Santander en dos días: qué ver y hacer

Santander, la capital de Cantabria, es una ciudad estrechamente ligada al mar. Este destino es ideal para pasar dos o tres días y así visitar todos sus atractivos, así como probar sus platos típicos y conocer a sus habitantes. Por eso, aquí te contamos todo lo que no te puedes perder en Santander:

Santander en 2 dias

Vamos a dividir qué ver y hacer en Santander en dos días, teniendo en cuenta dos partes diferenciadas de la ciudad y el itinerario que nosotros hicimos. No obstante, si vas a estar más o menos tiempo, puedes reestructurar este plan dependiendo de tus prioridades:

Día 1

El primer día nos centramos en la zona norte de la ciudad. Hasta aquí llegan numerosos autobuses desde distintos puntos, por lo que te recomiendo no mover el coche, ya que el tema de aparcar es bastante complicado.

Península de la Magdalena

Personalmente, fue la parte de de Santander que más me gustó, pues es ideal encontrar dentro de una ciudad una zona verde tan grande y de tanta belleza. Aquí puedes pasar un par de horas caminando y disfrutando de las vistas que hay tanto del mar como de Santander.

Peninsula de la Magdalena

En su centro está el Palacio de la Magdalena. Es posible que te suene, ya que fue el escenario protagonista de la serie española Gran Hotel. Este impresionante edificio construido como Palacio Real está disponible para organizar algunos eventos como congresos o bodas, así que si te gustaría casarte en él, ¡puedes ir reservando fecha!

Palacio de la Magdalena

En esta península también puedes ver las réplicas de tres carabelas y un monumento en honor a Félix Rodriguez de la Fuente. El único aspecto negativo es un pequeño zoo abierto que hay, donde viven algunos pingüinos entre otras especies, desde mi punto de vista, en unas condiciones deplorables.

Feliz Rodriguez de la Fuente, Magdalena, Santander

 

Probar las rabas típicas

Uno de los platos más populares de Santander son las rabas o, lo que es lo mismo, calamares rebozados. Éstas pueden servirlas acompañadas de cebolla y patatas. Las encontrarás en prácticamente todos los restaurantes, aunque los precios varían bastante.

Rabas tipicas de Santander

 

Estadio El Sardinero

Este punto es para los más futboleros. Si eres uno de ellos, puedes aprovechar que estás por esta zona de la ciudad para visitar el estadio del equipo de fútbol de la población: el Racing de Santander.

Está bastante cerca de la Playa del Sardinero, tan sólo varias calles dirigiéndonos desde ella hacia el interior de Santander.

Estacio el Sardinero, Santander

 

Gran Casino Sardinero

No, no os estoy incitando al juego, pero el edificio en el que se enclava el Gran Casino Sardinero es espectacular. Esta construcción se inauguró en 1916 y desde entonces es uno de los lugares más destacados de la ciudad.

Ya por fuera es sorprendente, pero os recomiendo entrar para que admiréis las bonitas vidrieras que tienen en el primer salón, así como sus majestuosas escaleras.

Interior del casino de Santander

 

Playa del Sardinero

La playa más conocida de la ciudad, en la que encontrarás gente durante todo el año, aunque tan sólo los más valientes se atreven a bañarse en sus frías aguas  a no ser que sea un calurosos día de verano.

Playa del Sardinero, Santander

 

Comerse un helado

Algo que no conocía hasta que llegamos a Santander es la cantidad de puestos de helados que hay a lo largo de sus paseos. Además, todo el mundo que nos cruzábamos se estaba comiendo uno, así que, ¡no hay quién se resista!

Por eso, una buena forma de acabar el primer día en Santander es devorando un helado de tu sabor favorito mientras escuchas de fondo el rugir de las olas.

Tomando un helado en Santander

 

Día 2

En el segundo día nos centramos en el casco histórico de la ciudad, aunque también pasamos por algunas de las últimas novedades de Santander.

Catedral y Ayuntamiento

Dos de las plazas por las que todo visitante de Santander tiene que pasar son las del Ayuntamiento y la Catedral, en las que podremos observar estos dos importantes edificios.

Continuando hacia el Paseo de Pereda, el principal de esta parte de la ciudad, nos encontramos con el edificio de Correos, uno más en la lisa de los más bonitos.

Catedral de Santander

 

Plaza de Pedro Velarde

En esta gran plaza siempre hay buen ambiente. Además, de vez en cuando acoge algunas exposiciones temporales así como distintos eventos. Es por lo tanto, el centro para los habitantes de Santander. También se le llama Plaza Forticada.

Plaza Fortificada, Santander

 

Centro Botín

Nosotros tuvimos la suerte de ir la misma semana de su inauguración. Lo más impresionante de este moderno edificio son sus miradores, que están abiertos al público. Éstos se meten completamente dentro del mar y, además, su suelo es de cristal, por lo que quedas totalmente flotando sobre el agua (no te preocupes, es completamente seguro). Las vistas desde aquí también son preciosas.

Centro Botin, Santander

 

Monumento a los Raqueros

Este bonito y conocido monumento se localiza en el Paseo de Pereda, antes de llegar al Real Club Marítimo, un edificio que se encuentra dentro del mar.

Es difícil resistirse a hacerse una foto con estos niños cuya historia me sorprendió. Al parecer, los raqueros eran niños sin apenas recursos que en el siglo XIX y principios del s. XX merodeaban la costa de Santander, pues algunas personas les echaban monedas al mar para que ellos se tiraran a él a buscarlas.

Monumento a los Raqueros, Santander

 

Irse de pinchos

No puedes irte de Santander sin salir de pinchos. Esto consiste en visitar distintos bares y, en cada uno de ellos, pedirte un pincho distinto con su bebida. En varios restaurantes tienen elaboraciones realmente sabrosas y los hay para todos los gustos.

En prácticamente todo el centro histórico encontrarás numerosos bares dedicados a esta sabrosa tradición, aunque uno de los más conocidos es Casa Lita, que se encuentra en el propio Paseo de Pereda. ¡Nosotros nos pusimos las botas!

De pinchos por Santander

Aunque Santander es espectacular, no tiene por qué ser vuestra única parada en Cantabria, una comunidad que merece ser explorada al completo. Si quieres conocer más de ella, puedes seguir con este artículo: Itinerario de 5 días por Cantabria.

6 pensamientos en “Santander en dos días: qué ver y hacer

  1. viajandoodvyrcl

    Me encantaron las fotos y toda la información que nos das!! No conocemos Santander pero me guardo tu post que será excelente guía para algún día que lo visitemos.
    Me encanto la mención de el Gran Hotel!! Ame esa serie y no tenia idea de que en verdad existiera el lugar.
    Gracias por compartir. Saludos :)

    Responder
  2. Mauxi Leal

    Sólo he estado en Santander una vez y apenas nos dio tiempo de ver la playa de El Sardinero, visitar un mercado y disfrutar de algunos pinchos, así que espero poder volver pronto para poder hacer todas las cosas que me quedaron pendiente y que propones en tu ruta de dos días. Gracias por los tips.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *