post

Timo en el metro de París + uso de la Tarjeta Navigo

En las ciudades turísticas pueden aparecer timadores que se aprovechan de los visitantes para ganar dinero, y París no es una excepción. En este artículo os voy a contar el intento de timo que sufrimos en el metro parisino para que a vosotros no os pase y, además, os voy a explicar las ventajas y utilización de la Tarjeta Navigo.

el intento de engaño

Como nosotros íbamos a estar de lunes a domingo en París, decidimos optar por adquirir la Tarjeta Navigo Semaine ya que, como te cuento en el último apartado, nos venían genial sus condiciones. No sabíamos muy bien cómo se adquiría, a si que en la parada de metro más cercana a nosotros, Saint Paul, empezamos a navegar por la máquina de tickets para ver si lo encontrábamos.

Estando allí se nos acercó un chico joven que nos preguntó en inglés si necesitábamos ayuda y, amablemente, le dijimos que no. Vimos que en la máquina estaba la opción de adquirir la Tarjeta Navigo Semaine, así que le dimos, pagamos y se nos imprimió un ticket (no la tarjeta), por lo que supusimos que habría que ir a alguna ventanilla de atención a canjearlo.

Estábamos hablando a ver qué hacíamos cuando se nos volvió a acercar el mismo chico, que nos volvió a ofrecer ayuda. Le contamos lo que habíamos hecho y nos dijo que la Tarjeta Navigo solo era para parisinos, que si la adquiríamos y nos pillaban podían multarnos. Nos dijo que él nos ayudaba a sacar el pase necesario para una semana y en la oficina del transporte de París devolviéramos los tickets que habíamos comprado.

Le dijimos que vale, pensando de primeras que él actuaba de buena fe, y nos dirigimos de nuevo a una máquina con él. Sin embargo, lo que el nos mostró en la pantalla que debíamos comprar era la Paris Pass, una tarjeta que para cinco días cuesta más de 150€ por persona. Obviamente no íbamos a pagar eso, así que le dijimos que gracias por la información y que nos lo pensaríamos.

Estando allí todavía (todo esto que os narro pasó muy rápido, nunca nos daban tiempo a hablar tranquilos), volvió a aparecer el chico, esta vez acompañado de una chica que decía trabajar en el metro de París, justificándolo con una acreditación que llevaba colgada del cuello.

Ella nos explicó que sí que habíamos hecho bien cogiendo los tickets de la Tarjeta Navigo, pero que nos faltaba coger otro ticket más para pagar la tarjeta en sí (una historia totalmente distinta a la del chico). Le dijimos que vale y, cuando nos mostró en la máquina lo que quería que pagáramos… ¡tachan! Otra vez pretendía que adquiriéramos la Paris Pass. Le decíamos que eso no es lo que queríamos y ella trataba de confundirnos diciendo que no le entendíamos bien.

De nuevo esta vez a ella le dimos las gracias diciendo que teníamos que hablarlo. Por última vez, volvió a aparecer el chico y esta vez cada vez daba explicaciones más raras, recalcando que nos iban a multar, diciendo que el era cristiano y por lo tanto podíamos confiar en él (irónica esa fue la frase que más me hizo desconfiar a mí, ¿a mí qué más me dan tus creencias?), así que para que no nos molestaran, nos salimos fuera de la parada de metro y nos alejamos unos metros para poder hablar tranquilamente (aún así el chico nos estuvo vigilando desde la entrada de metro un rato, ya daba mal royo el tema).

Ya fuera, David me comentó que la identificación que llevaba la chica era simplemente su pase de metro, nada oficial. Ambos coincidíamos en que todo olía muy mal y que, si a algo no estábamos dispuestos, era a pagar la barbaridad que ellos nos decían. Así que fuimos andando hasta una parada de metro donde la chica nos había dicho que había atención al cliente (en realidad en la nuestra había también, hay en todas, pero la chica nos dijo eso para no ser pillada).

Ya en la nueva parada de metro, solicitamos la Tarjeta Navigo Semaine sin ningún problema, le comenté a la trabajadora lo que nos había pasado y puso los ojos en blanco cansada de oír lo de siempre. Nos dijo que no nos preocupáramos y nos confirmó que esa tarjeta vale seas o no parisino (la única diferencia es que si no eres de París, pagas 5€ por adquirir la tarjeta, eso es todo).



el misterio de este timo

Afortunadamente, nosotros teníamos claro que no queríamos adquirir la Paris Pass, cuando sabíamos que la Tarjeta Navigo  Semaine nos daba todo el transporte público por 27.80€. Analizándolo en frío una vez ya resolvimos el entuerto, vimos como todo olía muy mal, pero ambas personas que nos intentaron timar lo que hacían era no dejarnos hablar y pensar, comenzando a hablarnos muy amablemente pero de forma cada vez más desesperada.

Sin embargo, hay algo que todavía no entendemos, y es qué ganaban ellos obteniendo nosotros la Paris Pass. Esta tarjeta turística es de una agencia turística oficial y muy extendida en la ciudad, dudo mucho que contrate a timadores para engañar a los turistas para que adquieran sus tickets.

