El Camino de la Bruja, Tredòs: una original ruta en el Valle de Arán

por Eva
Entrada al Camino de la Bruja, en Tredós (cartel y escultura de una bruja)

Si buscas una ruta de senderismo en el Valle de Arán corta, sencilla y que los niños puedan hacer, con el Camino de la Bruja, en Tredós, seguro que acertarás. En este artículo, te doy más información sobre esta original ruta y te cuento qué la hace tan especial.

Dentro del Valle de Arán, Tredòs es un pequeño y cuidado pueblo perteneciente al municipio de Naut Aran y que forma parte del proyecto Viles Florides. Nosotros lo visitamos dentro de nuestra ruta de una semana por la Val d’Aran y, al estar allí, descubrimos su Camino de la Bruja, conocido en aranés como Camin dera Bruisha. La entrada de este nos llamó la atención, así que decidimos volver al día siguiente para recorrerlo.

El Camino de la Bruja de Tredòs es un pequeño recorrido que transcurre junto a la orilla del río. La ruta es muy corta, no llega al kilómetro, y apenas tiene desnivel. En una media hora se puede terminar perfectamente, pero da juego para entretenerse bastante más. Es perfecta para hacer con niños, pero no solo por su baja dificultad, sino por lo interactiva que es. Por el camino de esta ruta, os podréis encontrar con la casa de la bruja, la marmita en la que prepara pociones, su escoba…

Además, algunos días de verano y festivos (al menos así fue en 2021), puedes encontrarte a la propia bruja, que te contará su historia y le dará dulces a los más pequeños. Una buena forma de estar al tanto de esta y otras actividades relacionadas que se organizan es a través de la cuenta de Instagram de Tredòs.

Asimismo, leyendo un código QR que se facilita en la ruta se puede completar una gymkana digital que comienza en el pueblo y en la que hay que ir desvelando los enigmas que ha dejado la bruja (también podéis acceder a la gymkana a través de este enlace).

Aparte de todo lo relacionado con las brujas, la ruta cuenta con varios puentes de madera que cruzan el río e incluso unos columpios, y buena parte de ella transcurre entre árboles, por lo que hay bastante sombra. Por supuesto, pese a ser sencilla, no deja de ser un camino por el monte, así que es recomendable ir con calzado adecuado y con cuidado de que los pequeños vayan por donde toca.

Para comenzar la ruta, en el propio pueblo veremos señales que nos van conduciendo a esta, y su inicio está marcado por un original cartel y una escultura de la bruja (la imagen de portada de este artículo). Está señalizado el inicio y el fin, y podemos volver por el mismo sitio, o seguir después por la pista que llega hasta el pueblo pasando por un bonito mirador en el que hay dos simpáticos osos.

Como os he dicho, el Camino de la Bruja de Tredòs es una ruta perfecta para hacer con niños, pero eso no la hace excluyente para los adultos. Nosotros mismos la hicimos sin niños y nos encantó, nos pareció realmente original y nos vino genial para descansar de rutas más duras que estuvimos haciendo esos días (en este TikTok hice un corto resumen de ella):

@meravigliablog

¡Un sitio muy curioso que hemos descubierto hoy en el pirineo catalán! #valldaran #sitioscuriosos

♬ Witch – Karmina

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.