La Ribagorza: qué ver y hacer en la comarca oscense

por Eva

La Ribagorza es una comarca del norte de Huesca donde encontramos impresionantes paisajes, pueblos llenos de encanto y una deliciosa gastronomía, un lugar ideal para los amantes de la naturaleza. En este artículo, te hablo de qué puedes ver y hacer en esta comarca pirenaica.

En primer lugar, te comparto este vídeo en el que os muestro el itinerario de 3/4 días que nosotros hicimos por La Ribagorza. No obstante, en el artículo te detallo más lugares, ya que en una anterior escapada pude conocer otras partes de la comarca:

 

1. Rutas de senderismo y parajes naturales

Si viajas a la Ribagorza es imprescindible hacer alguna ruta de senderismo para empaparte de su naturaleza. Por suerte, las hay que son bastante sencillas y que tanto adultos como niños pueden recorrer sin problemas:

 

1.1 Forau d’Aigualluts, Benasque

La ruta del Forau d’Aigualluts se encuentra en los Pirineos, en el Valle de Benasque. El nombre se debe a que en ella se ve cómo el agua procedente del Aneto desaparece en un agujero para continuar su camino durante varios kilómetros por el interior de la tierra. Es una ruta sencilla y lineal, perfecta para toda la familia.

Hay que ir en coche hasta Vado del Hospital de Benasque. Al menos en verano, la carretera está cortada, por lo que desde aquí hay que coger un autobús que nos lleva hasta La Besurta. Aquí parte la ruta por un precioso valle hasta llegar al Plan de Aiguallut, una inmensa explanada con vistas al Aneto. Durante el recorrido se ven unos paisajes impresionantes y si estás atento es posible ver alguna marmota.

 

1.2 Ruta de las 3 cascadas, Cerler

Otra ruta bastante sencilla, aunque implica alguna subida en el trayecto de ida. Se tarda entre 2 horas y 2 horas y media en recorrerla y es circular. Parte de Cerler, el pueblo más alto del pirineo aragonés, que cuenta con unas calles de casas empedradas tranquilas y bonitas.

Justo a mitad del recorrido, al fondo del valle, es donde se encuentran las tres cascadas. Al menos cuando nosotros fuimos, la más impresionante con diferencia es la primera, cuyo frío polar nos vino genial al estar haciendo la ruta durante un cálido día de julio.

 

1.3 Gorgas del Alba, Benasque

Esta ruta parte desde el parking del Hotel Turpi y se puede hacer en aproximadamente una hora. Al principio es un sendero botánico y cuando se lleva la mitad se llega a un pequeño puente de madera. Desde ese punto, hay que seguir las indicaciones para volver a Turpo.

En este recorrido se ven a lo lejos algunas cascadas impresionantes, y también se pasa por otras, literalmente sobre ellas, ya que se han montado puentes y pasarelas de metal para sentir la fuerza del agua bajo tus propios pies.

 

1.4 Pozas de Biescas, Valle de Bardají

No confundir este Biescas, que es una pequeña aldea de La Ribagorza, con el otro Biescas, que está en el Alto Gállego. Desde esta aldea podemos bajar hasta el río para hacer un precioso y corto recorrido que los propios habitantes del pueblo han preparado. Es una zona realmente tranquila y se pasan por pozas que poco tienen que envidiar a las famosas termas de la Toscana.

 

2. Pueblos bonitos de La Ribagorza

De entra todas las poblaciones que hay en la comarca, estas son algunas de las más bonitas e interesantes:

2.1 Benasque

Conocido sobre todo por su impresionante valle, pero el pueblo en sí también merece una visita. Sus calles estan formadas por casas de esa característica piedra negra del Pirineo. Aparte de la Iglesia de Santa María y el Palacio de los Condes de la Ribagorza, destaca la Casa Juste, del S. XVI, que cuenta con su propia torre.

 

2.2 Roda de Isábena

El hecho más característico de esta población es que se trata del pueblo más pequeño de España que cuenta con catedral. Y es que llama la atención que pese a contar con apenas 49 habitantes tenga tan importante institución religiosa. El pueblo tiene mucho encanto, por ello pertenece a la asociación de Los pueblos más bonitos de España, perderse por sus calles es un auténtico placer.

