Ruta de dos días por Sevilla

por Eva

A veces no tenemos todo el tiempo que queremos para ver un destino, aunque cualquier ocasión es buena para conocer un lugar. Si tienes 2 o 3 días para ver Sevilla, podrás ver buena parte de la capital andaluza, aunque posiblemente tendrás que dejarte algunas cosas para la próxima vez. En este artículo, te cuento qué ver y hacer durante dos días en Sevilla.

Día 1

Nosotros llegamos un sábado a primera hora de la mañana y estuvimos en Sevilla hasta el lunes, por lo que permanecimos unas 48 horas en la ciudad. Nada más llegar, desayunamos y dejamos las cosas en el hotel y comenzamos a explorar la ciudad.

El punto de partida fue uno de los lugares que más ganas teníamos de visitar: la Plaza de España. Aunque no sea lo común en esta ciudad, a nosotros ese día nos pilló viento y lluvia, y, al llegar a la entrada que da a la plaza y al Parque de María Luisa, esta estaba cerrada por las inclemencias del tiempo. Afortunadamente, la entrada central (por la Avenida Portugal) sí que estaba abierta, por lo que si vais un día con mal tiempo, probad por esta.

De la Plaza España fuimos caminando hacia la orilla del río, que bordeamos hasta llegar a la Torre del Oro. De ahí llegamos hasta la Catedral, la cual rodeamos por fuera y entramos a la parte gratuita. En sus alrededores aprovechamos para tomarnos una tapa.

Después de comer y haber descansado un poco, nos dirigimos hacia Triana. Cruzamos por el Puente de San Telmo y simplemente callejeamos por el barrio, siendo una de las partes más bonitas la calle Betis, que está pegada al río. Seguidamente, dimos un paseo por la calle San Jacinto, que está llena de comercios y bares, y entramos al Mercado de Triana, donde hay también gran cantidad de bares e incluso el teatro más pequeño del mundo: CasaLa Teatro.

Tras esto, cruzamos el Puente de Isabel II, conocido popularmente como Puente de Triana, y volvimos a callejear por este otro lado del río, pasando por la Plaza Nueva, donde se ubica el ayuntamiento, y la Plaza de San Francisco, donde, al ser víspera de Navidad, había un juego de luces precioso. Por cierto, en toda esta zona de Sevilla se pueden observar edificios realmente señoriales e impresionantes, como el Palacio San Telmo. Para terminar el día, volvimos a la plaza de la Catedral para admirar la Giralda iluminada.

 

Día 2

El segundo día lo comenzamos visitando el Real Alcázar de Sevilla. Íbamos con las entradas ya compradas online con días de antelación, y os recomiendo encarecidamente que hagáis lo mismo, os ahorrareis horas y horas de cola. Podéis comprarlas a través de la página web oficial y, a la hora marcada, ir directamente a la Puerta del León, la cola para este tipo de acceso es mínima (tenéis más información en el siguiente artículo).

Estuvimos varias horas recorriendo el interior del Alcázar, que me pareció fascinante, a mi modo de ver un imprescindible de Sevilla vayas el tiempo que vayas. Entre sus numerosas salas, cabe destacar el Patio de las Doncellas, que nada tiene que envidiarle a la Alhambra de Granada.

Tras visitar el Alcázar, fuimos a reponer fuerzas probando una de las tapas más populares de Sevilla: la pringá. Además, lo hicimos en uno de los lugares más emblemáticos: la Bodega Santa Cruz Las Columnas, que está muy cerca de la Catedral, en pleno barrio de Santa Cruz.

Continuamos recorriendo el casco antiguo de Sevilla, pasando por lugares como la Plaza del Cabildo, y fuimos caminando hasta las Setas (plaza de la Encarnación), la construcción más moderna y controvertida de la ciudad. Antes de comer, de nuevo por la zona centro, pasamos por la Antigua Fábrica de Tabaco, que es en la actualidad la Universidad de Sevilla, y volvimos a la Plaza España para verla soleada.

Por la tarde fuimos al Parque El Prado, donde había una gran Feria de Navidad. En cualquier otra época, para completar el día, os recomiendo recorrer el Parque de María Luisa, que a nosotros nos quedó pendiente. Por último, fuimos de nuevo a la Plaza España (sí, por tercera vez) para poder admirarla de noche, cuando permanece prácticamente sin gente.

Al día siguiente partimos de vuelta por la mañana. Nuestra intención era parar antes de irnos en Itálica, una antigua ciudad romana pegada a Sevilla, pero al ser lunes estaba cerrada, por lo que se une a la lista de razones para volver a la capital andaluza.

 

Dónde dormir: Novotel Sevilla

Las dos noches que permanecimos en la ciudad, nosotros dormimos en Novotel Sevilla. Es un hotel de cuatro estrellas ubicado junto al Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, al lado de una estación de metro que te lleva en dos paradas a pleno centro de la ciudad, por lo que su ubicación y conexión es muy buena.

En cuanto a su interior, renovado al completo en 2018, las habitaciones son realmente grandes, siendo una buena opción tanto para parejas como para familias con niños. Junto a la recepción hay una sala de descanso muy moderna y también cuenta con un bar-restaurante que ofrece productos típicos de la ciudad. Nosotros cenamos la última noche en él y nos gustó.

 

¿Qué nos quedó pendiente de Sevilla?

