post

Roadtrip: Itinerario de 7 días por Galicia

Galicia es una tierra muy especial, ya que cuenta con una naturaleza salvaje y una interesante cultura e historia. Si estás pensando en visitar esta comunidad, este itinerario de una semana te puede venir bien para organizar tu propio viaje en coche por la tierra de las meigas. ¡Abróchate el cinturón que empezamos!

 

Día 1: A cruzar la península

Nosotros decidimos hacer este viaje en coche, ya que aunque para ello tuvimos que cruzar toda la península, nos brindó la flexibilidad necesaria para conocer Galicia en profundidad. Al ser del interior de Valencia, nos esperaban bastantes kilómetros, así que alrededor de las 6 de la mañana pusimos rumbo hacia Galicia.

Una parada que hicimos y que os recomiendo si os pilla de camino es Astorga, en León. Aquí nos quedamos deslumbrados por el Palacio Episcopal diseñado por Gaudí y por su grandísima Catedral.

Llegamos sobre las 15.30 a Lugo, donde comimos, dimos una vuelta por su casco histórico y paseamos por su muralla romana. A mitad de la tarde pusimos rumbo hacia nuestro alojamiento, una casa rural en las afueras de Santiago de Compostela, desde donde nos moveríamos al resto de destinos. Este primer día lo terminamos haciendo la compra, acomodándonos y descansando para el resto de la semana.

Catedral de Lugo

 

Día 2: Ribeira Sacra y Ourense

Este primer día que amanecimos en Galicia nos dirigimos hacia la Ribeira Sacra, en la que nos encontramos con sus características terrazas de viñedos. Os recomiendo parar en cualquier mirador que os llame la atención, las vistas son muy bonitas.

Ribiera Sacra, Galicia

El primer pueblo que visitamos fue Castro Caldelas, en el que destaca su castillo, que merece la pena visitar. Además, desde lo alto de éste las vistas son también muy buenas. Comimos aquí y, desgraciadamente, el tiempo se complicó: llovía y la carretera se llenó de niebla, por lo que decidimos no adentrarnos más en la Ribeira Sacra e ir hacia Ourense.

En Ourense nos sorprendió el Puente del Milenio, cuya arquitectura parece desafiar a la gravedad. En él puedes subir mediante una pasarela peatonal hasta 22 m para ver desde lo alto la ciudad y el río Miño. También destaca el Puente Mayor, que se construyó en el siglo I d.C. y a día de hoy es totalmente peatonal.

Puente del Milenio, Ourense

Por la noche tuvimos nuestra primera toma de contacto con Santiago de Compostela, donde probamos distintas tapas y vinos en sus bares y dimos una vuelta por el centro, sin olvidarnos de conocer por primera vez su famosa Catedral.

 

Día 3: Recorriendo la Costa da Morte

Personalmente es uno de los itinerarios que más me gusto. La primera parada la hicimos en Muros, un tranquilo pueblo marinero. De aquí fuimos a Carnota, donde se encuentra un0 de los dos horreos más largos de Galicia, ¡tiene nada menos que 35 m. de largo!

Tras ver este curioso hórreo llegamos a la Cascada del río Ézaro, que es muy especial, ya que es la única catarata de Europa que desemboca en el mar. Para llegar a ella encontrarás una pasarela peatonal de madera. Asimismo, se puede subir en coche hasta un inmenso mirador, pero la carretera llega a tener un 30% de pendiente, así que no todos los coches pueden subir bien.

Cascada del Ezaro, Galicia

Este día comimos en Corcubión y de allí nos fuimos a una de las parada más esperadas: Finisterre. Aunque no nos llovió, el viento que hacía era fortísimo, por lo que llegar andando hasta la punta de lo que durante siglos fue el fin del mundo nos resultó complicado.

Faro de Finisterre

Continuando con la ruta por la Costa da Morte, seguimos admirando el salvaje oleaje del mar en otros faros destacados: el Cabo Touriñán, el punto más al oeste de España, y Muxía, donde encontramos u santuario de interesante historia junto al faro.

Nosotros no pudimos ya que estaba nublado, pero son muchos los que dicen que uno de los atardeceres más espectaculares es el de Finisterre, por lo que si tenéis la oportunidad no dudéis en verlo y contarme si es así.

Día 4: A Coruña y alrededores

Durante medio día estuvimos recorriendo A Coruña, donde se encuentra la famosa Torre de Hércules, el único faro romano que aún sigue en funcionamiento y, por lo tanto, también el más antiguo.

Cuando nosotros fuimos estaba cerrado por mal tiempo, por lo que no pudimos conocer su interior. No obstante, sigue siendo impresionante ver desde fuera cómo ha resistido al paso del tiempo.

