Qué ver y hacer en Santa Pola y alrededores

por Eva
Mirador del Faro de Santa Pola

Santa Pola es una población de la costa de Alicante conocida en buena parte por ser un destino de sol y playa. Sin embargo, hay interesantes lugares que visitar tanto dentro de Santa Pola como en los alrededores. En este artículo, te doy 10 ideas de qué visitar y hacer en Santa Pola y alrededores, sin alejarnos más de media hora de este municipio alicantino.

1. Hacer una excursión a Tabarca

Santa Pola es el punto más cercano a Tabarca, la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Yo he estado un par de veces y me encanta, es una isla muy curiosa en la que además el agua del mar es transparente y suele estar tranquila, ideal para hacer esnórquel.

Es una excursión muy popular en verano, por lo que si quieres ir a ella con más calma, lo mejor es ir en temporada baja o pasar la noche en uno de los hoteles de la isla para disfrutar de su tranquilidad cuando todos los barcos se van. Hay diferentes opciones de barcos para ir, en este artículo sobre la isla de Tabarca tienes más información al respecto.

2. Disfrutar de las vistas desde el Mirador del Faro

Para tener unas maravillosas vistas del Mediterráneo, Tabarca, la costa alicantina e incluso en días despejados de Ibiza, te recomiendo que vayas al Mirador del Faro de Santa Pola. Se puede llegar a esta moderna plataforma de metal en coche, hay aparcamiento cerca de ella.

3. Observar los restos de la Guerra Civil

Además de este bonito mirador y del faro en sí, en sus alrededores se conservan varias trincheras y bunkers de la Guerra Civil. Están bastante bien indicados, apenas hay que caminar unos metros para visitar varios, y en algunos hay paneles explicativos que te cuentan la historia y el funcionamiento de estas antiguas instalaciones.

4. Visitar el Castillo de Santa Pola

En el centro de Santa Pola podemos visitar su Castillo-Fortaleza, que data del s. XVI. En su interior, además del Patio de Armas, también puedes conocer la Capilla Virgen de Loreto y el Museo del Mar y de la Pesca. La entrada a este museo normalmente cuesta 3€, pero a fecha de julio de 2022 es gratuita.

5. Conocer el yacimiento de Portus Ilicitanus

¿Sabías que durante la época romana el puerto de Elche, o mejor dicho, de Ilici, se encontraba aquí? Algunos restos del antiguo Portus Ilicitanus se siguen conservando en la actualidad, así como una casa romana del s. IV d.C. En ocasiones se realizan visitas guiadas para conocer este interesante lugar, anuncian las fechas de estas y otras visitas guiadas en esta web, desde la que también te puedes inscribir a la actividad.

6. Hacer una ruta de senderismo por el Parque Natural de las Salinas

Junto a Santa Pola se localiza el Parque Natural de las Salinas, que tiene una extensión de 2.460 hectáreas y donde habitan numerosas especies de aves, como los flamencos, que pueden verse en algunos puntos de las salinas o incluso sobrevolándolas.

Aunque ya solo el hecho de conducir por la N-332 con el agua a ambos lados de la carretera es una delicia, puedes hacer una ruta de senderismo para conocer una parte en concreto de estas salinas. Nosotros hemos hecho la llamada ruta amarilla, que se completa en unas 2 horas aprox. y se pasa por dunas naturales y varios miradores a las salinas.

7. Darte un baño en la playa

Santa Pola tiene una posición privilegiada para disfrutar del mar y darnos un baño durante el verano. Dentro de la población, puedes optar por la Gran Playa, la Playa de Levante o la Playa Varadero, entre otras. Si prefieres algo más tranquilo y alejado de edificios, estas son algunas opciones:

  • Playa El Pinet, al lado del Parque Natural de las Salinas
  • Calas de l’Aljub, calas de piedra
  • Bancal de l’Arena, pequeña playa de arena junto a las Calas de l’Aljub
  • Calas del Cuartel, a unos 10 min. en coche del centro de Santa Pola. Aquí está la Caleta dels Gossets, una playa para perros
  • Playa de la Ermita, localizada junto a la Ermita de la Virgen del Rosario, a unos 15 min. en coche

8. Visitar el Palmeral de Elche

Elche está a solo media hora de Santa Pola, así que puedes ir hasta esta ciudad para visitar su palmeral, que está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tal y como te cuento en este artículo sobre Elche, el punto más bonito del palmeral es el Huerto del Cura.

9. Hacer parapente o buceo

Si te van las emociones fuertes, en Santa Pola tienes la oportunidad de hacer parapente. Hay varias empresas con las que se puede practicar esta actividad para poder observar a vista de pájaro esta parte de la costa alicantina. Estos suelen salir desde la misma colina en la que se encuentra el Mirador del Faro, así que es posible que veas alguno surcar el cielo mientras estas allí.

Si en vez de las alturas a ti lo que te gusta es el mar, puedes aprovechar para hacer un bautismo de buceo en Santa Pola. En este actividad se incluye el transporte en barco al punto de inmersión, el equipo necesario y un guía profesional. La profundidad máxima a la que se bucea son los 5 m.

10. Ver el atardecer desde la Torre del Tamarit

Para terminar el día en Santa Pola, nada como disfrutar de un bonito y relajante atardecer. Un buen punto para verlo es desde la Torre del Tamarit, en el Parque Natural de las Salinas. Desde la propia N-332 sale un desvío directo a este lugar, donde se puede dejar el coche. Por cierto, ¡te recomiendo que lleves repelente de mosquitos!

Otro lugar especial desde donde ver el atardecer es la Laguna Rosa de Torrevieja a 26 km de Santa Pola y que, como su nombre indica, tiene un característico tono rosado. No obstante, para ver mejor este rosa, es mejor ir a visitarla a plena luz del día, y suele apreciarse más al final del verano.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.