Sitios abandonados: el dragón de la Calderona, Valencia

por Eva

Si hablamos de lugares abandonados, solemos pensar en construcciones antiguas que se han ido perdiendo con el paso del tiempo. Sin embargo, en Gilet, una población de Valencia, nos encontramos con una espectacular construcción que, pese a tener apenas unos años de vida, ya se encuentra abandonada.

Gilet es un municipio de la provincia de Valencia que se ubica a los pies de la Calderona, una preciosa sierra ideal para practicar el senderismo en rutas como la del Garbí. Precisamente en la falda de la Sierra Calderona hay algunas urbanizaciones de Gilet, y es aquí donde se localiza el Dragón de la Calderona.

 

¿Qué es el Dragón de la Calderona?

El Dragón de la Calderona es un proyecto que fue llevado a cabo por Rhea Marmentini entre 2005 y 2014. Rhea es una artista de origen chileno-húngaro que quiso transformar un lugar abandonado y dañado, una cantera, en un centro de arte ligado directamente a la montaña, en el que la frontera entre naturaleza y arquitectura quedara totalmente difuminada. Junto a ella también trabajaron en el proyecto Perico Sambeat y Judit Nádor.

Y es que el Dragón de la Calderona fue un ambicioso proyecto que no solo creó un impresionante edificio, sino que también pretendía ser un Centro de Investigación de Artes y Naturaleza en el que realizar actividades recreativas, artísticas y de conciencia natural. Podéis conocer todos los detalles en la web oficial del Proyecto Gaia.

Centrándonos en la construcción en sí, es una especie de casa que tiene forma de dragón. La puerta es la boca; las ventanas, los ojos; el trencadís, las escamas… Todos los elementos constituyen un gran dragón que vigila la Sierra Calderona. Además, suelo y techo se confunden con sus curvas e incluso hay un pequeño tobogán en la zona superior. Sin duda, tiene un aire a los diseños de Antonio Gaudí, es un edificio que no deja indiferente a nadie.

 

Estado actual del Dragón de la Calderona

Pese a ser un proyecto relativamente nuevo, que terminó de construirse en el 2014, a día de hoy el Dragón está abandonado. Es decir, nadie vive en su interior ni se realiza ningún tipo de actividad en él. ¿A qué se debe? Parece ser que en 2014 hubo un incendio en las inmediaciones de esta construcción que acabó quemando 68 hectáreas. Debido a ello, el lugar se precintó y su actividad quedó totalmente paralizada.

Desde entonces, el lugar está abandonado. Cuando se llega allí, nos encontramos con una verja cerrada. Sin embargo, entrar a los alrededores del edificio es tan sencillo como rodear la valla un par de metros, donde acaba. Por eso, el Dragón de la Calderona está recibiendo constantemente visitas de curiosos que quieren ver el edificio. Es sobre todo popular entre las familias, ya que la construcción le llama muchísimo la atención a los niños.

Por lo tanto, aunque oficialmente el sitio está cerrado, bastante gente se acerca a verlo. El problema recae en que, al estar abandonado, poco a poco el sitio se va deteriorando. Nosotros mismos pudimos ver cómo uno de los cuernos del techo del dragón, que ya estaba suelto, cayó al suelo a unos pocos metros de donde nos encontrábamos, por lo que no deja de ser un sitio en el que hay que tener precaución.

Por eso, si decidís pasaros por aquí para observar este curioso lugar, hacedlo con cuidado e intentando afectar al lugar lo mínimo posible. Sobre todo, tenedlo en cuenta si vais con niños, ya que, como pudimos ver, en un lugar así se emocionan y no son conscientes de que hay zonas peligrosas o de que pueden dañar un edificio que poco a poco, si no se retoma el proyecto, acabará en mal estado.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.