Viaje en el tiempo: Cena medieval en Peñíscola

Peñíscola es una de esas poblaciones de la Comunidad Valenciana que destacan por su historia. Y es que en su gran castillo estuvo viviendo Benedicto XIII, el Papa Luna, que luchó por que lo consideraran el verdadero Papa, de ahí el dicho mantenerse en sus trece.

¿Te imaginas poder compartir una cena con un personaje tan célebre? Pues si decides pasar unos días en Peñíscola, aunque parezca mentira, podrás hacerlo, ya que en el Hotel & Spa Peñíscola Plaza Suites organizan unas divertidas cenas medievales.

Cena Medieval en Peñiscola

Nosotros hemos tenido la suerte de participar en una de estas veladas y fue una experiencia muy interesante. Nada más llegar a la sala nos pusimos el traje medieval que nos facilitaron, así que entrar en el ambiente fue muy sencillo. Además, la decoración es genial para hacerse fotos divertidas. Como no, los platos y la comida también estaban inspirados en esta época.

La cena medieval

La cena es todo un espectáculo, ya que mientras disfrutas de la comida y la bebida, una graciosa bufona y un señor medieval van amenizando la velada. Pero, como hemos dicho, también se cena con el Papa Luna, ya que una holografía de él nos acompañaba y nos iba contando cómo fue su vida en la ciudad.

El Papa LunaAdemás de comer y reírnos, también aprendimos bastante gracias a las recreaciones que se proyectaban sobre las paredes de la sala, las cuales explicaban cómo fue el paso de los siglos por Peñíscola, cuyo nombre descubrimos que significa casi isla.

La historia de Peñiscola

Estas cenas medievales se celebran varios sábados de cada mes entre octubre y abril, ya que el Hotel & Spa Peñíscola Plaza Suites es uno de los pocos que permanece abierto todo el año. Además de las actividades para niños y adultos diarias, va organizando fiestas temáticas y otros eventos, por lo que es un alojamiento ideal tanto para ir en pareja como para toda la familia. Éstas eran las privilegiadas vistas que teníamos desde nuestro balcón:

Hotel Spa Peñiscola Plaza SuitesPasar unos días en Peñíscola, sea la estación que sea, es todo un acierto. Si queréis saber por qué, os lo contamos aquí: Peñíscola, un destino de película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *