Roadtrip por la Toscana: ruta de 10 días

por Eva

La Toscana es una de las regiones más bellas e interesantes de Italia. Nosotros la hemos recorrido en coche durante diez días, por lo que vamos a contarte cuál fue nuestro itinerario por la Toscana. Así puedes inspirarte para tu viaje y te puede servir de ayuda para crear tu propia ruta por esta bonita zona.

 

Día 1: viaje de ida

Nuestro viaje comienza en Valencia, donde cogemos el avión directo a Pisa. Salimos alrededor de las 17.00 y llegamos a Pisa a las 19.00. En el propio aeropuerto recogimos nuestro coche de alquiler, pues para poder llegar a todos los sitios que queremos ver y poder movernos con comodidad, necesitamos nuestro propio vehículo.

Nosotros alquilamos el coche a través de Auto Europe, un comparador que te muestra las mejores ofertas de las diferentes empresas de alquiler disponibles en la zona que tú seleccionas. A través de su web haces todo el proceso de reserva, después solo tienes que ir a recoger el coche y listo. A nosotros nos fue genial con ellos, está toda la información clara desde el principio, por lo que no hay lugar a ningún problema. Puedes hacer clic aquí para acceder a sus ofertas en Pisa.

Una vez recogimos nuestro coche, condujimos hasta nuestra primera parada: Florencia. Mucho cuidado con no pasar al centro de la ciudad con el coche, pues es zona ZTL y te puede caer una buena multa. Nosotros pasamos por unas indicaciones incorrectas que nos dieron, afortunadamente al final pudimos solucionarlo y librarnos de la multa. El parking más económico es el del Parterre, que tiene tarifa por días, aunque está un poco alejado.

 

Día 2: Florencia y su patrimonio

La primera mañana por Florencia nos dedicamos a callejear para comenzar a hacernos una idea de cómo es la ciudad y permitirnos descubrir sus diferentes atractivos por nosotros mismos. Pasamos por la Piazza de la Signoria, el Duomo, Santa Maria de Fiori…

Ya por la tarde subimos a lo alto de la cúpula del Duomo y después visitamos las Galerías Uffizi. Es muy importante ir con las entradas ya compradas, de lo contrario, te tocará hacer colas de horas. Para terminar el día, nos fuimos a cenar al Mercado Central y después a tomarnos un helado a la famosa Gelateria La Carraia.

 

Día 3: segundo día en Florencia

El segundo día en Florencia lo comenzamos haciendo una visita guiada por la Galeria de la Academia para poder conocer al famoso David de Miguel Ángel. Más tarde subimos al Campanile de Giotto y visitamos el Museo de la Opera del Duomo (el Baptisterio estaba cerrado debido a una especie de evento de la Iglesia).

Después de comer cruzamos el río para visitar el Palacio Pitti y sus grandiosos Jardines de Bóboli. Vimos con calma el Puente Vecchio y fuimos a probar suerte a la popular Fuente del Porcellino. Terminamos el día disfrutando de la Plaza de la Catedral de noche.

 

Día 4: camino a Cinque Terre

Para despedirnos de Florencia, ya con el coche fuimos hasta el Mirador de Miguel Ángel. Desde él partimos dirección a La Spezia, donde teníamos nuestro alojamiento las dos próximas noches. Por el camino nos desviamos un poco para parar en el Puente de la Magdalena o Puente del Diablo, que está en un bonito entorno perteneciente a Luca.

En realidad, para ahorrar kilómetros, deberíamos haber ido a Cinque Terre antes que a Florencia. Pero cambiamos el orden para poder ir entre semana, ya que si de normal está llenísimo de gente, los fines de semana más (si es que cabe más gente). Sí, en Florencia también puede haber mucha gente, pero es una ciudad grande, estos pueblos son muy pequeños y enseguida están llenos. Por cierto, en realidad Cinque Terre no pertenece a la región de la Toscana, pero estando tan cerca no podíamos dejarlo de lado.

Una vez llegamos a nuestro apartamento de la Spezia y comimos, fuimos en autobús a Porto Venere, un pueblo que no pertence a Cinque Terre pero que también es bastante bonito (y más tranquilo). En toda esta zona, debido a la restricción de aparcamiento y la calidad de las carreteras, creemos que lo mejor es moverse con transporte público. Esa misma tarde fuimos a la estación de tren de La Spezia a comprar la Cinque Terre Card para tenerla lista al día siguiente.

