Los pueblos más bonitos de España: Frigiliana

Frigiliana es un pequeño pueblo de la provincia de Málaga que figura entre los pueblos más bonitos de España. Si te preguntas por qué, es porque todavía no has estado. Por eso, vamos a recorrer las calles de esta población andaluza, desvelando sus rincones más especiales y dándote varios consejos para tu visita.

Frigiliana, uno de los pueblos mas bonitos de Espana

 

Frigiliana se encuentra en Málaga, muy cerca de la costa (a tan sólo 7 km de Nerja), por lo que pertence a la Costa del Sol. Su clima es ideal, sobre todo en invierno, cuando las temperaturas son bastante suaves y el sol se disfruta casi todo los días. Es por eso que aquí vive una importante comunidad de ingleses, alemanes… que han decidido trasladarse aquí a disfrutar del tiempo y la belleza de este lugar.

La parte del pueblo que más nos gustó fue el barrio morisco. Todas sus casas son de color blanco, con las puertas y ventanas pintadas de azul o verde. Además, muchas de ellas están repletas de plantas y flores. Por eso, es difícil resistirse a fotografiar un montón de fachadas.

Asimismo, estas calles son por lo general estrechas, sinuosas y con el suelo empedrado, por lo que da gusto perderse por ellas. Además, son varios los callejones que se pueden atravesar, algunos de ellos con alguna sorpresa, como la Fuente de las tres culturas.

Es importante tener en cuenta que gran parte del pueblo está en cuesta, así que lo mejor es llevar calzado cómodo. Ni que decir cabe que en lo alto están las mejores vistas. Hay varios miradores y algunos restaurantes con terraza en los que pararse a disfrutar del paisaje.

Mirador de Frigiliana

Aparte del casco histórico, también puedes pasear por alguno de sus jardines botánicos, así como subir hasta los restos del castillo (la subida es bastante larga y lo que queda no es muy allá, pero las vistas por el camino son muy buenas).



 

Sus detalles

Aunque Frigiliana es un destino de gran belleza por todo su conjunto, hay pequeños detalles que hacen que sea más especial aún. Uno de ellos son los teatros mecánicos que hay y que a mí me trasladaron a la infancia. En ellos, a cambio de una moneda, unas figuras robóticas te contarán una historia, o podrás ver un teatrillo automatizado. Nosotros encontramos dos lugares con estos teatrillos: una casita redonda junto al casco histórico, donde comienzan su ascenso, y una casa en la zona alta de éste.

Teatro mecanico de Frigiliana

Otro detalle de Frigiliana es que, además de las personas, tiene unos habitantes que reinan las calles durante todo el día: los gatos. Es imposible visitar esta población y no ver unos cuantos. Son tranquilos y algunos incluso agradecen unas caricias. Además, por las calles vimos comederos y areneros, por lo que están bien cuidados y son una parte más del pueblo.

Por otro lado, paseando por las calles también conocerás la historia del lugar, ya que hay un total de doce paneles de cerámica en los que se cuenta cómo fue la vida de los musulmanes aquí y cómo sucedió la Reconquista.

La historia de Frigiliana, Malaga

Asimismo, un mensaje que se repite en varia partes de Frigiliana es el de las tres culturas: Plaza de las tres culturas, Fuente de las tres culturas, Estatua de las tres culturas, etc. Esto se debe a que en la Edad Media aquí vivieron musulmanes, judíos  y cristianos, y todos, en mayor o menor medida, dejaron su huella en la población.

La última particularidad que nos llamó la atención fueron los medios de transporte que se pueden coger. Además del típico trenecito turístico, también es posible contratar un paseo en Tuk Tuk para evitarnos el tener que subir todas las cuestas a pie.

Tuk tuk de Frigiliana

 

Dónde comer

Algo que nos sorprendió es que los restaurantes cerraban bastante pronto, llevan un poco el horario inglés, por lo que para cenar conviene consultar  el horario de cada lugar. De los establecimientos que probamos, éstos son los dos que más nos gustaron y por lo tanto recomendamos:

El Boquetillo: es un restaurante con terraza regentado por ingleses y de temática rockera. Los platos que ofrecen son sobre todo carnes, hamburguesas, bocadillos… todo con un toque británico. Las raciones son muy grandes y la comida esta deliciosa. Además, nos trataron con mucha habilidad. Está en el número 8 de la calle San Sebatián.

Restaurante El Boquetillo, Frigiliana

Plaza 45: Se encuentra en la Carretera Circunvalación, 6. También tiene parte interior y de terraza, con unas vistas muy buenas. Lo que nos gustó de este restaurante son las tapas que tienen, originales y sabrosas, por lo que es ideal para picotear.

Seguro que ahora ya entiendes por qué Frigiliana forma parte de los pueblos más bonitos de España. A nosotros nos han entrado muchas ganas de volver, ¿y a ti de ir?

Calles de Frigiliana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *