10 curiosidades de Requena: historia, leyendas y cultura

por Eva

Muchos lugares guardan curiosidades que le dan un toque especial al sitio, y Requena, en el interior de la provincia de Valencia, no iba a ser menos. En este artículo, te cuento curiosidades de Requena que he ido aprendiendo a lo largo de los años viviendo en ella.

1. La fuerte

Comenzamos con una curiosidad relacionada con su historia y su etimología. Y es que el nombre actual del municipio, Requena, viene del término con el que se le llamaba durante la época árabe: Rakkana. Esto podría traducirse como «la fuerte, la segura», así que no está nada mal su nombre, ¿no creéis?

2. Una uva única

Como seguramente sabrás, Requena se engloba dentro de la D.O.P. Utiel-Requena. Aunque se elaboran vinos de distintas variedades, esta denominación de origen cuenta con su propia variedad autóctona de uva: la bobal. Las cepas de la uva bobal son bastante resistentes a las plagas y a las inclemencias del tiempo (no podía ser de otra forma estando en Rakkana). Con esta uva, se elaboran vinos tintos y rosados.

3. Entre dos tierras

Aunque ahora Requena pertenezca a la Comunidad Valenciana, esto no siempre ha sido así. Tras su reconquista en el s. XIII, Requena se adhiere al Reino de Aragón. No obstante, su posición estratégica, en la frontera entre los reinos de Castilla y de Aragón, hace que sea un lugar muy codiciado que va pasando de un reino a otro tras diversos conflictos.

Una vez que ambos reinos se unifican, estos conflictos terminan. En 1833, cuando se realiza la organización territorial de España, Requena se incluye en Cuenca, aunque varios años después, en 1851, es cuando finalmente pasa a formar parte de la Comunidad Valenciana.

4. Fantasma por accidente

Entre las curiosidades de Requena, esta es una de mis favoritas, ya que se trata de una leyenda que ha sobrevivido al paso de los siglos. Según esta, Requena tuvo una vez un fantasma: el Fantasma de la Villa (nombre con el que se conoce al casco antiguo de la población).

Esta leyenda data de los s. XVI-XVII y narra que, durante las noches, se podía ver por el barrio de la Villa de Requena un fantasma de color blanco que recorría las calles. Esto iba asustando cada vez más a los requenenses, así que el Corregidor ordenó que, si alguien se encontraba con el supuesto fantasma, le disparara para averiguar si era humano o no.

Es por eso que, una noche, unos alguaciles se encuentran con el fantasma y, como desobedece a las órdenes de que pare, es disparado, lo que hizo que se desplomara en el suelo. Cuando llega el Corregidor, comprueba que no era un fantasma real, sino que era una persona cubierta con telas blancas que había muerto por los disparos.

Al retirar las telas para comprobar de quién se trataba, el Corregidor se llevó una desagradable sorpresa: se trataba de su hijo. Parece ser que este era el amante de una viuda, y por eso salía por la noche oculto entre ropajes para que nadie pudiera identificarlo. Por cierto, la Casa del Corregidor sigue hoy en día en pie. Está en la calle Cárcel, junto a la plaza del General Albornoz (la plaza principal del barrio de la Villa).

5. El mayor término municipal

Otra de las curiosidades de Requena es que esta puede presumir de contar con el mayor término municipal de la Comunidad Valenciana. Este tiene una superficie de 814 km². Para que os hagáis una idea, el término municipal de Valencia capital es de 135 km², ¡incluso, a nivel nacional, supera a Madrid y Barcelona!

Además, el segundo puesto se lo lleva un municipio bastante cercano a Requena: Ayora. Este tampoco es nada pequeño, pues tiene una extensión de 446 km².

6. No es una sola población

En relación con lo anterior, es importante destacar que Requena no es solo una población en sí. Requena como ciudad es la capital del municipio, pero también cuenta con un buen número de pedanías, conocidas en la zona como aldeas, que también son de gran relevancia.

En total, Requena cuenta con 25 pedanías. La de mayor población es San Antonio, con unos 1800 habitantes, mientras que Fuen Vich contaba en 2023 con tan solo 1 habitante censado.

Mural en la Cooperativa del Campo Arcís

7. Un tesoro subterráneo

Aunque a simple vista ya se puede ver lo bonita que es Requena, uno de sus grandes atractivos se encuentra oculto bajo tierra. Y es que uno de los sitios que ver en Requena son las Cuevas de la Villa. Durante la época árabe, en las viviendas del casco antiguo se excavaron cuevas que se usaban como despensa. Con el paso de los siglos, algunas tuvieron distintos usos, como bodega o, en el caso de la Iglesia del Salvador, osario.

Se fueron empleando hasta el s. XVII, y cayeron en el olvido hasta el s. XX. Pese a que en origen estaban separadas las unas de las otras, se intercomunicaron para que pudieran recorrerse fácilmente. Gracias a esto, son en la actualidad uno de los atractivos principales de la población.

8. La bodega más antigua de España

La elaboración del vino en la comarca de Requena viene de lejos. Tanto, que aquí se encuentra la bodega más antigua de España, ya que el Yacimiento de la Solana de las Pilillas data del s. VII a.C., por lo que hace más de 2500 años los habitantes de la zona ya preparaban esta bebida. Tienes más información sobre este yacimiento y su localización en este otro artículo.

9. Palabras únicas

El hecho de formar parte de la Comunidad Valenciana, pero ser una población castellanoparlante y con tradiciones manchegas, hace que en Requena se utilicen algunas palabras que apenas se emplean en otro lugar, aparte de en algunas poblaciones cercanas. Yo siempre había pensado que estas palabras eran «normales» y empleadas por todo el mundo, pero con el paso de los años he ido comprobando que no es así.

Por ejemplo, a las judías verdes se las conoce como «bajoquillas», que viene del valenciano bajoquetes. A la acción de rebañar el plato, se le dice «abarrer». El abuelo y la abuela son el yayo y la yaya. Ah, y yo, que durante años pensé que los «tramusos» se llamaban así en toda España, y resulta que no, que son los altramuces (en valenciano son tramussos).

10. Perro en su gastronomía

Para terminar, deberías saber que en Requena se come perro. Pero no te preocupes, no es perro en sí. Con este nombre, se le llama a una elaboración de embutido y está totalmente elaborado con ingredientes procedentes del cerdo. Así que, si entras en una carnicería de Requena, no te preocupes, que los perros están a salvo.

Espero que estas curiosidades de Requena te hayan parecido interesantes. Y si conoces alguna más, o tienes alguna observación que hacer sobre estas (a veces hay distintas versiones de una misma historia, o se pueden cometer fallos), puedes escribir en los comentarios.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.