Por qué es buena idea visitar Écija

Quizás te suene el nombre de Écija, en Sevilla, por tener la fama de alcanzar altas temperaturas en verano. Sin embargo, eso es lo menos característico de ella, ya que es una población de gran belleza que bien merece una visita en cualquier momento del año. Por eso, te voy a hablar de las cosas por las que es buena idea visitar Écija.

Ecija, Sevilla, Espana

 

Sus casas señoriales

Si algo llama la atención mientras paseas por las calles del centro de Écija son sus casas señoriales, auténticos palacios que llaman la atención por su cuidada decoración y, como no, sus balcones.

La mayoría están muy bien cuidados y conservados. Inclusos algunos se han reconvertido en hoteles, por lo que puedes incluso conocerlos por dentro y dormir en ellos.

Casas Senoriales Ecija

 

El Museo Histórico Municial

El museo de Écija posee obras de gran valor. Son sobre todo interesantes los restos arqueológicos de la época romana, pues llaman la atención los grandes mosaicos que se conservan y que cuentan verdaderas historias.

Mosaico Romano, Museo de Ecija

No obstante, la pieza de oro del museo es la Amazona Herida, una escultura de mármol que se  descubrió bajo los cimientos de la plaza principal de Écija. Además de por su buen estado de conservación, esta escultura es valiosa porque tan sólo existen cuatro del mismo tipo en todo el mundo.

La Amazona Herida, Ecija

Curiosamente, el resto de esculturas que se descubrieron en la población estaban destruidas o en muy mal estado, mientras que ésta había sido escondida para protegerla. Seguro que quien la protegiera se alegraría de ver que a sobrevivido miles de años.



 

El Palacio de Peñaflor

Aunque no es el único palacio que puedes encontrar en la población, el de Peñaflor sin duda llama la atención. Ocupa toda una calle, la cual está recorrida por su larga balconada de 57 m de longitud. Además, toda la fachada está pintada como si de un cuadro barroco se tratara.

Palacio de Penaflor, Ecija

Su interior ha sido restaurado y no es menos sorprendente que su exterior. Cuenta con un gran patio principal, caballerizas, salones y habitaciones, todo con ese estilo barroco que tanto nos llama la atención en una época en la que se lleva lo minimalista y sencillo.

Interior del Palacio de Penaflor, Ecija

 

Sus iglesias y torres

No te estoy diciendo que tengas que presenciar una misa, pero sí que deberías entrar a alguna de las tantas iglesias que hay en Écija a disfrutar de su belleza. Cada una de ellas cuenta con su propio campanario, por eso, mires donde mires verás bonitas torres que difícilmente te resistirás a fotografiar.

Torres y miradors de Ecija

A mí una que me gustó especialmente fue la Iglesia de los Descalzos, ya que, aunque por fuera es bastante sencilla, en su interior guarda un impresionante órgano, además de grandes pinturas.

Iglesia de los Descalzos, Ecija

La religión tuvo un importante papel en el pasado de Écija. Hubo tantas iglesias y conventos funcionando a la vez que se decía que era el pueblo de las 1.000 misas diarias, puesto que se llegaba a alcanzar este número.

 

La Plaza de Abastos

En este edificio del siglo XIX se encuentra a día de hoy el Mercado de Écija. Si entras en él podrás ver los productos de temporada que los vendedores ofrecen a todos sus habitantes y visitantes.

Plaza de Abastos, Ecija

 

Su gastronomía

Los platos típicos de esta zona también son una buena razón para ir. A la hora de comer, no te olvides de probar el flamenquín, el salmorejo o la mazamorra, seguro que no te arrepientes. Asimismo, para desayunar nada mejor que un mollete con manteca colorá, o, mi favorito, el bizcocho marroquí, que originalmente elaboraban las monjas de clausura del Convento de las Marroquíes.

Mazamorra, Restaurante Las Ninfas, Ecija

Si te gusta alguna de estas recetas de repostería, hay numerosas panaderías y pastelerías en las que podrás adquirirlos para llevártelos a  casa y degustarlos tranquilamente.

El restaurante que probé y me encantó es el de Las Ninfas, que está junto al ayuntamiento. En cuanto a alojamiento, los Apartamentos San Pablo son bastante recomendables: modernos, cómodos y bien localizados.

Te aseguro que esto no es todo lo que puedes ver en Écija, tiene mucho más, pero qué mejor que experimentarlo por uno mismo. Un fin de semana en la población es perfecto para conocerla tranquilamente. Asimismo, si quieres aprovechar para ver alguna población de alrededor, puedes conocer algunas en este artículo: Descubrimos las Ciudades Medias del Centro de Andalucía.

Puerta Palacio de Penaflor, Ecija

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *