Qué ver en El Matarraña: ruta de 3 días por la comarca turolense

por Eva

El Matarraña es una comarca de Teruel en la que nos encontramos con preciosos pueblos medievales y diferentes atractivos naturales. Se trata de una zona perfecta para hacer una escapada rural y desconectar del día a día. En este artículo, te detallo el itinerario de 3 días que nosotros hicimos.

Día 1. Llegamos al Matarraña

Nosotros llegamos a mediodía a Valjunquera, el pueblo donde teníamos nuestra casa rural. Este pueblo no suele entrar dentro del recorrido turístico, por lo que no esperábamos mucho de él. Sin embargo, nos sorprendió, ya que nos pareció realmente bonito (y en pleno puente de Octubre, éramos los únicos que recorríamos sus calles).

Tras comer en el Bar Piscinas de Valjunquera (muy recomendable) y acomodarnos en la casa (es esta que alquilamos a través de Airbnb), fuimos a conocer Valderrobres. Valderrobres es uno de los pueblos más famosos de la comarca del Matarraña, y no es de extrañar. Su espectacular casco histórico te da la bienvenida con un puente medieval que bien podría aparecer en una serie estilo Juego de Tronos. Después de ver Valderrobres, dimos una vuelta por Cretas, otro pueblo de la comarca más pequeño y tranquilo.

Reflejo en el río del casco antiguo de Valderrobres, Teruel.

Día 2. Los pueblos del Matarraña

El primer día completo en el Matarraña estuvimos haciendo una ruta por algunos de sus pueblos más destacados. Comenzamos por La Fresneda, donde por 1.5€ visitamos su cárcel (el ticket se coge en la oficina de turismo, que está al lado). Lo cierto es que en la comarca se puede hacer toda una ruta de cárceles que datan de los s. XVI a XVIII, ya que en la mayoría de los pueblos están preparadas para la visita, y en algunos el acceso es libre. En la web de Matarraña Turismo tenéis los horarios e información.

Tras conocer La Fresneda, nuestra siguiente parada fue Rafales. Este pueblo es más pequeño pero, como pasa en la mayoría de las poblaciones de la comarca, tiene algunos rincones con mucho encanto e historia. Paramos a comer en Valderrobres y seguimos con Beceite, otro de los pueblos más concurridos. Después, continuamos con Peñarroya de Tastavins y terminamos con Calaceite. Justo antes del atardecer, nos dimos un paseo por la Antigua Estación de Tren de Valjunquera, por donde pasa una Vía Verde.

Casco antiguo de Peñarroya de Tastavins, Teruel.

Día 3. Naturaleza e historia

Ese día queríamos hacer una ruta de senderismo. Nuestra primera opción era El Parrizal, en la zona de Beceite. No obstante, no pudimos hacerla, ya que para aparcar hay que hacer una reserva que cuesta 10€ por coche, y para los días que nosotros fuimos ya no quedaban plazas. Así que, si tenéis pensado ir y hacer la ruta, os recomiendo que hagáis la reserva lo antes posible a través de la web oficial de Beceite.

Como alternativa, nosotros hicimos la Ruta de los túmulos funerarios del Matarraña. Es una ruta cortita, de 5.6 km ida y vuelta (es lineal) que se ubica entre Cretas y Calaceite. Es prácticamente plana y una parte está adecuada para personas con movilidad reducida.

El atractivo de esta ruta es que se pueden varios túmulos funerarios, monumentos funerarios de los íberos que fueron creados entre los s. VII y VI a.C. y dónde guardaban las cenizas y algunos recuerdos de la persona fallecida. Asimismo, si la haces por completo se llega hasta unos petroglifos que podrían ser de la misma época.

Comimos en Cretas (En el Bar Centro Cultural, nos gustó bastante) y fuimos a La Pesquera. La Pesquera es un paraje natural con diversos tollos que hacen que sea una zona popular para darse un baño en verano. Durante buena parte del año, los parkings que hay habilitados cerca de los tollos son gratuitos, pero en verano son de pago. Aparte de ir en coche, está la posibilidad de ir andando desde Beceite, son 3 km. No obstante, no es una ruta que recomendaríamos, ya que es una pista asfaltada con bastantes cuestas y por la que pasan los coches, y entre tollo y tollo hay también bastante distancia (5 km en total, solo ida).

Luego nos decidimos a visitar una de las pinturas rupestres que aparecían marcadas en el mapa de la comarca que nos habían facilitado en la Oficina de Turismo de Varderrobres. Nos decantamos por la de Les Caigudes del Salbime porque apenas había que caminar 600 m (cuesta arriba) desde la carretera. Cuál fue nuestra sorpresa al llegar cuando vimos que las pinturas son prácticamente imperceptibles, por lo que no nos mereció la pena. Además, por la carretera no están demasiado bien indicadas y no hay espacio cercano para aparcar. Para terminar el día, dimos un paseo por Torre del Compte.

Día de vuelta

Al día siguiente recogimos nuestras cosas y comenzamos el viaje de vuelta. Lo hicimos un poco más largo para hacer una parada en el Delta del Ebro, en Tarragona, y así conocer varios puntos de este curioso lugar, como la desembocadura del río Ebro o la playa del Trabucador.

Espero que este artículo os resulte útil para organizar vuestra escapada a la comarca del Matarraña. A continuación os dejo algunos enlaces de reservas que os pueden venir bien. Son enlaces de afiliado, por lo que usándolos encontraréis los mismos precios que si entráis directamente a las plataformas, pero estaréis colaborando con el blog:

Hoteles y casas rurales en El Matarraña a través de Booking
Actividades, visitas guiadas y entradas en Teruel con Civitatis

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.