 

Día 5. Cinque Terre (Quattro para nosotros)

A primera hora de la mañana cogimos el tren que nos llevó hasta uno de los pueblos de Cinque Terre, Vernazza. De ahí hicimos la ruta a pie que comunica Vernazza con Monterosso, el último de los pueblos. Así, conocimos cómo son estos senderos y partimos desde el último para ya ir de un pueblo a otro en tren (los senderos entre Corniglia, Manarola y Riomaggiore están cerrados por obras).

Ya desde Monterosso volvimos a Vernazza para verla con tranquilidad y, de ahí, a Corniglia. Aquí nuestros planes se truncaron un poco porque David se torció el pie por un pavimento en mal estado. En principio seguimos, llegando hasta Manarola, pero aquí ya tuvimos que volver a La Spezia para ir al hospital, así que se nos quedó pendiente Riomaggiore, pero da tiempo de sobra en un día ver los cinco pueblos.

Como teníamos contratado nuestro seguro de viajes Iati (en este enlace tenéis un 5% de descuento para el vuestro), les llamamos y ellos nos indicaron a qué hospital dirigirnos. Tras unas pruebas, confirmaron que David no llevaba ninguna fractura, así que por suerte pudimos seguir con nuestro recorrido sin ningún problema.

 

Día 6: el Valle del Chianti

Para dirigirnos de la Spezia a Siena lo hicimos conociendo el Valle del Chianti. La primera parada fue Greve in Chianti, un tranquilo pueblo que, pese a ser bonito, nos pareció más aún una aldea que hay a apenas 2 km y se llama Castello di Montefioralle (además desde ella las vistas son espectaculares).

Llegamos a comer a San Gimignano y tras visitarlo pasamos por Volterra. Nuestro plan era hacer una última parada en Monteriggioni, pero como ya había anochecido y se nos estaba haciendo tarde, fuimos directamente a Siena para entrar en nuestro alojamiento de las próximas dos noches. Por cierto, en Siena también hay ZTL, no entréis más allá de las cámaras alrededor del casco antiguo (en realidad, esta restricción la encontramos en prácticametne todos los pueblos y ciudades de la Toscana).

 

Día 7: Siena y su cultura

Este día estuvimos conociendo a fondo Siena y su riquísimo patrimonio. Comenzamos por su mayor joya, la Catedral, y pasamos a su interior para ver sus suelos de imágenes hechas de mármol, que sólo están destapadas dos meses al año. También subimos a lo alto de ella para poder observarlas de lejos y disfrutar de unas buenas vistas de la ciudad.

Visitamos por dentro el antiguo Hospital de Santa Maria della Scala, uno de los hospitales más antiguos del mundo, vimos algunas de sus fuentes como la Fontebranda y entramos al Palazzo Comunale, ubicado en la gigantesca Piazza del Campo. La comida la hicimos en Al 22, un local de comida rápiad pero tradicional y elaborada. Casualmente encontramos abierto el museo de uno de los distritos que se enfrentan en las populares Fiestas del Palio, celebradas en julio y agosto. Cenamos en Orto de Pecci, un restaurante solidario ubicado en la huerta con unas vistas preciosas a la ciudad.

 

Día 8: entramos al Val d’Orcia

Uno de los sitios al que más ganas le teníamos era al Val d’Orcia. La ruta de este séptimo día la comenzamos visitando Montepulciano, San Quirico d’Orcia (donde comimos en la Trattoria Osenna, un restaurante tradicional y auténtico) y Bagno Vignoni, un pequeño poblado que en su plaza principal tiene una inmensa terma.

De ahí fuimos a nuestro alojamiento de la próxima noche, una casa rural ubicada en pleno Val d’Orcia, en la reserva natural Lucciola Bella. Tras dejar las cosas y disfrutar de las vistas, nos dirigimos a los Baños de San Filippo, unas termas naturales con un paisaje impresionante: la piedra está blanca debido al agua con calcio y magnesio, y parece hielo o sal. Aquí el agua sale a 40ºC por lo que te puedes bañar en cualquier época del año. Terminamos el día comprando algo en un súper cercano para cenar tranquilos en nuestro alojamiento.