Tras conocer su centro histórico y comernos unas buenas zamburiñas, nos dirigimos a Betanzos, donde dicen que está la mejor tortilla de patatas de España, y que además su casco histórico también conviene conocer.

Centro histórico A Coruña

 

Día 5: Naturaleza y patrimonio en las Rías Baixas

Durante el quinto día nos dirigimos a la zona de Pontevedra. No obstante, primero paramos en el Parque Natural del río Barosa, donde hay unas cascadas que discurren sobre unos antiguos molinos. Es un recorrido corto y muy bonito, ideal para conocer la naturaleza de esta tierra.

Parque Natural del rio Barosa

De aquí fuimos a la ciudad de Pontevedra, en la que pasamos aproximadamente una hora, para luego dirigirnos a Combarros, un pueblecito muy turístico debido a sus hórreos junto al mar y sus calles medievales.

Después de comer hicimos una parada en la Lanzada, donde al fin nos encontramos con un castro, un antiguo poblado del siglo VIII a.C. Más tarde nos dirigimos a la Isla de la Toja, conocida por sus balnearios y, por último, a Combados.

Castro de la Lanzada, Galicia

 

Día 6: Santiago de Compostela

Este último día completo en Galicia lo dedicamos a conocer en profundidad Santiago de Compostela, disfrutar de su ambiente y despedirnos de su gastronomía. No puedes irte de la ciudad sin entrar en su Catedral, a la que miles de peregrinos acuden todos los años. Casualmente, como fuimos en Domingo de Resurrección, estaba más llena que de costumbre.

Para disfrutar de alguna de las mejores vistas de la ciudad, decidimos coger el tren turístico. De esta forma conocimos más de la historia de la ciudad y otras zonas aparte del centro, como la Universidad.

Vistas Catedral de Santiago de Compostela

Este día decidimos comer en la Rua de San Pedro, donde hay numerosos restaurantes típicos. Después de dar un tranquilo paseo, por la tarde volvimos a la casa rural para hacer las maletas y preparar todo para nuestra marcha.

 

Día 7: Vuelta a casa

Al estar tan lejos, el último día tuvimos que dedicarlo prácticamente a volver hacia Valencia. No obstante, hicimos varias paradas que merecieron la pena. La primera fue en Sanabria, que ya pertenece a Castilla y León. Para comer, optamos por Rueda, para así de paso degustar su valorado vino.

Si, como nosotros, vas a volver durante un día festivo, es bastante probable que haya mucho tráfico, así que conviene que vayas consultando el estado de las carreteras y salgas con el tiempo suficiente, pues es posible que te encuentres con algún atasco.

Consejos

  • Aunque sabíamos qué queríamos visitar durante este viaje de siete días, no fijamos que día iríamos a cada sitio, ya que el tiempo en Galicia suele ser complicado e imprevisible. Por eso, cada mañana consultábamos qué tiempo hacía en cada sitio e íbamos a la zona que mejor clima tenía.
  • Por eso, es imprescindible que te lleves chubasquero. También puedes coger un paraguas, pero si hay viento es inservible, por lo que no es tan fundamental.
  • Las calles de gran parte de pueblos y ciudades son empedradas y, como hemos dicho, suelen estar mojadas, así que lo mejor es un calzado cómodo y lo menos resbaladizo posible.
  • Aunque en una semana nos dio tiempo a ver una buena parte de Galicia, ni de lejos la vimos al completo, ni conocimos todo lo que nos hubiera gustado, por lo que no creas que por ir unos cuantos días ya verás toda esta comunidad. Si tienes días de sobra, aprovéchalos.

Espero que este recorrido te sirva de ayuda y te motive a conocer esta tierra única que seguro que no te defraudará. Si tienes cualquier pregunta no dudes en dejármela en los comentarios.

 

artículos relacionados

2 thoughts on “Roadtrip: Itinerario de 7 días por Galicia

  1. ¡Hola, Eva!
    No hay dos viajes iguales, aunque sea el mismo destino jeje Nosotros hicimos la parada en Ponferrada, teníamos ganas de conocer ese castillo templario tan afamado. Así que nos perdimos Astorga.
    Galicia es una de esas comunidades que te dejan con ganas de seguir explorando sus bellezas naturales, su patrimonio, su historia. Tiene mucho que ofrecer a cualquier tipo de viajero.
    Me has descubierto el Parque Natural del río Barosa y me falta la Ribeira Sacra. Aún nos queda mucho por descubrir por Galicia. La última vez nos centramos mucho en la Costa da Morte que nos enamoró.
    Tu semana ha sido muy completa e intensa. Muy buena guía.
    Un abrazo.

    • ¡Hola! Tienes razón, hay miles de opciones dentro de un mismo destino y Galicia no iba a ser menos, siempre hay algún motivo para volver. ¡Muchas gracias por tu comentario!

      ¡Un saludo!
      Eva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.