post

Los 10 sitios más bonitos de Oporto: trucos y consejos

Que Oporto es una de las ciudades más bellas de Europa es algo indiscutible. Sin embargo, hay algunos de sus rincones que destacan por encima del resto. Algunos de ellos son poco conocidos, mientras que otros suelen estar llenos de turistas. Por eso, te enseño qué sitios son los más bonito de Oporto y te doy algunos trucos para que los visites en el mejor momento.

 

1. Palacio de la Bolsa

El Palácio da Bolsa es uno de lo edificios más impresionantes de la ciudad. Data de finales del siglo XIX y es de estilo neoclásico. En la actualidad es la sede de la Asociación Comercial de Oporto y se puede entrar adquiriendo tickets de visita guiada todos los días (su precio es de 8€ para adultos y 4,5€ para ancianos y estudiantes, merece la pena pagarlos).

El Palacio está formado por numerosas salas, todas ellas impresionantes, con enormes techos, grandes pinturas, cristaleras, mosaicos… No voy a hablaros de todas para que las conozcáis por vosotros mismos, pero sí que os voy a mostrar mis dos salas favoritas: El Patio de las Naciones y el Salón Árabe.

Patio de las Naciones, Palacio de la Bolsa, Oporto

El Patio de las Naciones mide nada menos que 506 metros cuadrados. Es un patio lleno de luz gracias a sus ventanales y su cúpula de cristal. En el suelo hay un bonito mosaico y en lo alto de sus paredes están pintados los blasones de 20 países con los que Portugal mantenía amistad en el momento de su construcción.

Por otro lado, el Salón Árabe impacta porque no tiene nada que ver con el resto del palacio: de repente sentirás que te has teletransportado a Marruecos. Es una sala de estética y decoración 100% árabe, aunque su arquitecto fue portugués. Parece ser que se decidió diseñar de esta forma porque este tipo de decoración estaba de moda en aquella época. Es una habitación realmente impresionante.

Salon Arabe, Palacio de la Bolsa, Oporto

Truco: El primero que coge tickets para una visita guiada determinada (por ejemplo, la de las cinco de la tarde) elige el idioma en el que se realizará la visita. Sí, es un método bastante extraño pero funciona así. Por lo tanto, si llegas pronto o con bastante antelación te encontrarás con algún grupo todavía vacío y por lo tanto podrás elegir que la visita la hagan en español.

 

2. Librería Lello

No hay librería más famosa en todo Oporto. Está en pie desde 1906 y es famosa por su precioso diseño de madera, sus vidrieras y la escalera de caracol. Tanto gusta su diseño que presume de ser la fuente de inspiración de J. K. Rowling para que creara el mundo de Harry Potter (es cierto que la autora estuvo viviendo una época en la ciudad y que se asemeja mucho a algunas partes de Hogwarts, aunque ella nunca lo ha confirmado ni desmentido).

La impresionante Libreria Lello, Oporto

En la actualidad sigue funcionando como librería, aunque es tan popular que  hay que pagar una entrada de 4€ para poder acceder (si compras un libro se te descuenta, aunque obviamente los precios de éstos están un poco inflados).

Consejo: Este edificio es uno de los más transitados por turistas y en ciertos días puede resultar agobiante. Por eso, lo mejor es visitarlo entre semana y en una hora cercana a la 1 del mediodía, cuando la gente se va a comer. De esta forma podrás verla tranquilamente e incluso sacarte un par de fotos en su preciosa escalera.

Escalera de la Libreria Lello de Oporto

 

3. Hotel Dom Enrique

Para conseguir las mejores vistas de la ciudad, muchas personas optan por pagar para poder subir a la Torre de los Clérigos. No obstante, lo que bastante gente desconoce es que el edificio más alto de Oporto es el Hotel Dom Enrique, que cuenta en su terraza con una cafetería.

Por ello, aunque no te alojes en él, puedes entrar y subir hasta su último piso para tomarte un café en su tranquila terracita mientras disfrutas de las vistas más impresionantes de Oporto. El hotel lo encontrarás en la calle Guedes de Azevedo, 179.

Vistas desde el Hotel Dom Henrique, Oporto

 

4. Jardines del Palacio de Cristal

Toda ciudad que se precie tiene que tener una tranquila zona verde en la que alejarse del ruido y rodearse de naturaleza. En el caso de Oporto, una de las más bonitas es la que gira entorno al Palacio de Cristal. Al igual que el Palacio de la Bolsa, este jardín fue diseñado en el siglo XIX.

Palacio de Cristal, Oporto

En ella hay algunas aves sueltas como pavos reales y gallos. Tiene diferentes partes que recorrer, como el Jardín de las Plantas Aromáticas, el Jardín de las Ciudades Germinadas y el Jardín de las Medicinas.

Sus miradores dan a distintas partes de la ciudad, por lo que podrás fotografiar diferentes panorámicas desde el mismo lugar. Esta un poco alejado del centro, pero merece la pena caminar hasta él.



