Música para viajar sin salir de casa

por Eva

La música nos permite sentir que estamos en otro país, en otra cultura, lejos de casa. Nos sirve para evadirnos y para disfrutar tan solo cerrando los ojos y dejándote llevar. En este artículo te recomiendo varias piezas musicales que al escucharlas te transportarán a diferentes partes del mundo.

Este artículo está dividido por países y ordenado alfabéticamente. Dentro de cada sección encontraréis alguna pieza u obra musical que te teletransportará, desde música clásica hasta canciones modernas. Por supuesto, son pequeñísimas pinceladas de toda la música que hay en cada uno de estos lugares.

 

1. Argentina

Qué mejor que un tango para transportarnos a los cafés de Buenos Aires. Entre sus autores más destacados está Carlos Gardel, que nos dejó un gran número de tangos con los que disfrutar. Aquí tenéis una hora de música con sus mejores piezas, comenzando con Mi Buenos Aires querido:

 

2. Bélgica

Para viajar a Bélgica vamos a hacerlo de la mano de Bobbejaan Schoepen, un cantautor del siglo XX que creó más de 400 canciones y revolucionó el mundo de la música en el país. Además de músico, también fue cómico, actor y contó incluso con su propia tira de cómic. Esta es una de sus canciones más populares:

 

3. Brasil

Para teletransportarnos a Brasil vamos a escuchar bossa nova, un tipo de música que combina diferentes géneros como el jazz y la samba. Es una música bastante tranquila que te hará soñar con las playas brasileñas y que siena mejor aún acompañada de una buena caipirinha.

 

4. República Checa

Uno de los compositores checos más afamado es Smetana. Sus composiciones formaron parte del nacionalismo, que consistía en plasmar la identidad de un país a través de la música. Por eso, los compositores de este movimiento nos dejaron la música perfecta para conseguir teletransportarnos a esos lugares.

Vayamos a la capital checa, a Praga, a dar un paseo por la orilla de su gran río: el Moldava. Qué mejor obra para esta situación que Mi Patria, más concretamente su movimiento llamado Moldava. Cierra los ojos y podrás ver a los cisnes en el río, el transcurso del agua, el castillo de Praga a lo lejos, la grandeza del Puente de Carlos…

 

5. Cuba

Vamos a darle ritmo al cuerpo con la rumba cubana, que hará que tus pies se muevan solos y te entren ganas de bailar. Este tipo de música está influenciada por los ritmos africanos y por el flamenco español. Un grupo destacado es Yoruba Andabo, que lleva desde los años sesenta interpretando su rumba:

 

6. Egipto

Quizás esta música no te lleve a los templos y las pirámides del Antiguo Egipto, pero sí que lo hará a la actualidad del país. El shaabi, que significa música del pueblo, es un tipo de música popular que también te incitará a bailar. Aunque no conocieras este término, seguro que ya habías escuchado alguna vez este estilo:

 

7. Estados Unidos: Ruta 66

Nos vamos de viaje a Estados Unidos, más concretamente vamos a recorrer la Ruta 66, ese famoso recorrido que conecta Chicago con Los Ángeles y que se ha convertido en una experiencia mítica para conocer el país. La música ligada a esta ruta no puede ser otra que la de sus años de máximo esplendor: Johnny Cash, Bob Dylan, Chuck Berry… Precisamente de este último tenemos la canción Route 66.

 

8. Francia

Para irnos a Francia por unos instantes no puedo evitar elegir a Édith Piaf, una cantante que con su voz emocionó tanto a franceses como a personas de todo el mundo. De ella nos han quedado canciones tan emblemáticas como La vie en rose, Milord o Non, je ne regrette rien, que tenéis en el siguiente vídeo.

Por cierto, Édith Piaf está enterrada en el Cementerio Père Lachaise, en la capital francesa, y no es la única gran músico que se encuentra aquí. En este artículo te hablo de ello: Cementerio de París: músicos famosos que aquí descansan.

 

9. Italia

A Italia nos podemos ir con una tarantela, una danza italiana popular sobre todo en el sur del país. El origen de este estilo de música es realmente curioso. A partir del siglo XV se comenzó a creer que cuando a un campesino le picaba una tarántula, el remedio para liberarse de su veneno y del trastorno que producía, el tarantismo, era bailar de forma rápida y energética.

Para poder realizar este tipo de baile se creó la tarantela, cuyo nombre deriva de Taranto, un pueblo del sur de Italia. También viene del nombre de este pueblo la palabra tarántula en sí (tarantola en italiano). Sin duda, la pieza más extendida mundialmente es la Tarantella Napoletana. No obstante, puedes encontrar decenas de tarantelas diferentes, como esta otra de Otello Profazio.

No obstante, no hay que olvidar que Italia es la cuna de la ópera, que comenzó a desarrollarse a partir del s. XVI. Desde entonces, forma parte de la identidad italiana y hay piezas que encogen el corazón de cualquier italiano, como Nessun Dorma, que forma parte de Turandot, de Puccini; o el Va Pensiero (Nabucco) de Verdi.

 

10. Marruecos

Como en la mayoría de países, dentro de Marruecos podemos encontrar un montón de estilos diferentes musicales que se han ido desarrollando en cada región o a través de diferentes culturas. No obstante, una de las más representativas es la música gnawa. Preparaos un buen té de hierbabuena y poneos este vídeo en el que podéis escuchar cinco canciones de este estilo:

 

11. Noruega

¿Viajamos a los blancos paisajes de la Laponia noruega? Para ello tenemos que fijarnos en la cultura sami o del pueblo lapón, que cuenta con un género de música llamado yoik, que en la actualidad ha llegado a fundirse con la música metal. Aquí tenéis unos ejemplos más tradicionales:

 

12. Japón

Es momento de relajarnos mientras pensamos en Japón. Para ello, vamos a escuchar el sonido de las shakuhachi, unas flautas creadas en el s. VIII que se han utilizado para diferentes tipos de música, como las Honkyoku, unas piezas escritas por los monjes komusō para meditar.

 

13. Rusia

Un gran representante de Rusia y su música es Tchaikovski. Sobre todo en su Obertura 1812, una de mis obras favoritas, donde refleja la victoria de los rusos frente al intento de Napoleón de conquistar la zona tras su invasión. Quince minutos de adrenalina y emoción que te harán sentir un auténtico ruso.

Espero que te haya gustado esta vuelta al mundo a través de la música y que te haya hecho sentir al menos por un rato que estabas de viaje aun sin salir de casa. Como he dicho al principio, esta muestra es una mota de polvo en comparación con toda la música que podemos encontrar en cada país, pero son buenos ejemplos para conocerlos un poco mejor a través de su cultura musical.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.