 

Día 9: el valle con calma

Estuvimos recorriendo más partes del Val d’Orcia con calma, parando en los típicos caminos de cipreses, donde veíamos unas buenas vistas… La primera parada oficial fue Pitigliano, un pueblo muy bonito y tranquilo donde aprovechamos para comer. De ahí fuimos a las Termas de Saturnia, otros baños naturales. Son bonitos, pero estaban totalmente abarrotados de gente (era sábado por la tarde). Aquí el agua también sale bastante caliente por lo que es ideal par un bañito.

Tras una parada para tomar un café en el pueblecito de las termas, Saturnia, ya cogimos la carretera llamada Via Aurelia para cruzar toda la Toscana hasta llegar a nuestra última parada: Pisa. Esa noche dimos una primera vuelta alrededor de la Catedral y su famosa torre inclinada.

 

Día 10: Pisa express

Nuestro vuelo salía a las 15.00 y teníamos que pasar antes a devolver el coche, por lo que solo contamos con una mañana para conocer Pisa (y por lo que vimos, más que suficiente). Comenzamos la mañana volviendo a la zona de la torre inclinada para poder fotografiarla con menos gente posible. Después nos dirigimos a ver la iglesia de Santa Maria della Spina, el graffiti llamado Tuttomondo y de ahí callejeamos un poco por el casco antiguo. Después ya cogimos el coche par volver al aeropuerto.

Espero que os haya gustado el recorrido que nosotros organizamos y que os sirva de inspiración para hacer el vuestro propio y disfrutar de una región tan bonita como es la Toscana. ¡Si tienes cualquier duda puedes dejarla en los comentarios y te contestaré lo más rápido posible!

 

Artículos relacionados

6 comentarios

Héctor Arenós Marco 29/10/2019 - 7:28 pm

A nosotros nos llegó una multa por circular por zona ZTL en Rávena, eso sí 13 meses después, y como sólo disponen de 12 meses para notificarla y venía certificada, la multa jamás fue abonada..je, je, je…

De todo lo que nos cuentas, lo único que no conocemos es Val d’Orcia, que nos lo guardaremos para cuando vayamos por tercera vez (junto a Volterra, por ejemplo), pero te aconsejo mucho que cuando vuelvas vayas a Arezzo, San Gimignano, Monterigioni y también es interesante visitar Vinci, por ser el lugar de nacimiento del genio y puedes ver y entrar en su casa natal.

Luca, Pistoia…hay muchas localidades que vimos y también molan.

Responder
Eva 30/10/2019 - 11:37 am

Qué suerte que os llegara tarde y os pudierais libras de la multa 😁 Seguro que os encanta el Val d’Orcia. San Gimignano sí que lo visitamos pero se nos quedaron pendientes Monteriggioni, Luca, Vinci… como dices hay tantísimo que ver que hay que volver unas cuantas veces.

¡Un saludo!
Eva

Responder
Kris 03/11/2019 - 1:08 pm

Toscana es una región tan bonita que podría vivir allí. Los lugares más conocidos lo son con razón y aunque Pisa fuera solo una visita express entro dentro de una buena ruta. Pero más allá de los lugares más conocidos hay otra Toscana que tiene esa belleza tranquila de los lugares que aún no ha descubierto el turismo de masas. Yo estuve el año pasado en la comarca de Toscana y fue todo un descubrimiento. Un abrazo y feliz domingo.

Responder
Eva 06/11/2019 - 9:01 pm

Como dices es una zona tan bonita que dan ganas de quedarse una larga temporada. Es genial que tenga tantos rincones, algunos de ellos muy poco conocidos.

¡Un saludo!
Eva

Responder
Belén (Mis viajes y sensaciones) 03/11/2019 - 11:51 am

Qué viaje tan bonito, tengo muchas ganas de realizar un road trip por la Toscana, pero lo del coche y que no se puede acceder al centro de las ciudades porque te pueden multar, es un rollo. Aunque la verdad que nosotros somos de aparcarlo siempre en las afueras al igual que cuando cogemos alojamiento. Tuvisteis algún problema en los aparcamiento, porque tengo entendido que los parking son caros.

Responder
Eva 06/11/2019 - 9:02 pm

Hola Belén,

En Florencia es donde tuvimos más problemas con el tema del aparcamiento (lo cuento en este post: http://meraviglia.es/en-coche-a-florencia-donde-aparcar-y-como-librarse-de-las-multas/). En el resto de pueblos y ciudades pudimos aparcar o bien gratis o bien pagando una pequeña cantidad en las zonas azules.

Un saludo,
Eva

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.