Durante los dos días que pasamos en Sevilla pudimos ver gran parte de la ciudad, pero también se nos quedaron algunos lugares por visitar debido a la falta de tiempo. Además, era invierno, por lo que al anochecer pronto no se pueden aprovechar tanto los días (eso sí, qué buena temperatura había). Estos son los lugares que a nosotros nos quedaron pendientes, por si quieres modificar el itinerario para incluirlos en tu ruta por la ciudad:

  • Interior de la Catedral de Sevilla al completo
  • Interior del Archivo de Indias
  • Parque de María Luisa
  • Mirador de las Setas (las vimos desde abajo)
  • Casa Pilatos
  • Real Casa de la Moneda
  • Palacio de Dueñas
  • Itálica
  • Monasterio de la Cartuja

Es una ciudad de la que siempre me habían hablado muy bien, y temía decepcionarme, pero nada más alejado de la realidad. Es más, ahora tengo más ganas de volver. La belleza de sus calles, el ambiente, la amabilidad de la gente, el flamenco (que se oye y siente por cada uno de sus rincones)… En este vídeo podéis respirar un poco de ese ambiente e historia que seguro que te cautivarán si decides visitar Sevilla:

 

Artículos relacionados

12 comentarios

Los viajes de Héctor 03/02/2020 - 7:44 pm

Sevilla es jba ciudad preciosa donde también nos hemos dejado algo pendiente y donde no descartamos volver.

Apuntado el hotel, tiene muy buena pinta.

Responder
Eva 04/02/2020 - 2:18 pm

Me ha gustado tanto su ambiente que es de esas ciudades a las que no me importa volver unas cuantas veces más.

¡Un saludo!
Eva

Responder
Mª José Gragera 04/02/2020 - 8:43 am

A mi también se me quedaron cosas por ver. No da tiempo a tanto, además nos gusta patear la ciudad y en algunos monumentos pierdes mucho tiempo con las colas. La catedral, por ejemplo, a primera hora es imposible, hay unas colas… pero a las 4 no encontramos a nadie (cierra a las 5 y puedes subir a esa hora a la Giralda porque cierra a las 5.30).
Nosotros estamos locos por volver.
Novotel es una de nuestras cadenas de hoteles preferidas porque admite niños hasta los 16, mientras la mayoría, a partir de los 12 ya no los consideran niños y has de coger dos habitaciones, con lo que solemos descartarlos.
Saludos!

Responder
Eva 04/02/2020 - 2:18 pm

La verdad es que para las familias está genial y que la edad sea más alta es un ahorro importante. ¡Espero que tanto vosotros como nosotros volvamos pronto a la ciudad!

¡Un saludo!
Eva

Responder
ANGELA 05/02/2020 - 11:36 am

Sevilla tiene un color especial… y nunca mejor dicho! Fuimos en 2013 y tenemos ganas de volver al sur y saborear más tranquilamente cada rincón sevillano.
A la próxima, pasaros por Santiponce, que es espectacular 🙂

Responder
Eva 06/02/2020 - 11:47 am

Santiponce no lo conozco, así que me lo apunto para cuando nosotros también volvamos por la zona 😀

¡Un abrazo!
Eva

Responder
Kris 08/02/2020 - 10:50 am

Nosotros estuvimos en Sevilla el pasado septiembre y al contrario que vosotros disfrutamos de un clima excepcional. Desde luego tienes que volver porque aunque el Alcazar y la Plaza de España son imprescindibles en Sevilla hay mucho más que ver en ella, y cómo bien dices, en invierno los días son muy cortos y no da tiempo a tanto. ¡¡Buen fin de semana!!

Responder
Eva 09/02/2020 - 9:18 pm

Así es, tengo que volver porque Sevilla tiene tantos detalles que es imposible verlos todos en una escapada. Septiembre me parece buen momento, que ya ha bajado el calor y los días siguen siendo muy largos 🙂

¡Un saludo!
Eva

Responder
DinkyViajeros 09/02/2020 - 8:48 pm

Esta ruta de dos días por Sevilla nos ha parecido súper completa. 👍🏼 Nosotros, que vivimos en Málaga, hemos estado muchas veces en Sevilla pero siempre intentamos ver algún rinconcito de todos los que nos faltan por visitar: el Archivo de Indias, la Casa Pilatos o el Palacio de Dueñas son sólo algunos de ellos, así que intentaremos conocerlos la próxima vez que vayamos a la capital andaluza.

Lo que sí nos apuntamos es el hotel Novotel, porque es una cadena hotelera que nos inspira confianza y si está bien comunicado por metro, seguro que es buena opción.

Saludos.

Responder
Eva 09/02/2020 - 9:20 pm

¡Veo que Sevilla da para muchas escapadas! Así es, la comunicación del hotel genial, nosotros al Alcázar incluso fuimos andando desde él para darnos un paseito.

¡Un saludo!
Eva

Responder
Naiara 09/02/2020 - 8:55 pm

¡Qué buena ruta! Mira que he estado dos veces en Sevilla y no vi el Real Alcázar, me ha parecido precioso… ¡tendré que volver a verlo en directo!

Responder
Eva 09/02/2020 - 9:20 pm

¡Te lo recomiendo encarecidamente! A la próxima no te lo tienes que perder, pero recuerda adquirir las entradas online con antelación que si no es una locura.

¡Un saludo!
Eva

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.