post

Porto Venere: el hermano desconocido de Cinque Terre

Seguro que alguna vez has oído hablar de Cinque Terre, ese conjunto de pueblos italianos costeros que llaman la atención por el colorido de sus casas y su disposición pegada al mar. No obstante, en la misma costa de Liguria hay un pueblo no tan conocido pero que también merece una visita: Porto Venere.

Porto Venere es un pueblo perteneciente a la provincia de La Spezia. En las últimas décadas ha ido perdiendo población, situándose en la actualidad en menos de 4.000 habitantes. No obstante, se cree que cuenta con una larga historia, ya que fue fundado en el S. I a.C. por los romanos. Es una zona que, aunque recibe visitantes, es mucho menos conocida que Cinque Terre y por lo tanto no sufre las masificaciones que sí que se dan allí.

 

1. Cómo ir de La Spezia a Porto Venere

Porto Venere está a 13 km de La Spezia. La carretera que conecta ambas poblaciones es bastante estrecha y sinuosa y, además, en esta zona el tema del aparcamiento es complicado. Por ello, la forma más sencilla de ir a Porto Venere desde La Spezia es en autobús.

Los autobuses que van y vuelven entre ambos puntos son el número 11 y el P. Cada ticket cuesta 3€ y los puedes comprar en los kioskos y estancos (solo sirven para un viaje, por lo que si vas a ir y volver necesitarás comprar dos). El tipo de ticket que tienes que comprar es el billete 03. Una vez entres al autobús, solo tienes que validarlo en la máquina. Hay bastante frecuencia de autobuses, al menos cada media hora, y desde primera hora de la mañana hasta la noche.

A modo de indicación por si os pasa lo mismo, teóricamente ambos autobuses llegan hasta Porto Venere. No obstante, a la ida, nosotros cogimos el número 11 y no llegó hasta allí, paró en uno de los pueblos anteriores. Allí simplemente nos bajamos y esperamos en el mismo punto a que pasara el autobús P.

Otra opción es la de ir en barco. La compañía Best of Cinque Terre opera barcos entre finales de marzo y octubre, con una frecuencia de entre media hora y una hora y media. La ida y vuelta cuestan 13€ y el viaje dura aproximadamente 45 minutos.

 

2. Qué ver en Porto Venere

Aunque se trata de un pueblo pequeñito, es un lugar ideal para pasar una mañana o una tarde paseando tranquilamente y disfrutando de las vistas al mar con las que este municipio cuenta. Asimismo, hay algunos atractivos que no te puedes perder:

2.1 El muelle

Desde el muelle de Porto Venere tendrás las mejores vistas a lo que es el pueblo en sí y, por lo tanto, a sus estrechas y coloridas casas. Al estar en una zona cerrada por el espigón y por el archipielago Spezzino, el agua aquí es completamente tranquila, parece más un lago que el mar.

 

2.2 Gruta de Lord Byron

El punto que más me gusto. Se llega atravesando todo el pueblo por la costa y subiendo una empinada cuesta. Las vistas desde aquí son fantásticas. Además, es una zona de baño ideal, sobre todo para hacer snorkel y nadar hacia las diferentes grutas que se ven (siempre que el mar esté en calma, por supuesto).

Por cierto, el nombre de esta gruta se debe a que, según cuentan, el poeta inglés Lord Byron fue a nado desde aquí hasta Lerici. Toda la zona donde se encuentra la Gruta de Lord Byron es una especie de fortificación antigua de color negro.

 

2.3 Iglesia de San Pedro

Al final de esta zona se encuentra la Iglesia de San Pedro, un templo pequeño que data del s. XIII. Es bastante sencilla pero llama la atención por sus líneas blancas y oscuras características de las iglesias de esta parte de Italia.

 

2.3 Castillo Doria

Es el castillo al que pertenecen las murallas que rodean la costa de Porto Venere. Se sitúa en lo alto de la población y fue construido en el siglo XII para los Doria, una importante familia genovesa. A día de hoy, el castillo está en ruinas, pero de nuevo las vistas desde él son bastante buenas.

 

2.4 El casco antiguo

Lo mejor es caminar sin un destino fijo y perderse por las callejuelas estrechas del casco antiguo de Porto Venere. Una de las calles principales y donde se concentran los visitantes y las tiendas es la Via Giovanni Capellini. Pues si de ella te desvías más para arriba, te encontrarás con un pueblo silencioso, tranquilo y con mucho encanto.

De algunas de estas calles salen unos caminos que parecen pertenecer a la antigua muralla, pues son de piedra y están flanqueados a ambos lados por un muro. De nuevo, estos caminos están completamente vacíos y se disfruta de una gran calma en ellos. Asimismo, uno de los puntos más destacados del casco antiguo es la Porta del Borgo, del S. XII, que da a la Via Giovanni Capellini y es la antigua entrada al pueblo.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.