5. La Ribeira

Si no has dado un paseo por La Ribeira, el paseo que recorre los dos lados del río Duero, es que no has estado en Oporto. En él las casas son coloridas y alegres, abundan los bares y suele haber bastante gente, sobre todo cuando hace buen tiempo.

La Ribeira, Oporto, Portugal

No te conformes con pasear por solo uno de sus lados, te aconsejo cruzar al otro lado, donde están las bodegas donde probar el vino de Oporto. Además, en esa orilla del río hay barcos típicos de las bodegas que parecen sacados de una película de piratas.

 

6. Estación de San Benito

Aunque Oporto no es una ciudad extremadamente grande, cuenta con numerosas estaciones de tren. No obstante, la que más me gustó es la Estación de San Benito, ya que sus paredes están recubiertas por gigantescos azulejos que forman pinturas dignas de estar en un museo. ¡No me extrañaría que más de uno haya perdido su tren por quedarse embobado mirándolos!

Esta bonita estación está en la Plaza de Almeida Garrett, al lado de la Iglesia de San Antonio de los Congregados, también decorada con estos típicos azulejos portugueses de color azul y blanco.

Estacion de San Benito, Oporto

 

7. Mercado do Bolhao

No es que sea un lugar bonito por su decoración, sino por el ambiente que en él se respira. Es uno de los mercados más típicos de Oporto y en él se venden tanto recuerdos (los más baratos que encontré), hasta verduras, flores, pescado, etc.

Mercado do Bolhao, Oporto, Portugal

Tiene dos pisos y se inauguró en 1914. Sus puestos abren de lunes a viernes de 07 a 17 y los sábados de 07 a 13, aunque a primera hora no suelen estar abiertas todas las tiendas.

 

8. Casa Oriental

En este caso, os recomiendo visitar una tienda. Sé que suena extraño, pero os aseguro que esta no os dejará indiferentes. Se trata de una tienda de las típicas latas de conservas de Portugal. Además, se encuentra donde estaba uno de los comercios más antiguos de Oporto, abierto en 1910.

Casa Oriental, Oporto

Su decoración es extravagante y colorida, y las latas de conserva que venden no son normales, sino que puedes adquirir una lata decorada con el año en el que naciste, de tu aniversario, etc. tienen latas desde principios del s. XX hasta la actualidad, y en cada una de ellas te pone un acontecimiento importante de ese año.

La verdad es que es un recuerdo original de la ciudad, aunque claro, son un poco caras y creo que habría que facturarlas. No obstante, te aconsejo entrar y darte una vuelta por la tienda aunque no tengas pensado comprar nada.

IMG_20180219_154629_487

 

9. Monasterio da Serra do Pilar

Para llegar hasta aquí hay que cruzar por el conocido Puente Don Luis I y después subir unas cuantas cuestas. Este sitio es especial por las vistas que hay de la ciudad, ya que desde aquí se toman unas fotos que parecen de postal.

Consejo: Sube una media hora antes de que comience a anochecer y podrás ver Oporto bañada por distintos tonos de luces, además de cómo poco a poco los edificios de la ciudad se van iluminando.

Mirador Monasterio Serra do Pilar, Oporto

 

10. El mirador secreto

Por último, te hablo de un mirador que no es muy conocido (ni siquiera tiene un nombre oficial) pero que sin embargo tiene una de las vistas más bonitas que encontré en la ciudad. El monumento destacado más cercano a él es la Iglesia de la Misericordia, en la Rua das Flores, 15.

El mirador mas bonito de Oporto

Desde ella debes caminar dirección al río por la Rua de Vitória hasta que llegas al mirador. Se encuentra en un pequeño descampado junto al que hay unas casas abandonadas con algún pequeño graffiti.

 

Extra

No merece estar en el Top 10 por ser lo que es… pero a modo de curiosidad, en la Plaza de la Libertad hay un Mcdonald’s conocido como Mcdonald’s Imperial, ya que su diseño es como el de las cafeterías típicas de Oporto, por lo que choca bastante encontrarse un restaurante de comida rápida en un establecimiento tan bonito. En la antigüedad, esto era una cafetería que se inauguró en 1936.

McDonalds Imperial, Oporto

Por supuesto que estos no son los únicos sitios que merece la pena visitar en Oporto, hay muchos más: La Catedral, el Jardín del Infante Don Enrique, la Avenida dos Aliados… pero, desde mi punto de vista, estos son los rincones más impresionantes de la ciudad. Si quieres conocer qué puedes ver durante dos días, te recomiendo leer este artículo: Dos días en Oporto, Portugal.

 

Artículos relacionados

2 thoughts on “Los 10 sitios más bonitos de Oporto: trucos y consejos

  1. ¡Me los apunto todos! Sorprendente el Palacio de la Bolsa, es realmente precioso. Me gusta mucho la Estación de San Benito. Hace muchos años que visité Oporto y ya es hora de volver. Después de leer tu post creo que me dejé media ciudad jajaja. Gracias por dejarnos esos buenos consejos que seguiremos a pies juntillas.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.