post

Qué hacer en Edimburgo: conociendo su historia y lado misterioso

No has estado en una ciudad si no conoces sus orígenes, la historia que la ha llevado a ser como es y las curiosidades que envuelven sus calles. Por eso, en este artículo te voy a hablar de dos tours que hicimos por Edimburgo para conocer las luces y las sombras de la capital escocesa.

Siempre que visito una ciudad por primera vez me gusta hacer una visita guiada por ella para tener una idea general de la historia y cultura de ese lugar. En el caso de Edimburgo, en nuestro segundo día por la ciudad hicimos dos tours que ofrece la compañía Viajar por Escocia.

 

historia, vistas y magia

El primer tour, la visita guiada a pie por Edimburgo, lo hicimos por la mañana. Esta actividad tiene un precio fijo de 11€ y me gustó más que las opciones existentes de free tour porque, mientras que estos tienen una duración de dos horas, este tour dura tres, por lo que es más completo.

Partiendo de la arteria principal de la ciudad, la Royal Mile, lo primero que conocimos es por qué es tan importante esta calle, a qué se debe su nombre, cuáles son los edificios destacados que hay en ella… Asimismo, aprendimos a diferenciar las tres partes de Edimburgo.

Tras subir al castillo y apreciar las vistas desde las alturas, el guía nos llevó al patio de una facultad desde donde se puede hacer una foto preciosa de The Hub, una torre que siempre recordaremos como Torre Vodafone por los graciosos apuntes de nuestro guía.

Después fuimos a Grassmarket y descubrimos por qué curiosamente se llama así, además de que era la plaza donde se producían los ahorcamientos. Hicimos una parada en la que repusimos fuerzas en un bar que el guía nos recomendó y que hace unos bocadillos de carne de cerdo buenísimos, Oink (así es como se llama el local, no es que hable porcino).

Cuando llegamos al Cementerio de Greyfriars y el colegio de George Herriot, como el guía vio que éramos bastantes los fans de Harry Potter, nos contó un montón de curiosidades sobre el libro y la inspiración que J.K. Rowling había tomado de Edimburgo, llegando incluso a coger nombres de las tumbas de este cementerio, incluido el del personaje más temido: Tom Riddle.

Terminando con la tierna historia de Bobby, el perro más famoso de la ciudad, nuestro guía nos recomendó algunos museos que visitar (por los que pasamos nuestro último día), y volvimos al punto de partida conociendo mucho mejor la ciudad que nos había atrapado desde el minuto cero.

 

el lado oscuro de edimburgo

Para completar el día, por la tarde hicimos el Tour de los Fantasmas, misterios y brujas. La verdad es que iba con un poco de tensión, ya que soy muy asustadiza, pero me quedé con muy buena sensación, ya que esta visita guiada se centra más bien en los hechos oscuros de la historia de la ciudad que en historias paranormales (que también hay alguna, pero no incluyen sustos ni nada por el estilo).

Empezando de nuevo por la Royal Mile, conocimos los distintos métodos de tortura que se utilizaron durante siglos en esa misma calle. De allí fuimos hasta North Bridge, el puente maldito, donde pese a la historia tan misteriosa que le rodea, nos echamos unas risas con algunas de las historietas.

Luego pasamos a uno de los momentos más tenebrosos del tour, ya que entramos al interior de un cementerio donde vive el fantasma oficial de Edimburgo. No os digo más para no estropear ninguna sorpresa, pero os prometo que no hay ningún susto. Es más, iban niños en el tour y en ningún momento los vi asustados.

En el mismo cementerio nos enteramos de por qué hubo una época en la que los cadáveres eran muy cotizados en la Universidad y cómo hubo un par de hombres que llegaron a convertirse en auténticos psicópatas debido a esto. Para terminar el día, subimos a Calton Hill para disfrutar de las vistas de la ciudad iluminada y hablar de la quema de brujas (y brujos) que hubo en Edimburgo.

Fue genial realizar estos dos tours al principio de nuestro viaje, ya que el resto de días apreciamos mucho más cada rincón de la ciudad y pudimos profundizar más en los temas que más nos interesaron (ejem, Harry Potter) para así aprovechar el tiempo en esta ciudad al máximo.

Edimburgo de noche

2 thoughts on “Qué hacer en Edimburgo: conociendo su historia y lado misterioso

    • jajaja yo específico para que no haya ningún malentendido 🐷 Conociendo vuestros gustos viajeros creo que Edimburgo os encantaría, espero que podáis conocerlo pronto.

      ¡Un abrazo!
      Eva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.