 

2.3 Graus

Uno de los puntos más bonitos de Graus es su Plaza Mayor, donde encontramos estrechas y coloridas casas decoradas incluso con frescos. No obstante, lo que te llamará la atención nada más llegar será la Basílica de la Virgen de la Peña, construida en lo alto de la montaña. Por cierto, si te gusta la trufa, este es un buen lugar para saborearla.

 

3. Aventura en La Ribagorza

Si te gusta la acción y que te suba la adrenalina en un entorno único, esta son algunas de las actividades de aventura que puedes hacer en la comarca:

3.1 Rafting en el río Ésera

El río Ésera es un lugar ideal para practicar deportes de aventura como el rafting o el kayak. Nosotros hicimos la actividad de rafting con la empresa Rafting Ésera, localizada en la población de Santaliestra y San Quílez. Era la primera vez que practicábamos este deporte y nos encantó la experiencia.

Tras dotarnos del traje de neopreno y demás utensilios necesarios, nos llevaron en furgoneta hasta Campo, desde donde comienza la actividad. Desde aquí hicimos dos tramos del río, uno muy tranquilo y otro más movidito conocido como Las Pirámides. Tras esto paramos a comer un picnic junto al río y finalizamos con un tercer tramo del río para llegar al punto de partida. Por el trayecto te van haciendo fotos, por lo que tendrás un buen recuerdo de la actividad. Se puede hacer con niños, que recorrerán las partes más sencillas del río.

 

3.2 Pasarelas del Montfalcó

Esta ruta de senderismo es la ideal para los amantes de las alturas. Parte del albergue de Montfalcó y se pasan por dos tramos de pasarelas y escaleras de madera que están construidas sobre el precipio, con una caída de cientos de metros hasta el Embalse de Canelles. Esta parte de la ruta tiene una distancia de 4 km que, una vez finalizados, hay que repetir para volver por el mismo camino, o reservar un viaje de vuelta en barco.

No obstante, la ruta completa sigue por el Congost de Montrebei, parte que ya pertenece a Cataluña, y cuyo camino está directamente excavado desde la roca. Lo más completo sería hacer toda la ruta linea, aunque existe el problema de conectar el punto de inicio con el de fin, que en este caso sería La Masieta (hay opciones de taxi).

Hay que tener en cuenta que es una ruta bastante dura, sobre todo si se hace caminando la ida y la vuelta. La mayor parte del trayecto son cuestas y a pleno sol, por lo que en verano es realmente agotadora. No obstante, si estás en forma y te gustaría hacer una ruta diferente, es una buena opción.

 

4. Lugares curiosos de La Ribagorza

En La Ribagorza abundan las iglesias románicas y los pueblos medievales, eso no es ninguna sorpresa. Pero lo que seguro que te dejará con la boca abierta son estos dos puntos que para nada te esperas encontrar en este lugar:

4.1 Centro Budista Dag Shang Kagyu, Panillo

Sí, en plena provincia de Huesca nos encontramos con un centro budista, además realmente grande y bonito. Se inauguró en 1984 y su estética te transportará miles de kilómetros hasta Asia. La zona del templo se puede visitar libremente, es realmente llamativa. No obstante, el resto del recinto está reservado para las personas que se alojan en el albergue.

 

4.2 Parque Temático de las Brujas de Laspaúles

Seguro que te suenan las historias de las brujas de Zurragamurdi o Salem. Pues en los Pirineos también hubo brujas. Es más, en la población de Laspaúles fue donde más mujeres fueron ahorcadas por brujería y además en apenas unas semanas.

Para conocer esta parte de la historia, rendir homenaje a las 24 mujeres ahorcadas y ahondar en el misterio de las brujas de los Pirineos, se ha montado una especie de museo al aire libre en un monte cercano a Laspaúles. Es un recorrido corto y tranquilo donde hay diferentes paneles informativos y algunas esculturas que hacen referencia a las brujas.

 

4.3 Puente románico de Capella

Puentes medievales en La Ribagorza los hay y muchos. No obstante, uno de los más llamativos es el de la población de Capella, construido entre los s. XII y XIV, ya que cuenta con nada menos que siete arcos (fíjate bien cuando los cuentes, que el primero es pequeñito).

