Orto de Pecci, Siena: de proyecto social a restaurante

por Eva

Si cuando viajas te gusta conocer lugares especiales y además dejar una huella positiva, sigue leyendo. En Siena nos encontramos con un sitio donde comer con una interesante historia y un trasfondo solidario. En este artículo te hablo del Orto de Pecci, un proyecto social dedicado a integrar en la sociedad a personas en riesgo de exclusión que se ha convertido en un restaurante de gran calidad.

1. Antecedentes: el San Niccolò di Siena

Antes esto era un manicomio. Sin medias tintas, un lugar donde se encerraba a las personas con algún tipo de enfermedad mental para que no causaran problemas. Afortunadamente, poco a poco, la situación de este lugar comenzó a cambiar.

En 1858 se propone modificar el funcionamiento del manicomio, mejorar las condiciones de los pacientes para centrarse en su sanación. Se comienza a pensar que el aislamiento de estas personas no es el fin que se debe tener, sino solo un medio. Por primera vez, se piensa que esta gente puede recuperarse, que no todo está perdido. Bajo esta idea, el lugar se va transformando para intentar convertirse, a través de la ergoterapia, más que en un manicomio, en una casa de salud.

Aprovechando la ubicación del centro, junto a Siena pero en un espacio natural, se cultiva el terreno para que los internos trabajen en él. El trabajo agrícola y artesanal llegó a permitir que los pacientes fueran casi autosuficientes económicamente. Se construyeron fábricas y talleres, todo un entramado de edificios que constituyeron un pequeño pueblo. Llegó a haber 300 trabajadores que combinaban el trabajo con la educación y el recreo, hecho que les ayudaba en su lucha con una enfermedad mental.

En 1915, este complejo ya es una completa colonia agrícola, e incluso se crean otras colonias en otros puntos. En las siguientes décadas la ocupación de este centro va cayendo. A finales del siglo XX, los hospitales psiquiátricos son prohibidos en Italia, por lo que el edificio principal de este lugar queda totalmente abandonado.

 

2. Desarrollo de ‘La Proposta’

En 1984, a través de la iniciativa de varios trabajadores sociales y sanitarios del Servicio de Salud Mental de Siena, se comienzan a cuidar los huertos de los alrededores del Hospital Psiquiátrico, ya que estaban en completo estado de abandono debido al bajo número de personas internas en el centro. En un principio, son las propias enfermeras y algunas personas enfermas las que se ocupan de ello.

Con esto se pretende buscar nuevas oportunidades de trabajo para personas con diversos problemas y así fomentar la diversidad y la inclusión. A este proyecto se le llamó ‘La Proposta’. Es en 1996 cuando nace All’Orto de Pecci, un restaurante y cooperativa social que da trabajo a personas desfavorecidas: ya no solo a gente con problemas mentales, sino también a exconvictos y personas con problemas de adicción.

En esta cooperativa ha llegado a haber hasta 50 empleados. Lamentablemente, tras la crisis del 2008, este número fue disminuyendo, habiendo en la actualidad más o menos la mitad. El trabajo que realizan se combina con asistencia terapéutica, lo que ha resultado todo un éxito. Podríamos decir que son tres los principios que rigen este movimiento: trabajo en equipo, inclusión y respeto. Puedes encontrar más información sobre sus proyectos a través de su página web.

 

3. All’Orto de’ Pecci: el restaurante

El proyecto principal de esta cooperativa social es su restaurante: All’Orto de’ Pecci. Este restaurante se ubica en medio de la huerta, muy cerca del centro de Siena y, sin embargo, rodeado de naturaleza. En el entorno del edificio que se utiliza como restaurante, verás una gran huerta urbana, tal y como se crearon en Siena a partir de la Edad Media, así como animales de granja. Todo ello cuidado por personas con diferentes problemas.

Centrándonos en la comida del restaurante, he de decir que está deliciosa. La preparan con productos locales y con las verduras que cultivan en su propio huerto. En su carta te encontrarás con platos típicos de la zona y de la gastronomía italiana, como la pappa al pomodoro.

Desde sus jardines se tienen unas vistas preciosas de Siena y se disfruta de una gran calma. Se puede llegar en coche, pues cuenta con aparcamiento, o andando, se tardan unos 10 minutos, aunque a la vuelta te tocará subir una buena cuesta. El horario de cocina es de martes a sábado de 12.30 a 14.30 y de 19.30 a 22.30, y los sábados de 12.30 a 14.40 (los lunes permanece cerrado todo el complejo).

En definitiva, si vas a Siena y quieres comer o cenar en un lugar especial, con un entorno privilegiado y una comida deliciosa, no te lo pienses dos veces: All’Orto de’ Pecci. Disfrutarás de una agradable velada mientras que estarás apoyando a personas que están luchando por una vida digna.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.