Lo único que se me ocurre es que ellos le digan a la empresa que van a actuar como comerciales pero sin embargo lo que hacen es mentir a los visitantes para forzarles a pagar por esta tarjeta, aunque no lo puedo saber cierto. Así que ya sabéis, siempre que tengáis una duda en el metro de París, acudid siempre a las ventanillas de información y desconfiad de personas que insistan una y otra vez en ayudaros (seguro que hay gente buena que sí que quiere ayudar de verdad, es más, yo fui la primera que en un principio pensé bien de ambas personas, pero lamentablemente queda demostrado que uno no se puede fiar).

 

Tarjeta navigo

El transporte público de París tiene múltiples opciones de pases. A nosotros el que más nos convino fue la Tarjeta Navigo Semaine, ya que funciona por semanas (deja de funcionar el domingo la adquieras el día que la adquieras) y, como nosotros estábamos desde el lunes, nos salía muy a cuenta.

El precio de este bono de transporte es de 22.80€, a lo que hay que sumarle 5€ que se pagan para que te den la tarjeta. Tienes que llevar una foto de carnet para que te lo hagan, que no se te olvide. Por lo tanto, por un total de 27.80€ puedes utilizar todo el transporte público de París que quieras, incluso el tren que va al aeropuerto o a Versalles, por lo que es una buenísima opción para ahorrar en la ciudad.

Hay dos tipos de Tarjeta Navigo, una que es para los parisinos y la Découverte, que sí que puede ser utilizada por cualquier persona que visite la ciudad, por lo tanto lo que nos contó ese chico era totalmente falso. Como te he dicho, nosotros pagamos los 22.80€ en la máquina y en la ventanilla de información los 5€ que nos faltaban, pero yo creo que puedes pagar las dos cosas directamente en la ventanilla, que es donde te preparan y entregan la tarjeta.

Otra ventaja de esta tarjeta es que una vez ya la tienes, la puedes recargar las veces que quieras desde la máquina, tiene una validez de 10 años, por lo que si vas a estar en París más de una semana o piensas volver más tarde, ya no tendrás que pagar los 5€ extra.

Ahora bien, si vas a ir menos días es posible que te convenga otro tipo de pase. En este artículo de Mochileros 2.0 tienes muy bien explicado todas las opciones que hay y sus precios. Fue allí donde nosotros conocimos la Tarjeta Navigo y gracias a lo que no caímos en este intento de engaño.

 

artículos relacionados

11 thoughts on “Timo en el metro de París + uso de la Tarjeta Navigo

  1. ¡Que raro! La verdad es que no termino de entender cual sera el motivo, porque de primeras no se ve ningún beneficio para ellos. Parece más ganas de engañar para hacer perder dinero, que para timar. Pero aun así, me parece penoso. Por otra parte no conocíamos la Tarjeta Navigo Semaine, y tiene muy buena pinta, sobre todo en una ciudad tan cara como París. Saludos y gracias por la info 🙂

    • Ya, no parece haber beneficio aparente, pero estoy segura que si se toman tantas molestias en timar a la gente (y por lo que nos dijo la trabajadora de la ventanilla ya los conocían de sobra) es porque de alguna forma u otra algo ganarán. ¡Un saludo!

  2. Yo, siempre que viajo por ahí – y muy extraña es la vez que no – hago eso de guisármelo y comérmelo. Vamos, que voy estudiada de casa y con las cosas claras en la cabeza. Situaciones como ésta se dan miles cada vez que se sale de casa, y está bien que se informe al futuro viajero de que esté alerta.

    Un saludo,
    Marina.

    • Claro, hay que salir con la información ya sabida para que no te consigan engañar. Yo lo plasmo para que, si a alguien más le pasa, tenga claro desde un primer momento de que todo es un timo, y así no pierden ni el tiempo ni el dinero.

      ¡Un saludo!
      Eva

  3. ¡Hola!
    ¡Quéeeeee fuerteeeee! Hemos estado un montón de veces en París y nunca nos ha pasado nada parecido, ¡y sinceramente tampoco lo habríamos imaginado!
    Como bien dices, no acabo de entender qué ganaban ellos, si la tarjeta es oficial… La verdad es que siempre hay que ir alerta, qué rabia.
    ¡Un besote y gracias por compartir la experiencia!

  4. Más que por falsos comerciales el timo yo creo que irá mas bien en la linea de que debe haber alguna manera de devolver el importe de la tarjeta teniendo el ticket recien sacado, sin asociar a una tarjeta. Por eso os piden que le deis el ticket y os saqueis la de 150€.

    O bien, que ellos ya tendran la tarjeta que cuesta 5 euros, e intentan timar a los turistas un lunes, porque asi es como se pagan el bono transporte semanal con vuestro ticket y seguir “trabajando” en sus trapicheos.

    • Sería una opción pero ellos no nos pidiéramos que les diéramos el ticket. Uno nos dijo que lo devolviéramos en la oficina del metro y la chica nos dijo que sí que nos valía, así que ni idea, el misterio sigue sin resolverse 😅 ¡Un saludo y gracias por comentar tu teoría!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.