 

5. Dónde dormir: Hotel Cotiella

Durante los días que estuvimos recorriendo La Ribagorza, nosotros nos alojamos en el Hotel Cotiella, en la localidad de Campo. Es un tranquilo hotel con un gran entorno donde además de descansar de lujo nos dieron algunas recomendaciones muy buenas sobre qué ver en la zona. Nosotros hemos estado en el verano de 2020, es decir, con el Covid-19 presente, y nos encontramos un hotel totalmente adaptado a las circunstancias: limpio, con gel hidroalcohólico, desayuno con aforo muy controlado, etc.

Además, cuentan con su propio restaurante y con opciones de menú a los que se alojan en el hotel. Nosotros cenamos en él todas las noches y así pudimos probar algún plato típico de la comarca como es la longaniza de Graus. Si te alojas aquí, no te olvides de dar un paseo por Campo, también tiene calles muy bonitas, así como un Museo de Juegos tradicionales.

Aprovechando que estaba cerca, aunque ya no pertenece al término de La Ribagorza, fuimos a visitar la Cerveza Rondadora, una fábrica de cerveza artesanal en cuyas instalaciones puedes hacer una visita guiada y una cata de sus diferentes tipos de cerveza con unas buenas vistas al entorno.

Como ves, en La Ribagorza hay mucho que explorar y descubrir. No obstante, esto no es todo lo que ofrece, seguro que nos dejamos un montón de lugares que también merecen la pena conocer. Por eso, os recomiendo que sigáis la cuenta de Instagram de Turismo Ribagorza para estar al día de todo lo que aquí podéis conocer.

 

Artículos relacionados

6 comentarios

Raúl 05/08/2020 - 9:47 pm

Conozco algunos de los sitios que mencionáis y la verdad es que es una comarca preciosa, tengo pendiente de visitar Roda de Isábena. Mencionáis Graus, no sabía de su trufa pero tiene fama de tener la mejor longaniza de España, buenísima. Saludos viajeros.

Responder
Eva 06/08/2020 - 9:16 am

Sí también es popular su longaniza, se puede encontrar por toda la comarca y está bien buena 😛 Roda de Isábena nos pareció muy bonito.

¡Un saludo!
Eva

Responder
Viajando A Mi Manera 06/08/2020 - 8:02 am

Reconozco que sólo conozco esa zona de ir a esquiar, así que nunca la había visto sin nieve y me parece de cuento, con esos paisajes verdes y las cascadas. Había oído lo de la ruta del románico de los pueblos del Pirineo, pero lo del templo budista me ha dejado loca… Muy buen post y planazo para una escapada de fin de semana. Saludos

Responder
Eva 06/08/2020 - 9:18 am

Los paisajes que se encuentran son espectaculares, como dices todo verde. Sorprende mucho lo del templo budista, ¡para nada te esperas encontrarte un sitio así!

¡Un saludo!
Eva

Responder
JOSE D. 07/08/2020 - 10:26 am

Huesca tiene muchos atractivos lejos del turismo de masas y nos ha quedado claro que La Ribagorza es uno de ellos. Se nota el aire prepirenaico de los paisajes, que son realmente espectaculares. Me han entrado unas ganas locas de hacer esas rutas repletas de cascadas. Lo del turismo activo lo dejaremos a profesionales, que somos un poco torpes 😂. Los pueblos me han parecido maravillosos, como congelados en el tiempo, sobre todo Roda de Isábena, que no me extraña que esté entre los Pueblos màs Bonitos de España. Muy curioso lo del Parque temático de las Brujas de Laspaúles, un motivo más para ir. Supongo que primavera/otoño es la mejor época ¿verdad?

Responder
Eva 07/08/2020 - 10:40 am

Los paisajes son otro nivel, esas montañas tan altas, las cascadas, la nieve a lo lejos pese a ser julio… En cuanto al rafting era la primera vez para nosotros, yo apenas tengo fuera en los brazos, y oye, que ni nos caímos de la barca 😂😂 Sí, yo creo que en primavera tiene que estar incluso más espectacular, con la nieve descongelándose y las cascadas a tope. Ahora en verano pese a hacer calor se puede aguantar mucho mejor que en otras zonas de España como Valencia, también es un buen momento para ir porque como ves los paisajes siguen igual de verdes.

¡Un saludo!
Eva

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.