de dejarnos las llaves del piso en un local cercano, por lo que en cuanto llegamos a Tolosa accedimos al piso.

Nada más entrar nos encontramos con este mensaje de bienvenida acompañado de una botella de sidra, un detalle que nos hizo sentirnos totalmente bien recibidos. El piso estaba genial, tal y como habíamos visto en la web de HomeExchange, y estuvimos comodísimos durante los seis días que pasamos allí.

En cuanto a la localización, Tolosa, nos vino genial para desde ahí movernos a distintas partes del País Vasco. Además, el pueblo en sí es bastante bonito y, tal y como nos recomendó nuestra anfitriona, el sábado aprovechamos para comprar alimentos locales en uno de sus mercados (había varios de diferentes tipos repartidos por Tolosa).

 

¿Cómo funciona HomeExchange?

HomeExchange es una plataforma que sirve para hacer intercambios de casas, pero de una forma muy novedosa: no tienes por qué conseguir que alguien se vaya a tu casa justo en los días que tú quieres irte a la casa de otra persona, ya que el «pago» por el alojamiento funciona a través de unos puntos llamados GuestPoints.

Cada noche que alguien se aloje en tu casa te estará pagando con GuestPoints. La plataforma utiliza un algortimo que calcula automáticamente cuántos puntos vale tu casa, teniendo en cuenta sus características: número de habitaciones, tipo de camas, etc. Luego tú con esos GuestPoints, puedes irte cuando quieras a cualquiera de las casas que se ofrecen en la plataforma.

Además, para que pruebes la experiencia y veas si te convence, solo por registrarte HomeExchange te da 1.150 GuestPoints (y si te registras a través de este enlace, te darán 100 puntos adicionales). Para que os hagáis una idea, nuestro alojamiento de seis noches en Tolosa para cinco personas nos costó 965 GuestPoints.

No obstante, también está la opción de hacer un intercambio al uso, yéndote a una casa a la vez que sus dueños viajan a la tuya. Explorando la web y dedicándole un poco de tiempo es totalmente posible encontrar gente interesada en esta opción.

Como te he dicho, utilizar este método de alojamiento es totalmente gratis. Lo único que se pagan son 10€ por cada noche que te alojas en concepto de seguro. De este modo, si hay cualquier problema (por ejemplo, que algo se rompe), el seguro cubrirá los daños.

 

La filosofía HomeExchange

La verdad es que esta forma de viajar y alojarse nos puede resultar muy novedosa, ya que en España no estamos nada acostumbrados a algo así. No obstante, en otros países como Francia es una alternativa realmente utilizada y extendida.

A mí algo que me gusta mucho de esta opción es la gente que está dentro. Todos comparten una filosofía y una manera especial de ver las cosas. Les encanta conocer a gente de todo el mundo, son personas abiertas y totalmente respetuosas, ya que igual que están yendo a la casa de una persona, ellos mismos también están dejando la suya con total confianza.

Una cosa a tener en cuenta es que, como esto no se trata de un negocio, sino que una persona te está cediendo su casa, tienes que dejarla como te la encontraste: limpia y ordenada. Por eso lo mejor es hablar con el anfitrión y acordar qué hacer con las sábanas y las toallas, por ejemplo. Simplemente es tratar la casa en la que te alojas como quieres que te la cuiden a ti.

Os animo a que en vuestras próximas vacaciones probéis esta plataforma. De ese modo, no solo ahorrarás una gran cantidad de dinero, sino que te abrirás a un nuevo mundo que seguro que te acaba enganchando.

 

Artículos relacionados

2 thoughts on “Intercambio de casas: mi experiencia HomeExchange en el País Vasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.