Las casas-cueva y mina de Libros, Teruel

Las cosas que permanecen a simple vista son en ocasiones las que más escondidas están. Eso ocurre con las casas-cueva del barrio minero de Libros, en Teruel: se encuentran abiertas, en mitad del campo y, sin embargo, pasan desapercibidas para aquellos que no conocen su secreto. Por eso, voy a mostrarte estas interesantes casas, así como su mina, para que tú también puedas encontrarlas.

Casa barrio minero de Libros

 

Historia

Aunque ahora la paz reine en este lugar, el barrio minero de Libros fue un sitio de gran actividad. Ya en el siglo XVIII comenzó aquí a extraerse azufre, tarea para la cual hacían falta mineros.

Esta actividad continuo haciéndose en la primera mitad del siglo XX, hasta 1956, época en la que las condiciones de los trabajadores no eran las más favorables. Tal y como cuentan los escritos que se encuentran en las propias casas-cueva, los mineros trabajaban durante el día en la mina de azufre, elemento que a día de hoy sabemos que es muy tóxico.

La mina de azufre de Libros

Cuando caía la noche, se iban a descansar a unas viviendas muy particulares: unas pequeñas cuevas que se escavaron en los alrededores de las minas. Por lo tanto, los mineros estaban tanto de día como de noche en el interior de la tierra.

Una vez que la mina se dejó de explotar, este barrio minero se fue abandonando, por lo que su estado se deterioró notablemente. No obstante, hace algunos años, el Ayuntamiento de Libros decidió reacondicionarlas para que todos los curiosos pudieran visitarlas y hacerse una idea de como era la vida de estos trabajadores mineros y sus familias.

Las casa cueva de Libros

 

Actualidad

Hoy en día, un importante número de estas casas-cueva están en un estado excepcional, por lo que se pueden visitar sin ningún peligro (todas a las que se puede entrar están señalizadas). Además, no les falta ningún detalle, ya que se han amueblado y decorado de forma que parece que estés entrando en una casa en la que alguien vive.

Estas cueva están abiertas, por lo que cualquier persona puede entrar. Por eso, lo más importante es ser respetuoso y no provocar ningún daño en ellas, ya que es todo un tesoro que algo tan especial se encuentre en ese estado y al alcance de todos los que nos encantan este tipo de curiosidades.

Interior cuevas de Libros

En su interior también hay fotos de la época minera, así como testimonios escritos de personas que allí han vivido. A mí me marco especialmente la historia de un niño que desde pequeño recorría varios kilómetros para llevarles fruta a los mineros, pues su padre trabajaba allí de sol a sol en una época tan dura como fue la posguerra.

Por otro lado, también se puede entrar a la antigua mina de azufre. Como puedes imaginar, el olor en ella es bastante fuerte y es conveniente llevar linterna. Entrando en ella te haces una idea de las condiciones en las que trabajaron allí. En algunas paredes hay curiosos dibujos y frases que por el tipo de letra sí que parecen de la época minera, aunque no está indicado.

 

Cómo llegar

Llegar al barrio minero de Libros es bastante fácil. En primer lugar hay que dirigirse hasta esta población, Libros. Una vez  llegamos, se atraviesa Libros y se continúa en dirección Riodeva.

Ermita barrio minero de Libros

A aproximadamente 4-5 kilómetros se debe coger un desvío a la izquierda. Sabrás que has llegado porque puedes ver algunos edificios medio derrumbados y una ermita. Desde ese lugar está bien indicado por unas señales de hierro con forma de persona. Además, cada cueva está indicada por señales de madera.

Camino a la mina de Libros

Ahora tú también conoces el secreto de las casas-cueva de Libros. Visitarlas es vivir un episodio de la historia de España en primera persona. Si decides ir a ellas, recuerda: se respetuoso para que esta joya siga en tan buen estado durante muchos más años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *