post

Lugares gratis que ver en Múnich

Múnich es un destino realmente interesante, pero al igual que otras grandes ciudades europeas, bastante caro. Por eso viene genial visitar algunos sitios que no tienen ningún coste. En este artículo te hablo de diferentes sitios de Múnich que son completamente gratis para que completes tu visita a la ciudad al mismo tiempo que ahorras dinero.

 

1. El Ayuntamiento

Comenzamos por el lugar más famoso de Múnich: la Marienplatz. En esta plaza se localiza el enorme ayuntamiento de la ciudad, además de otros atractivos como el Antiguo Ayuntamiento o la Fischbrunnen , una pequeña y popular fuente.

Centrándonos en el Nuevo Ayuntamiento, que llama la atención por su enorme tamaño y los detalles que hay en su fachada, incluido el reloj que da un pequeño espectáculo a las 11.00, las 12.00 y las 17.00 generalmente, también podemos entrar al edificio gratis.

En principio, no es un edificio que esté orientado para las visitas turísticas, pero si eres silencioso y no molestas puedes entrar a admirar las preciosas vidrieras que decoran las ventanas, así como las grandes escaleras que conducen a los diferentes pasillos.

En el centro de la fachada verás un arco que lleva a un bonito patio con un restaurante, entre se patio y la plaza, a uno de los lados hay una puerta que es la que entra al edificio. Recuerda que no es una atracción turística, así que si decides entrar hazlo con silencio y respeto (no te metas hasta el despacho de alguien) para que no te llamen la atención.

 

2. El Jardín Inglés

Cuando vi las dimensiones del Jardín Inglés, en alemán Englischer Garten, me quedé realmente asombrada. Este parque tiene una extensión de nada menos que 400 hectáreas. En su interior hay explanadas y explanadas de cesped, caminos en los que caminar o ir en bicicleta, un museo de arte, bares con terraza, dos grandes jardines de cerveza…

Además, hay algunos edificios realmente característicos, como la Chinesischer Turm o Torre China, que tiene una altura de 25 m y te transportará por un momento a Asia. Otra bonita construcción es el Monópteros, que recuerda a los antiguos templos griegos de forma redonda.

Entrar a este parque es gratis. Además, está abierto durante todo el año las 24 horas, así que puedes ir en cualquier momento durante tu visita a la ciudad. Si hace un buen día, es un sitio ideal para hacer un picnic tranquilo acompañado de una cerveza bávara.

 

3. Hacer surf en Múnich: la Eisbachwelle

Cuando me dijeron que hay un rincón muy popular en Múnich donde la gente hace surf me quedé un poco confusa. ‘Si aquí no hay playa’, pensé yo. ¡Pues no les hace falta! Y es que en el propio Jardín Inglés, hay una parte del riachuelo Eisbach donde de forma artificial se forman unas olas que hacen las delicias de los amantes del surf.

Practicar surf en este rincón tampoco tiene ningún coste. Eso sí, hazlo si ya has surfeado antes y lo controlas bastante bien, y si llevas casco mejor, porque desde mi punto de vista es un sitio un poco peligroso, las olas tiran con fuerza a los surferos y al ser una zona estrecha puedes acabar dándote con uno de los lados de cemento.

No obstante, merece la pena acercarse aunque sea solo para ver como surfean aquí. Cuando hace buen día se pone a reventar de surferos y de curiosos. Llama la atención como la gente que surfea se respeta completamente el turno para no provocar ningún accidente. ¡Verás gente que no aguanta ni cinco segundos en la tabla y otros que hacen verdaderas maravillas con la tabla!

 

4. Iglesia de San Pedro

Esta iglesia católica es la más antigua de la ciudad. Está en Rindermarkt, al lado de la Marienplatz. Puedes visitar su interior de forma gratuita para contemplar los diferentes elementos que la componen, que van desde al barroco hasta el gótico.

Cuenta con una torre de 91 m que es un mirador fantástico de la ciudad. Subir a ella tiene un precio de 2€ (1€ para estudiantes y menores, gratis para los niños de menos de 6 años), pero en mi opinión merece totalmente la pena. Además, es más barato que el mirador del Ayuntamiento, que cuesta 4€, y las vistas son prácticamente las mismas, pero además podrás vislumbras el Nuevo Ayuntamiento en su totalidad. Lleva calzado cómodo y agua porque la subida se las trae.

 

5. Asamkirche

Continuando con iglesias, otra que es curiosa de ver es la Asamkirche o la Iglesia de San Juan Nepomuceno. El estilo de este templo es distinto al que se acostumbra de ver en ciudades así, ya que es Rococó. Por fuera el edificio ya llama la atención por su belleza, pero es que su interior es igualmente interesante.

Puedes entrar de forma gratuita para observar lo pequeña que parece y lo recargada que está. Al tener tantos y tantos detalles da hasta una pequeña sensación de agobio y no es nada luminosa, pero es sin duda una auténtica joya del Barroco tardío.

