post

Marearock 2018: una edición corta pero intensa

El 14 de abril se celebró en San Vicent del Raspeig, Alicante, la XIII edición del Marearock, un festival que reunió en el parking de la Universidad de Alicante a miles de personas para escuchar a grandes grupos de rock. Así fue este evento tan esperado por los amanes de este tipo de música:

Aunque las últimas ediciones del Marearock habían sido en verano y con una mayor duración, este año pasó a abril para celebrarse el sábado 14, aprovechando el día en el que se conmemora la proclamación de la Segunda República Española. El cambio de fecha no afectó al número de asistentes, aunque éstos tuvieron que buscar alternativas de alojamiento, ya que este año, al durar un sólo día, no había zona de acampada.

Pese a que el viernes ya se celebraron diversos conciertos (un total de siete grupos tocaron ese día), la fecha oficial del festival fue el 14 de abril. A las 16.30 se abrieron las puertas para que el grupo Pura Mandanga, formado en Alicante, inaugurara esta edición del Marearock. Aunque a primera hora el recinto estaba todavía bastante vacío, conforme fue avanzando la tarde la gente fue recogiendo su pulsera y entrando hasta llenarlo.

El segundo grupo en aparecer fue Konsumo Respeto, también de Alicante y con una larga trayectoria, ya que se formó en 1999, aunque tuvieron una pequeña pausa entre 2013 y 2015. Les siguió Arpaviejas, un grupo de punk-rock que lanzó su último disco en 2017: El último cartucho.

Konsumo Respeto en el Marearock

Uno de los platos fuertes llegó a las 20.40, cuando Gatillazo, con su cantante Evaristo al frente, tomó el escenario. No con menos ganas, les siguieron Desakato, procedentes de Asturias y que en este año han sacado un nuevo EP: Antártida.

Pero, sin duda, el grupo estrella del evento fue La Raíz, que se presentó en el escenario a las 12 de la noche. La edad media del público bajó bastante, ya que son muchos los jóvenes que en los últimos años han comenzado a seguir a este grupo de Gandía.

He de decir que el ambiente, sobre todo en la zona de delante, se torció un poco, ya que comenzaron a haber bastantes lanzamientos de vasos y hielos (con el daño que eso puede ocasionar a quién le golpea), y empujones sin miramientos, por lo que nosotros tuvimos que salirnos a una zona más tranquila para poder disfrutar del esperado concierto.

La Raiz en Marearock

Tras 12 años en continuo, La Raíz ha anunciado que después de esta última gira a la que han llamado Nos volveremos a ver realizarán una pausa indefinida, por lo que el interés por verlos es todavía mayor.

Después de que sus 11 integrantes dieran un buen espectáculo, llegó al escenario Trashtucada, que bautizan su propio estilo como Distorsion Party. Ellos también han lanzado nuevo disco este año: Quién dijo miedo.

Trashtucada en el Marearock

Los encargados de despedir esta edición fue Kontaminació, que cuenta con dos discos: Vestits amb paraules noves (2014) y Voraviu (2016).

Los mensajes más repetidos por todos los grupos fueron los de apoyo a los músicos Pablo Hasel y Valtonyc, y los de lucha por la libertad de expresión. Asimismo, tampoco faltaron referencias a favor de una nueva República, ni las quejas por la cantidad de casos de corrupción que hay a día de hoy en la política española.



En general, el festival fue muy positivo, tuvo buena organización y el ambiente fue, salvo algunas excepciones, también bueno. Dentro del recinto había todo lo necesario, ya que además de la barra, encontrabas food trucks, tienda de merchandising e incluso un par de futbolines.

Además, destaca que este año se creó un Punto Violeta, creado para que las personas que sufrieran algún tipo de agresión sexista durante el evento pudieran acercarse para tener apoyo e información en todo momento. Esto también pudimos verlo en el Cullera Marítim Festival, por lo que parece que es una tendencia que se podrá ver a partir de ahora en algunos festivales y que espero que ayude a terminar con los actos machistas que se han sufrido en los últimos años durante diversas celebraciones.

Punto Morado Marearock

Aunque empezaron con un coste más bajo, el precio final de las entradas para el Marearock 2018 fue de 18€, pudiendo adquirir un pack de entrada y camiseta por 26€. El precio es bastante bueno, ya que el festival duró muchas horas (casi doce) y tuvo artistas de gran renombre. ¿Cómo será el Marearock del año que viene?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *