post

Tahití: un paraíso con cultura milenaria

Cuando hablamos de lugares paradisíacos todos nos imaginamos esas playas tranquilas y con agua cristalina en las que tumbarnos y relajarnos. Sin embargo, si eres una persona inquieta, quizás pienses que necesitas algo más para que un destino te atrape. En este artículo, voy a hablarte de Tahití, una isla paradisíaca que además cuenta con una cultura realmente interesante que hará que tu viaje sea mucho más completo.

Tahití, con una superficie de 646 km², es la isla más grande de la Polinesia Francesa. Está ubicada en pleno Pacífico, alejada de los grandes continentes. Como a muchos otros, cuando se habla de esta isla seguro que te vienen a la cabeza imágenes de playas paradisíacas. Y no es para menos. Ejemplo de ello son Lafayette Beach, que está muy cerca del aeropuerto y se caracteriza por su arena negra, o Point Venus Beach, al norte de la isla.

Imagen por Marc CARAVEO

Sin embargo, Tahití es mucho más que sus playas. Comenzando por la naturaleza del interior de la isla, que ha permanecido prácticamente virgen, ya que la población siempre se ha concentrado en torno a la costa. En el centro de la isla está el Monte Orohena, con una altura sobre el nivel del mar de 2.241 m. Un lugar mágico es Maraa Grotto, un conjunto de grutas y piscinas naturales. O las cascadas Faarumai, tres grandes cataratas rodeadas de espesa vegetación.

Pero como os he dicho, lo que hace especial a Tahití es su cultura. Tiene su origen en los ma’hoi y es una cultura íntimamente relacionada con la naturaleza, de la que surge la magia, o como ellos lo llaman, el Mana, un término místico y muy difícil de definir, una especie de fuerza que une a todos los seres vivos, a las islas que forman la Polinesia Francesa y que marca el destino de las personas.

En relación con el Mana están las danzas tradicionales de los tahitianos, que antiguamente se practicaban en múltiples ocasiones: en la guerra, para dar la bienvenida a alguien, celebrar numerosas ocasiones… Aunque una parte de estas danzas desaparecieron, a día de hoy hay algunas que se conservan y se siguen realizando acompañadas de los instrumentos típicos de la isla.

Otro aspecto relacionado con la cultura de Tahití y que a mí especialmente me llama la atención son los tatuajes. Seguramente, si has estado en otras zonas del Pacífico, como Nueva Zelanda, ya habrás visto tatuajes de este tipo. Sin embargo, debes saber que en cada isla se realizan unos patrones diferentes. Aunque para nosotros los tatuajes tienen mayormente una función decorativa, en Tahití siempre han sido mucho más importantes. Para ellos, los tatuajes provienen de los dioses y están también íntimamente ligados con el Mana.

Imagen por Tyler Corder

Desde sus inicios, los tatuajes se realizaban para dar información sobre la persona que los llevaba, como su estatus social, la tribu de la que formaba parte, si se había casado, si había luchado en alguna guerra… todo un mapa que contaba la historia de la persona. Desafortunadamente, una vez llegaron los misioneros europeos, los tatuajes se prohibieron y comenzaron a desaparecer, pero desde hace décadas la lucha por mantener la identidad de los habitantes de la isla ha conseguido que resurjan y que cada vez se conozca más sobre ellos.

Si quieres visitar Tahití durante una época especial, tienes que ir durante el mes de julio, época en la que se celebra el Heiva, un festival en el que la cultura es la protagonista. Durante esos días se realizan bailes, cánticos, competiciones de va’a (una especie de carrera de canoas), elaboración de artesanías… E incluso se monta la Heiva Village, una pequeña aldea donde adquirir todos esos productos tradicionales íntimamente ligados a la isla y su cultura.

Imagen por Mark Wallace

Como puedes ver, si buscas unas vacaciones en las que se combine playas tranquilas y paradisíacas, naturaleza salvaje y cultura ancestral, viajar a Tahití tiene que estar entre tus opciones. ¡Yo ya estoy deseando hacer las maletas e irme a conocer esta isla!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.