La Asamkirche está en la calle Sendlinger, 32, a menos de 10 minutos andando de la Marienplatz. Además, puedes aprovechar para caminar un poco más hasta la Sendlinger Tor, una de las cuatro puertas que daban acceso a la ciudad, que a día de hoy marca el inicio y el fin del casco antiguo de Múnich.

 

6. Frauenkirche: la catedral de Múnich

Para terminar con los templos religiosos, otro lugar destacada y al que se puede entrar gratis es la Frauenkirche, una catedral que fue construida en el siglo XV. De nuevo estarás ante una construcción gigantesca, con una extensión de 109 m de largo y cuyas torres alcanzan los 99 m.

Una curiosidad de la catedral es la Pisada del Diablo o Teufelstritt, una huella que hay nada más entrar y que según la leyenda pertenece al diablo, que entró aquí para acordar con el constructor que no habría ventanas en el templo, aunque este acabó engañándolo, pues desde el único lugar en el que no se ven ventanas es desde donde está la huella. La Frauenkirche está en la Frauenplatz, 12. Está abierta todos los días, en verano de 7:30 a 20:30 y en invierno de 7:30 a 20:00.

 

7. Viktualienmarkt

Este mercado es el más popular de la ciudad. Está en pleno centro, detrás de la Iglesia de San Pedro, y es al aire libre, por lo que no tienes que pagar nada por pasear por sus 140 puestos de comida, flores, regalos, etc.

Cuenta con una gran diversidad de restaurantes de diferentes tipos de comida, por lo que es una buena opción si queréis comer en la zona céntrica y además disfrutando de muy buen ambiente. También cuenta con un Biergarten o jardín de la cerveza en el que sirven las seis cervezas producidas en la cudad. Abre de lunes a sábado y es una zona peatonal, algo que viene genial sobre todo si estás visitando Múnich con niños.

 

8. Hofbräuhaus

Continuando con el tema de la cerveza, uno de los productos estrellas de Múnich y de prácticamente toda Alemania, es casi visita obligada la Hofbräuhaus, una cervecería con casi 500 años de historia. En el siglo XX, destacados personajes de la historia eran asiduos a ella, por ejemplo Lenin y el mismísimo Hitler, y es que aunque fueran dos figuras de bandos opuestos, ambos eligieron en años distintos esta cervecería como sede para su partido y lugar de dos hechos históricos: por un lado la proclamación de la República Soviética de Baviera y por otro la declaración de los 25 puntos que regían el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (el partido nazi).

Obviamente, si quieres tomarte una cerveza o comer aquí tendrás que pagar, pero si simplemene quieres echarle un vistazo a este enorme local y sus techos llenos de pinturas, puedes entrar y darle una vuelta. Es un sitio tan grande que pasarás completamente desapercibido, y es que entre las dos plantas tiene aforo para nada menos que 1.900 personas.

La Hofbräuhaus está en la calle Platzl, 9, y abre todos los días de 9.30 a 23.30. Es un buen sitio para disfrutar de una velada al más puro estilo de Bavaria, con sus largas mesas, sus conciertos de música folklórica y su comida y bebida tradicional.

 

9. Olympiapark

En 1972 se celebraron en Múnich los Juegos Olímpicos, un evento que requiere de grandes infraestructuras para llevar a cabo todas las competiciones deportivas. Por eso se construyó el Olympiapark, un parque de 300 hectáreas que se puede recorrer gratis.

Además de las diferentes infraestructuras deportivas como la piscina, la pista de patinaje o el estadio, el Olympiapark cuenta con una gran laguna y mucho espacio de césped para practicar deporte, descansar o hacer un picnic; así como con la Olympiaturm, una torre de televisión de casi 300 m de altura (para subir a ella sí que hay que pagar).

Además, aprovechando este espacio se celebran a lo largo del año diferentes eventos. Dos de ellos que además son gratos son el Munich Mash, en el que se realizan competiciones y exhibiciones de monopatín y otros deportes afines, además de conciertos; y el Tollwood, que se lleva a cabo tanto en verano y en invierno, y consiste en un festival alternativo y ecológico con puestos de comida y ropa, espectáculos y conciertos.

 

10. Ludwig-Maximilians-Universität

La Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich lleva en funcionamiento desde el siglo XV y es una de las universidades más prestigiosas de Alemania. Se puede entrar sin problema a algunos de sus edificios, que son realmente grandes e impresionantes. Además, cuentan con historias que ponen los pelos de punta.

Una de las más destacadas es la de los dos hermanos Scholl, que durante 1942 y 1943 dirigieron el grupo la Rosa Blanca, que creaba y difundía propaganda contra los nazis. Un día, Sophie, la hermana de Hans, subió a lo alto del atrio de una facultad y lanzo los panfletos por los aires. Fueron detenidos en la misma universidad y posteriormente condenados a muerte.

Imagen de Adam Jones

A día de hoy, hay un memorial en su honor en la Geschwister-Scholl-Platz que significa Plaza de los Hermanos Scholl), donde verás en diferentes puntos panfletos dorados incrustados en el suelo en honor a esta valiente acción que llevaron a cabo estos jóvenes hermanos. Puedes entrar al edificio para ver el patio por el que cayeron estos panfletos y desde donde fueron lanzados.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.