Leameneh: un castillo embrujado en Irlanda

A veces, durante los viajes, hay lugares que no es que tú los encuentres, sino que ellos te encuentran a ti. Este fue el caso del castillo de Leameneh, un lugar de Irlanda que descubrimos por casualidad y que acabó siendo un castillo embrujado. En este artículo, te cuento su misteriosa historia.

El día que el castillo de Leameneh nos encontró

Es abril de 2022. Estamos en Irlanda, recorriendo la región del Burren en una furgoneta de alquiler. El país nos está maravillando: esos prados verdes, la simpatía de su gente, los castillos… Por lo que no podemos dejar de admirar el paisaje y señalar a todo animal adorable que vemos pastando.

Estamos de camino al fuerte de Caherconnell cuando un edificio capta nuestra atención: se trata de una especie de mansión en ruinas rodeada de prados y protegida por una valla, y junto a la que tranquilamente pasta una vaca que a la vez está amamantando a su pequeña cría.

No lo dudamos ni un momento: aquí tenemos que parar. Para nosotros, esa es la ventaja de moverse en vehículo privado, parar cuando y donde queramos. Aunque este curioso lugar no estaba dentro de nuestro itinerario, ha llamado nuestra atención y queremos verlo más de cerca.

Tenemos que seguir conduciendo unos cuantos metros hasta ver la entrada a un terreno que tiene un pequeño espacio. Como por el momento no hay tráfico ni gente, decidimos dejar ahí la furgoneta e ir rápido a echarle un ojo al edificio y volar el drone alrededor de él.

Recuerdo mirar durante minutos este edificio mientras me pregunto cómo sería siglos atrás. Me encantaría colarme y explorar, pero invadir una propiedad privada, poner en riesgo mi salud y molestar a una vaca y su ternerito no están dentro de mis planes. Así que me contento con las tomas de drone y las vistas desde la lejanía. Yo pensaba que era una casa «sin más», un lugar de una familia normal que había quedado abandonado con el paso de los siglos. Sin embargo, tiempo después, averigüé que este no era un lugar cualquiera: se trataba de un castillo encantando.

La historia del castillo de Leameneh

De 2022 viajamos en el tiempo hasta el siglo XVII. Es en torno a 1630 cuando Conor O’Brien heredó el castillo de Leameneh. Este había sido construido en 1480 por su antecesor Turlogh O’Brien, rey de Thomond (un reino que hubo en esta zona entre los siglos XII y XVI). De esta época data la torre de cinco pisos que hay a la derecha del edificio.

Entonces, Conor, junto con su mujer, amplía el castillo, añadiéndole una mansión de cuatro pisos y convirtiéndose en uno de los castillos más grandes de la zona. La mujer de Conor se llamaba Mary MacMahon, pero se la conocía como Red Mary, no solo por su cabello rojo, sino por su temperamento y su crueldad. Parece ser que trabajar para ella era una auténtica pesadilla. Entre las leyendas que la rodean, está la que dice que, si se cabreaba con un sirviente, lo colgaba del cuello en la torre del castillo. Las sirvientas no corrían mejor suerte, ya que a ellas las colgaba del pelo.

Castillo Leamaneh Irlanda

Antes de Conor, Mary ya había tenido un marido que había fallecido. Y, tras el fallecimiento de Conor luchando contra las tropas inglesas, siguió añadiendo hombres a su historial matrimonial. Aunque oficialmente se sabe de tres (el tercero fue un capitán llamado John Cooper), las malas lenguas dicen que estuvo casada hasta en 25 ocasiones. Según cuentan sus leyendas, una vez se hartaba de ellos, simplemente los mataba.

Como podéis imaginar, a lo largo de su vida acumuló bastantes enemigos. Y, al parecer, fueron ellos los que acabaron con su vida. Un día la atraparon, la encerraron en el hueco de un árbol y la dejaron morir de hambre. Desde entonces, su espíritu pelirrojo deambula por los pasillos del castillo de Leameneh, riendo ante el grito de sus desgraciadas víctimas (después de enterarme de esto me alegré más que nunca de no haberme colado en él). También se dice que se aparece en los alrededores del lugar donde murió, conocido como Druid’s Altar, así que este espíritu se manifiesta en dos sitios distintos del país.

En cualquier otro lugar, descubrir este aislado sitio y posteriormente su historia me hubiera parecido una simple casualidad. Pero, en Irlanda, este hecho se une a una serie de fenómenos ligeramente paranormales que hicieron que en un par de ocasiones me cuestionara lo que veía con mis propios ojos. Así que será verdad eso de que Irlanda es tierra de lugares encantados, fantasmas y misterios.

Fuentes de la historia del castillo de Leameneh: The Irish Place y Spirited Isle (artículos en inglés).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.