Ruta por la Marjal dels Moros, Valencia

por Eva
Atardecer en la Marjal dels Moros

Encontrar un reducto de naturaleza cerca de la ciudad a veces es tarea imposible. Por suerte, cerca de Valencia hay varios puntos, y uno de ellos es la Marjal dels Moros, un bonito humedal donde se pueden divisar diferentes especies de aves, algunas de ellas en peligro de extinción. En este artículo, te explico cómo recorrerlo y te doy algunos consejos.

 

1. Historia de la Marjal dels Moros

La Marjal dels Moros se localiza entre Puçol y Sagunto, por lo que está a unos 26 km de Valencia ciudad. Aunque de por sí puede parecer un humedal bastante grande, la realidad es que está muy reducido respecto a su tamaño original. Hace siglos, este original llegaba desde la Albufera de Valencia hasta Canet del Berenguer, lo que suponían más de 50 km.

No obstante, con la llegada de los arrozales, su terreno se redujo considerablemente. Y, más tarde, la construcción de apartamentos en primera línea de playa y el desarrollo de la industria de la zona terminaron de reducir este espacio.

Por suerte, en 1996 se declararon 300 hectáreas como ZEPA, Zona de Especial Protección para las Aves, lo que ha conseguido que este valioso marjal no termine de desaparecer del todo. Resulta curioso como un punto de naturaleza tan ‘salvaje’ está pegado a un polígono industrial prácticamente desierto.

 

2. Recorrido por la Marjal dels Moros

El mejor punto para comenzar una ruta por la Marjal dels Moros es la Playa de Puçol. Aquí te enlazo el lugar que puedes poner en Google Maps para dejar el coche. Desde ahí, verás como sale un estrecho camino de tierra hacia el inicio de la ruta.

Comenzando la ruta por donde te he indicado, pronto llegarás a la zona más espectacular y fotografiable del humedal: una pasarela de madera que transcurre por encima del agua y deja un bonito paisaje (además, es una zona espectacular para ver el atardecer). Es entre el punto 3 y 5 del plano.

A lo largo del camino te encontrarás con miradores de madera. Te recomiendo que subas a ellos, ya que desde arriba es desde donde apreciarás bien el tamaño del humedal y podrás divisar algunas de las aves que viven en él, como los flamencos. Si tienes prismáticos o una cámara con un buen zoom, traétela contigo.

Desde hace bastante tiempo pone que la ruta está en obras, pero están paradas, la ruta se puede hacer, teniendo en cuenta que el camino no está completamente cuidado y que posiblemente en alguna zona te toque retroceder sobre tus pasos. Nosotros, que la empezamos por otro sitio, nos encontramos con un camino cerrado por una valla, y en otro nos tocó fijarnos bien de por dónde seguía ya que había otra.

Por ejemplo, aproximadamente por la altura del número 10 nos encontramos con una verja que cerraba el camino. Nos desviamos por un puentecito de madera pero si sigues recto te alejas del camino principal. A la derecha de este puente pequeño es por donde continúa el camino oficial.

Además, una parte del camino estaba inundado por las lluvias. Con esto quiero decir que no es una ruta que esté a día de hoy perfectamente acondicionada, pero es un lugar que merece la pena conocer, y si vas con tiempo suficiente y orientándote bien, no tiene por qué pasar nada. A lo largo del camino hay algunos planos y señales que te indican el sentido de la ruta (aunque algunos están cubiertos por las hierbas).

 

3. Consejos para hacer la ruta

La ruta circular tiene en total unos 5 km y es todo llano, por lo que apenas tiene dificultad. No obstante, es importante ir con tiempo suficiente por si acaso nos desorientamos en algún momento o nos entretenemos en alguno de los miradores.

En verano, es recomendable ir a primera hora de la mañana o última de la tarde, ya que el sol aquí pega muy fuerte, eso sumado a la altísima humedad que hay. Asimismo, os recomiendo encarecidamente que llevéis repelente de mosquitos, ya que como podéis suponer está lleno de ellos y no dudarán en picarte. También es importante llevar un calzado cómodo, la mayoría del camino es de tierra o por las piedras grandes de la playa.

Pese a ser una zona con un altísimo valor medioambiental y estar protegida, vimos basura en algunos puntos. Por favor, no dejes ningún tipo de residuo en la zona, todo lo que traigas (botellas de agua, comida, etc.) llévatelo contigo de vuelta. Asimismo, respeta a la fauna y flora que puedas encontrarte por el camino (conejos, aves…), recuerda que eres tú el que está visitando su casa. Si permaneces en silencio o sin levantar mucho la voz, seguro que te encuentras a más animales.

 

Artículos relacionados

2 comentarios

Sheila 07/07/2020 - 9:45 pm

Me ha encantado esta entrada!!! Esta ruta la voy a hacer este sabado por la tarde, espero que esté así de vacía como cuando fuiste tu.
A ver si veo algún flamenco, aunque con la suerte que tengo…🙄🙄🙄
Gracias por los consejos.

Responder
Eva 08/07/2020 - 9:34 am

¡Me alegro mucho de que te haya gustado! Nosotros fuimos domingo por la tarde y apenas nos cruzamos a gente. ¡Espero que la disfrutes mucho!

¡Un saludo!
Eva

Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.