post

Qué hacer en Madrid: un domingo en Lavapiés

Madrid es una ciudad tan enorme que los planes en ella son innumerables. Si estás por la capital un domingo, lo que te recomiendo es que vayas a Lavapiés y conozcas sus atractivos, pues el último día de la semana es el mejor para disfrutar de este popular barrio.

El barrio de Lavapiés es uno de los más conocidos de la ciudad. Aunque está bastante céntrico, es un barrio muy popular y multicultural. Tomando como referencia la Puerta del Sol, se encuentra a tan sólo 1 km de ésta, por lo que si estás por la zona puedes ir perfectamente andando. Si quieres ir en transporte público, puedes bajarte en las paradas de metro ‘Lavapiés’  o ‘Embajadores’, ambas de la línea 3.

 

Mercado del rastro

La razón principal por la que debes ir a este barrio en domingo está clara: por el Mercado del Rastro, uno de los mercados al aire libre más famosos de toda Europa. Este mercado tiene más de 400 años de historias y se dice que se llama así porque aquí antes se localizaban las curtidurías, cuando, al arrastrar los restos animales por estas calles, se dejaba un rastro de sangre.

El Rastro se monta en torno a la Ribera de Curtidores y la Plaza de Cascorro, una zona que está entre el barrio de Lavapiés y la Latina, entre las 9 de la mañana y las 3 de la tarde. En este caso, la parada de metro más cercana es Puerta de Toledo (línea 5). Diría que es imposible recorrerse todo el rastro en un sólo domingo, pues es un mercado inmenso en el que tendrás la tentación de parar en un montón de sus puestos.

Tiene varias zonas diferenciadas: una con puestos de mercado al uso, que venden de todo, ropa de modas muy diferentes, calzado, relojes de todo tipo, bolsos y mochilas, pequeños electrodomésticos, CD de música… y otra parte en la que prevalece la venta de antigüedades.

En la zona de los anticuarios puedes encontrar literalmente de todo: instrumentos de música, revistas viejas, objetos de decoración de lo más rococó, muebles, monedas antiguas… Quizás la mayoría de las cosas te pueden parecer objetos sin valor, pero si rebuscas bien puedes llevarte auténticos tesoros.

Imagen de gaelx

Yo lo que recomiendo es perderse y pasear tranquilamente por sus calles, sin querer abarcarlo todo, sino caminar por sus puestos el tiempo que se estime oportuno. Si tiendes a agobiarte con las multitudes, lo mejor es que vayas durante las primeras horas, ya que a partir de las 12 se llena de gente, tanto de locales como de turistas. Por cierto, lleva tus pertenencias bien a resguardo y vigilando los bolsos/mochilas, a veces, aprovechando el gentío, se dan casos de hurtos.

No creas que por la zona del Rastro solo puedes comprar antigüedades o alguna prenda de ropa original. Si vas con niños, o si a ti te gusta el mundo de los cromos, llévate todos los que tengas repetidos, ya que todos los domingos los amantes de este tipo de coleccionismo se concentran en la Plaza Campillo del Mundo Nuevo para hacer intercambio y conseguir completar sus colecciones de cromos.

Seguro que cuando lleves una hora por el mercado te entra hambre. Por suerte, en esta zona hay numerosos bares que ofrecen a un buen precio las populares tostas: rodajas de pan tostado sobre las que se ponen deliciosas combinaciones como tortilla de patata, jamón ibérico, anchoas, etc. Uno de los locales más famosos que prepara este tipo de comida es El Capricho Extremeño, que las ofrece para llevar y está en la Calle Carlos Arniches, 30. No obstante, hoy en día las encontrarás en bastantes bares de la zona.

 

la tabacalera

El Rastro no es lo único que puedes ver por esta zona. En la Calle de Embajadores, 53, se localiza la Tabacalera, una antigua fábrica de tabaco que en la actualidad es un centro social y cultural autogestionado. En sus grandes salas se aprovechan hoy en día para mostrar diferentes exposiciones de arte, así como para organizar actividades como mercadillos, conciertos, tertulias… Es un espacio alternativo y muy interesante que seguro que no te dejará indiferente.

La Tabacalera abre de martes a domingo y la entrada es libre. Si queréis informaros previamente de qué hay cuando vayáis, os aconsejo que os paséis por su página de Facebook, pues la actualizan bastante e informan de los eventos que van organizando.

 

arte urbano

Soy de las que piensan que el arte urbano le dotan de mayor encanto a los barrios y los hacen más especiales. Por eso Lavapiés me gustó desde el momento en el que puse un pie en él. Son muchos los graffiti de diferentes estilos los que encontrarás paseando por sus calles.

Una de las propuestas que han conseguido que el barrio se llene de arte ha sido CALLE (Convocatoria Artística Libre de Lavapiés Emergente), un festival anual en el que numerosos artistas decoran diferentes partes de Lavapiés. En la edición de 2018, la quinta, participaron nada menos que 50 artistas. Este evento se organiza entre finales de mayo y principios de abril, así que si vas justo en pleno festival, podrás ver a los graffiteros en pleno proceso de creación.

 

los teatros

Para cerrar un día perfecto en Lavapiés, puedes optar por ver una representación teatral, ya que este barrio puede presumir de tener numerosos teatros y de gran importancia. En total hay 14 salas, entre las que se encuentran el Teatro Valle-Inclán (Plaza de Lavapiés), Sala Mirador (Calle del Doctor Fourquet, 31) o La Casa Encendida (Ronda de Valencia, 2).

En la web de Lavapiés barrio de teatros‘ encontrarás todas las representaciones que se hacen proximamente para que puedas informarte sobre ellas tranquilamente y adquirir los tickets con antelación.

 

Como ves, el domingo es el día perfecto para visitar Lavapiés, aunque durante cualquier día de la semana puedes disfrutar de la gastronomía, el ocio y la cultura de este barrio madrileño lleno de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.